Arde la maquinita

Más emisión: el BCRA volvió a girarle pesos al Tesoro y le suma combustible a la inflación

Le transfirió otros $ 108.000 millones, que se suman a los $ 124.000 millones que le había transferido siete días antes

El Gobierno parece haberse relajado después de asegurar la meta monetaria y desde entonces la maquinita no se detiene. Tras la maniobra contable con los DEG para cancelar Adelantos Transitorios por $ 322.449 millones a fin de mayo, lo que le permitirá no incumplir el target de financiamiento acordado con el FMI, el Banco Central le dio rienda suelta a la emisión de pesos para financiar al Tesoro.

El BCRA intervino con más compras de bonos pero sigue el derrumbe y trepó el riesgo país

El viernes, en medio de la escalada de la tensión financiera que provocó el retiro masivo de pesos de bonos y fondos CER, la entidad que preside Miguel Pesce le giró a Martín Guzmán unos $ 108.000 millones. 

Dicho envío se suma a los $ 124.000 millones que le había transferido siete días antes. De esta manera, acumula en la primera quincena de junio transferencias por $ 232.000 millones, el registro mensual más elevado del año.

Las transferencias acumuladas en el año, por su parte, ascienden a más de $ 290.000 millones. Dicha cifra, precisó el economista de Ecolatina Bruno Bonfanti, representa un 0,4% del PBI, aunque agrega que sin la mencionada maniobra contable, los envíos ascenderían a $ 612.500 millones, que equivalen a "casi 0,8% del PIB implícito en el acuerdo y más de un 75% de lo pautado inicialmente con el Fondo".

Bonfanti agrega otro factor que permitirá cumplir la meta monetaria anual. "Si bien el límite al financiamiento monetaria acordado con el FMI seguirá siendo un 1% del PBI, la asistencia monetaria podría expandirse hasta el 1,8% del PBI en 2022 en caso de que el Gobierno decida utilizar el remanente de los DEG (más de u$s 1700 millones) para volver a reducir el stock de Adelantos Transitorios", subrayó.

El cumplimiento de la meta monetaria del segundo trimestre puede parecer asegurado. Pero este nuevo envío no deja de sumar incertidumbre ya que agrega combustión a la inflación en un contexto en el que los economistas ya venían ajustando al alza sus pronósticos respecto del avance de precios.

El dato, incluso, se conoce apenas horas después de que el Indec informara que la inflación de mayo se situó en 5,1% y que el avance de precios acumulado de los últimos 12 meses superó el 60%. Hacia adelante, cabe recordar, el último Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM) publicado por el BCRA fijó un piso mensual de inflación de 4% al menos hasta octubre.

Respeto del potencial impacto de esta aceleración de la emisión monetaria, Joaquín Pastor, economista de la consultora P&L advisors, advirtió: "Nuestra larga historia de monetización del déficit fiscal no deja mucho espacio para dudas: va a alimentar a la inflación". Y en ese sentido, agregó que no solo "va a impactar en la inflación de forma directa por financiar más gasto del Gobierno", sino que también lo hará de manera indirecta por el canal de las expectativas.

Pero el economista también hace hincapié en que además de esa expansión de la base monetaria para asistir directamente al Tesoro, "vamos a empezar a ver en las estadísticas el efecto monetario de las compras de títulos del Tesoro en el mercado secundario por parte del BCRA". Todo ese combo, subrayó, ya se reflejó en la disparada del precio del dólar MEP y el contado con liquidación.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.