CRISIS

El CEO de JP Morgan advierte por una "triple amenaza" que impactará en la economía mundial, ¿de qué se trata?

El banco estadounidense anunció que redujeron sus beneficios en el primer semestre de 2022 en comparación con la primera mitad del año pasado.

El director ejecutivo de JPMorgan Chase & Co, Jamie Dimon, informó una baja del 28% por debajo de lo esperado en las ganancias trimestrales y expresó su preocupación por las tres amenazas que atentan contra el futuro de la economía mundial: la guerra en Ucrania, la inflación global y la agresiva política monetaria de la Reserva Federal.

"Estamos ante una tormenta con resultado incierto para el futuro de la economía", sostuvo el CEO y agregó: "Los riesgos están más cerca que nunca. Los resultados varían de un aterrizaje suave a uno extremadamente difícil".

El banco más grande de Estados Unidos obtuvo un beneficio de 16.931 millones de dólares en el primer semestre de 2022, un 35,49 % menos que en el mismo periodo del año pasado, seguido por el banco de inversión Morgan Stanley, que registró una baja de 19,26 % en sus beneficios de la primera mitad del año.

Dimon advierte que el destino de la economía dependerá en gran medida de la rapidez con la que la Reserva Federal suba los tipos de interés, que se "comen" los ingresos de las empresas, para combatir la creciente inflación.

Alerta: el pronóstico de JP Morgan sobre el riesgo de hiperinflación argentina

J.P. Morgan ofrece empleo: qué trabajadores busca y cómo aplicar

LA ECONOMÍA MUNDIAL EN RIESGO

Dentro de sus preocupaciones, Dimon señaló que la economía está "distorsionada" por la inflación, así como la Fed, que está empezando a deshacer su cartera de bonos. "Eso es algo para lo que el mercado no está preparado", aseguró. Además, anunció que el banco suspendería la recompra de acciones para apuntalar el efectivo durante la incertidumbre.

Dimon dijo que también está preocupado por el conflicto en Ucrania y el impacto que tendrá en los precios del petróleo, y predijo una suba de precios del crudo.

Sin embargo, no se animó a predecir una recesión durante el próximo año. Hay muchos factores que podrían generar una subida de los tipos de interés, que tienden a frenar el crecimiento económico al encarecer los préstamos, y de si la guerra en Ucrania se intensifica.

NO TODO ESTÁ PERDIDO

A pesar del actual panorama, se mostró un poco optimista al afirmar que los consumidores están en "mucha mejor forma" que antes de la Gran Recesión, con menos deudas, empleos "abundantes" y más ingresos, y que ya están gastando menos para protegerse de una recesión.

En su intervención en una reunión de analistas a finales de mayo, Dimon dijo que había "grandes nubes de tormenta" en el horizonte para la economía, pero expresó su esperanza de que puedan "disiparse".

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios