FINANZAS PERSONALES

Las 3 claves de los gurús para que los ahorros crezcan de forma exponencial

Siempre que haya ahorros disponibles, vale la pena invertirlos: no importa si uno es nuevo en el mundo de las inversiones, o si ya es experimentado, estas estrategias ayudarán a obtener enormes ganancias.

Manejar las finanzas personales puede ser muy confuso y hasta dar miedo, y los conocimientos necesarios para hacerlo con éxito no suelen adquirirse rápida o fácilmente. No es raro caer en inversiones que no funcionan y perder todo el dinero invertido.

En primer lugar, es clave conocer la diferencia entre ahorro e inversión: al ahorrar, uno está guardando el dinero para disponer de él en el futuro, pero al invertir, además, se busca obtener un rendimiento de ese dinero que se ha ahorrado, es decir, la inversión es un paso más allá del ahorro. Primero se ahorra y después se puede decidir si se quiere invertir y así obtener rendimientos del ahorro.

¿Audaz o conservador? ¿De corto o de largo? Cómo saber qué clase de inversor soy en pocos pasos

ALGUNOS TIPS GENERALES DE AHORRO

  1. Un buen paso para empezar a organizarse es armar un presupuesto mensual en donde se pronostique que tanto dinero se gastará, y en qué. Es fundamental la organización y la creación de una estrategia que permita administrar bien el dinero.
  2. El orden de las finanzas personales volverá cuando uno realmente pueda tomar la decisión de vivir dentro de sus posibilidades económicas y no excederse, para así poder organizar los gastos e ingresos y devolver el balance a la situación económica.
  3. Muchos siguen la regla 50/30/20 para ordenar sus finanzas: 50% de los ingresos irán a los gastos fijos, 30% irán a gastos variables y 20% serán destinados al ahorro. Usar esta fórmula para armar el presupuesto mensual es una buena forma de organizarse.
  4. Antes de tomar cualquier clase de decisión, se debe evaluar la situación financiera: el patrimonio neto (activos menos deuda) y el flujo de dinero (ingresos frente a gastos). Es una buena idea escribir y tomar nota de todo esto para poder organizarse.
  5. Si no es contractual o necesario para vivir: eliminalo. Los pagos de alquiler, préstamos y tarjetas de crédito, por ejemplo, son todos contractuales y existe una obligación de pagarlos, la comida es necesaria y tampoco puede obviarse. Pero cosas como salir a comer, ir a bares, comprar ropa que no necesitas, son algunos ejemplos de áreas en donde se pueden hacer recortes en los gastos para no exceder los límites y contener la situación.
  6. Siempre es recomendable usar efectivo, tarjetas de débito o apps como Mercadopago o cualquier otra billetera virtual que quite el monto de la cuenta al momento de pago. Las tarjetas de crédito son una fuente de deudas, pues uno puede pagar muchas cosas sin darse cuenta que está excediendo su presupuesto y luego, cuando llega fin de mes, no tiene dinero suficiente para cubrir esos gastos.
  7. Analizar: ¿qué consumo diario está perjudicando? Por ejemplo, el uso de un auto puede ser una gran fuente de gastos entre la nafta, la patente, la cochera, etc. Una idea para reducir estos gatos podría ser usar menos veces al mes el auto, reduciendo así el monto para la nafta que necesitarás. También, en lo posible, estacionar en la calle para no tener que pagar estacionamiento o el uso de una cochera. La idea es buscar esos consumos diarios que te perjudican e ingeniartelas para reducir, aunque sea un poco, esos gastos.
  8. Generar ingresos extras: más fácil decirlo que hacerlo, pero no imposible. Hoy en día existen muchas páginas web o cuentas en redes que buscan trabajadores independientes (freelance). Por ejemplo, la página de Upwork (www.upwork.com) es un sitio donde uno puede definir su área de interés y sus habilidades y postularse para trabajos independientes alrededor del mundo, ¡incluso a veces pagan en dólares!

INVERTIR: TRES ESTRATEGIAS PARA QUE TU DINERO CREZCA EXPONENCIALMENTE

Estas tres estrategias ayudarán a potenciar el ahorro y sacar el mayor provecho de las inversiones, para poder generar más dinero con el dinero que uno ya tiene guardado.

1. EMPEZAR LO ANTES POSIBLE

Cuando se trata de aumentar la riqueza y potenciar los ahorros, el arma más importante del arsenal y la mayor clave del éxito es el tiempo: cuantos más años se dedique a invertir, más probable es ver un mayor crecimiento.

Por ejemplo, suponiendo que uno puede ahorrar u$s 500 al mes en una cuenta de inversión que ofrece un rendimiento anual promedio del 8%, que está un poco por debajo del promedio del mercado de valores, si esa persona invierte durante un período de 20 años, terminará con alrededor de u$s 275,000, lo que representa una ganancia de u$s 155,000.

En cambio, si logra invertir u$s 500 al mes durante un período de 30 años, terminará con u$s 680,000: eso es una ganancia de u$s 500,000. Si invierte u$s 500 al mes durante un período de 40 años, aumentará su saldo a u$s 1,55 millones: una ganancia de más de u$s 1.3 millones para disfrutar. Entonces, se evidencia que cuanto más tiempo uno este invirtiendo, mayor será la ganancia.

Cambio en Ganancias: 5 inversiones para poner los ahorros y que rindan

2. LA DIVERSIDAD ES CLAVE

Invertir en diferentes tipos de activos es otro paso importante en el camino hacia el crecimiento de la riqueza y potenciar los ahorros: muchas personas que invierten se adhieren sólo al mercado de valores y, aunque no es una mala apuesta, no estaría de más expandir los horizontes.

Además de las acciones, es posible que desee invertir, por ejemplo, parte de su dinero en criptomonedas, un mercado que ha visto un gran crecimiento en los últimos años. Aunque las monedas digitales conllevan un riesgo, también pueden ofrecer recompensas sustanciales y aumentar exponencialmente las ganancias.

Los ETF de criptomonedas se triplican a medida que los inversores están dispuestos a asumir más riesgos 

Otra opción podría ser diversificar ingresando en el sector inmobiliario: lo cual podría significar comprar propiedades físicas o agregar REIT (abreviatura de fideicomisos de inversión inmobiliaria) al portfolio de inversiones.

También, es importante diversificar en el ámbito de las acciones. Es clave acumular acciones de una variedad de segmentos de mercado en lugar de concentrarse en un solo sector, como tecnología o energía.

3. INVERTIR EN TU FUTURO

Vale la pena, por ejemplo, invertir en seguros de retiro. En los seguros de retiro, los fondos acumulados son inembargables. Además, los aportes están exentos de Bienes Personales y son deducibles de la base imponible del Impuesto a las Ganancias, que se suma a lo que puede deducirse en concepto de Seguro de Vida.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios