Se acortan las distancias

Dólar: la devaluación diaria se aceleró un poco, pero las tasas de futuros siguen bajando

Después de las elecciones, se descomprimió el mercado de futuros de dólar y las tasas implícitas del Rofex bajaron 1700 puntos básicos. Contrasta con el empujón que el BCRA le dio el martes al dólar oficial.

Luego de cinco meses en los que la tasa de devaluación punta a punta corrió por debajo del 1,2% mensual, en los últimos días de noviembre el crawling peg empezó a acelerar (el dólar mayorista avanzó 1,2067% en el onceavo mes del año) y la tendencia apunta a ir incrementándose en diciembre. Ya lo dijo el presidente del Banco Central (BCRA), Miguel Pesce: "Vamos a cambiar el paso devaluatorio, a medida que baje la inflación".

Paradójicamente, las tasas de dólar futuro del Rofex empezaron a menguar su ritmo, dado que venían de niveles altísimos previo a las elecciones, con un mercado que apostaba a un salto discreto del dólar. Todo indica que tal salto no va a llegar, a menos que sea forzado.

También es cierto que el BCRA va testeando al mercado, subiendo y bajando la marcha. Hasta el viernes 3 la devaluación de diciembre anualizada era de 32% y el lunes 6 cayó a 25,5 por ciento.

En este contexto, las tasas del Rofex mostraron una compresión de 1700 puntos básicos promedio desde los comicios.

"Después de las elecciones el BCRA aceleró el crawling peg desde aproximadamente el 13,5 anualizado (para los meses de junio hasta noviembre) al 25,5% en lo que va de diciembre", destacó Andrés Reschini, de F2 Soluciones Financieras.

Y respecto de la compresión en futuros, consignó: "El escenario pre elecciones era de una incertidumbre enorme y el mercado demandaba cobertura. Pero pasadas las elecciones no hubo salto y por eso las posiciones más cortas fueron las que más tasa perdieron".

Por su parte, el estratega de renta fija de Cohen Aliados Financieros, Tomás Ruiz Palacios, indicó que hay dos factores que estuvieron pesando sobre la curva de Rofex. "El primero es el renovado poder de fuego que obtuvo el BCRA tras el vencimiento de contratos de noviembre", mencionó. Y añadió: "En ese mes hubo mucha cobertura extraordinaria por las elecciones que no fue renovada".

Tras dicho vencimiento, el interés abierto de Rofex se redujo en más de u$s 1000 millones (desde u$s 6140 millones a los u$s 4934 millones actuales). "Eso explica por qué desde allí que el contrato de dólar futuro de abril cayó más del doble que el bono TV22, que tiene idéntico vencimiento", resaltó Ruiz Palacios.

Esta caída en el interés abierto le da algo de espacio al BCRA, cuya intervención en futuros, sumando Mercado Abierto Electrónico y Rofex estaba muy cerca de llegar al límite.

En cuanto al segundo factor, el especialista explicó: "Aún más importante, son los flujos. El mercado venía sobrecargado en cobertura, tanto en Rofex y bonos dólar linked. Con un Banco Central que siguió atrasando el dólar después de las elecciones y todavía lo hace en diciembre, las expectativas de mercado fueron severamente castigadas".

Así las cosas, los contratos de dólar futuro a abril se encuentran en $ 122,25. Yendo a la posición más larga, el dólar a noviembre se negocia en $ 157,20.

Mientras tanto, el Banco Central sigue manejando la depreciación del oficial a un ritmo cansino. El riesgo es la pérdida de competitividad, ya que el tipo de cambio real multilateral (ITCRM) muestra una apreciación del peso del 18,5% en 2021.

El ITRCM es un índice que elabora el Central comparando la evolución del peso con relación a otras monedas con las que comercia Argentina.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios