La liquidez pandémica llevó a duplicar el financiamiento en el mercado de capitales

Sin acceso a fondeo internacional y en medio de la inyección de pesos para asistir a la economía, el financiamiento en el mercado local superó $ 600 millones. Gran emisión de ON y descuento de cheques

A pesar de la parálisis que significó para toda la economía la cuarentena de 2020, una de sus consecuencias fue el impulso para el mercado de deuda local. Según la Comisión Nacional de Valores (CNV) el año pasado el financiamiento de las empresas superó los $ 600 millones, casi el doble de lo que se había registrado en 2019.

El organismo regulador detalló que durante los últimos doce meses el financiamiento total fue de $ 619.343 millones y los instrumentos favoritos fueron las obligaciones negociables y los cheques de pagos diferidos.

El 65% de lo colocado en 2020 se realizó en obligaciones negociables y el volumen operado tuvo un notable crecimiento: un 137% respecto del año anterior. En segundo lugar, por los de los cheques de pagos diferidos que captaron el 25% del financiamiento corporativo: su volumen creció un 67% desde 2019. Tuvo un especial impulso el uso del echeq, sobre todo en los meses de Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio ( ASPO): el 44% de los cheques de pago diferido se negoció en esta versión electrónica en 2020.

Por último, los fideicomisos financieros alcanzaron el 6,5% del total operado.

En plena cuarentena, más pequeñas y medianas empresas tuvieron que endeudarse: el financiamiento pyme ascendió a $ 135.809 millones durante el 2020, un 62% más de lo que se había visto en 2019.

En casi el 80% las pequeñas y medianas empresas hicieron uso del cheque de pago diferido avalado.

Los datos surgen del informe sobre el financiamiento en el mercado de capitales que la entidad presidida por Adrián Cosentino elabora cada mes. Además, el organismo informó que en diciembre el financiamiento total ascendió a $53.857 millones, lo que representa una variación interanual positiva del 61%, y de un crecimiento del 14% respecto a noviembre.

Cosentino afirmó que los números del reporte "reflejan la estrategia proyectada por esta gestión cuando asumimos a comienzos del 2020, en relación con la promoción del financiamiento de la actividad productiva a través del mercado de capitales. Es por ello que seguiremos trabajando para lograr un mercado de capitales federal, y que tenga el foco en el financiamiento del desarrollo productivo con inclusión".

Por otro lado, el mes pasado resto de los instrumentos pymes, pagarés y las Facturas de Crédito Electrónicas (FCE), se negociaron por $ 1150 millones y $ 145 millones respectivamente, acumulando el 2% del financiamiento mensual. Los pagarés del segmento directo representaron el 58% en la negociación de este instrumento.


Tags relacionados

Compartí tus comentarios