La inversión poco conocida que tiene buen rendimiento y no paga el impuesto a las Ganancias

Los aportes a SGR son de las pocas inversiones que permiten descontar el total de Ganancias y vienen rindiendo más del 40% en los últimos años. No obstante, el monto a invertir es alto y hay que dejarlo por dos años.

En esta noticia

En medio de tanta presión impositiva, los aportes a las Sociedades de Garantía Recíproca (SGR) emergen como una opción interesante. Este instrumento permite, por un lado, mejorar las condiciones de acceso al crédito, y por el otro, constituye una oportunidad de inversión que tiene como ventaja el hecho de que se puede desgravar completamente del impuesto a las Ganancias.

Impuesto a las Ganancias: cuánto se puede deducir al año por cada concepto y cómo puede pagar menos

Ganancias y Bienes Personales: 6 cosas que hay que saber sí o sí antes de pagar impuestos

Efectivamente, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) da el visto bueno para dejar de pagar el gravamen en cuestión en este caso: se puede deducir hasta el 100% del impuesto por los aportes que se realicen a una SGR.

IMPUESTO A LAS GANANCIAS: QUÉ SON LAS SGR

Con el objetivo de agilizar el acceso a préstamos a las micro y pequeñas y medianas empresas, estas sociedades comerciales otorgan garantías. Es una figura que se creó en 1995 y el respaldo que ofrecen es a través de un Fondo de Riesgo que se forma con los aportes que realizan los socios.

Estos avales permiten a las pymes acercarse al mercado de capitales para descontar sus cheques en la bolsa, así como también para mejorar las condiciones de financiamiento bancario. Aunque avalan distintos tipos de instrumentos, el descuento de cheques es la operación más utilizada, sobre todo en momentos de necesidad de liquidez como el actual.

Las SGR están formadas por Socios Protectores, cuyos aportes conforman un Fondo de Riesgo que permite a las SGR responder ante los acreedores en caso de que la MIPyME no pueda pagar el crédito, y Socios Partícipes, que son las MiPyMEs que reciben las garantías.

Las SGR no son bancos ni financieras. No prestan dinero sino que otorgan garantías hacia los acreedores de las pymes. El aval permite a las PyMEs obtener mejores condiciones de financiamiento, menores tasas y mayor plazo. El aval de una SGR para el descuento de cheques en la bolsa complementa la líneas de financiamiento bancario, no la sustituye.

SGR: ¿CÓMO FUNCIONAN?

Cada aporte que hace un socio contribuyente a una Sociedad de Garantía Recíproca se le deduce a la base imponible del impuesto a las ganancias. Pero para esto el aporte deberá permanecer 24 meses en el Fondo de Riesgo.

Las SGR avalan principalmente cheques de pago diferido propios o de terceros, pagarés búrsatiles, obligaciones negociables pymes, préstamos bancarios a tasa fija y variable. También operaciones de leasing, operaciones comerciales a favor de proveedores y obligaciones ante AFIP, DGI y DGA.

El interés por el descuento de cheques en el mercado de capitales avalados por una SGR se encuentra exento de IVA, por lo que históricamente este mecanismo de financiamiento tiene un costo financiero menor que las líneas comerciales de los bancos.

SGR: ¿CÓMO HAGO?

Primero debes comunicarte con alguna de las 45 Sociedades de Garantía Recíproca habilitadas y solicitar una garantía.

Debes presentar:

  • Certificado PyME vigente
  • Documentación societaria y contable de tu Sociedad y/o actividad comercial a la que te dediques

Luego de recibir la garantía de una SGR deberás presentarla ante las entidades financieras, mercado de capitales, organismos públicos y proveedores.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.