Mercados

En positivo: el rally de los bonos es histórico y el mercado ya visualiza las próximas resistencias para la deuda

Los bonos argentinos siguen subiendo y ya se ubican por encima de los máximos de agosto y septiembre pasado. Tienen su mayor ganancia desde que salieron a cotizar

En esta noticia

Los bonos argentinos siguen subiendo y ya se ubican por encima de los máximos de agosto y septiembre pasado.

Si bien en el acumulado del año siguen mostrando fuertes pérdidas, es notable la recuperación que se ha evidenciado en las últimas semanas.

Las ganancias en el último mes son mayores al 20% y son las subas más importantes desde que comenzaron a operar en 2020, tras el canje de deuda.

Rally del 30%: la deuda corporativa despega y señalan oportunidades

Por qué los bonos en dólares argentinos siguen subiendo y se desentienden de los fundamentals locales

Los bonos con el mejor mes desde el canje

La deuda sigue subiendo y alcanza su mayor valor desde junio. Hoy los Globales vuelven a abrir en positivo, con una suba de 1,26% en el Global 2029 y de 0,8% en el caso del Global 2030.

Los bonos del tramo medio también extienden las ganancias, subiendo 1,35% en el Global 2035 y 0,88% en el caso del Global 2038.

Finalmente, en el extremo más largo, los Globales a 2041 y 2046 muestran avances de 1,3% y 1,1% respectivamente.

Con estas ganancias, el mercado de bonos argentinos en Wall Street muestra su mayor suba mensual desde que comenzaron a operar tras el canje de deuda.

El Global 2029 sube 22,5% en noviembre, similar a la suba del Global 2030 que gana 21% y que también está teniendo su mejor mes desde que nació.

En el tramo medio, la deuda también exhibe ganancias abultadas. El Global 2035 y el Global 2038 suben 17,5% y 15,6% en noviembre y tiene también su mejor mes desde septiembre de 2020.

Por último, los Globales a 2041 también están teniendo un buen mes, con subas del 14% (similar a las ganancias de diciembre de 2021), mientras que el bono a 2046 muestra su mayor suba mensual desde que nació en septiembre de 2020, ganando 17,5 por ciento.

Con estas ganancias, los bonos reducen las pérdidas acumuladas desde que salieron a cotizar. Global 2029 muestra una baja del 45% desde que salió a cotizar.

A su vez, teniendo en cuenta el rally actual, el resto de la curva de Globales (2030, 2035, 2038, 2041 y 2046) muestra una pérdida acumulada de entre 38% y 30% desde que salieron a cotizar tras el canje de deuda.

Las subas se dan en un contexto en el que se especula con que la Reserva Federal de EE.UU. subirá menos la tasa para combatir la inflación, lo cual provocó una caída en los rendimientos de los bonos del tesoro americano y un rally en todas las curvas de bonos a nivel global.

Esto terminó siendo un viento de cola para la deuda en dólares argentina, haciendo que los Globales se desentiendan, al menos de corto plazo de los fundamentos desafiantes que muestran los números de la macro argentina.

Los analistas de Portfolio Personal Inversiones (PPI) señalan que el buen clima en emergentes tuvo una participación importante.

"Cabe destacar que, desde el IPC de octubre mejor a lo esperado en EEUU, la situación de la deuda global fue mejorando. Por ello, no sorprende ver subas de 3,6% en un Brasil 2031 o de 8% en Turquía 2031", dijeron.

Por su parte, Julio Calcagnino, Research Team Leader TSA Bursátil del Grupo Transatlántica coincide en que el factor global favoreció a la deuda.

"Una cuestión no menor es que los inversores internacionales suelen preferir bonos de legislación extranjera, con mayor liquidez offshore. De esta manera, la reciente mejora en los bonos emergentes high yield podría haber favorecido asimétricamente a los Globales, lo que impactó en los diferenciales de legislación", dijo el Research Team Leader de TSA Bursátil.

Que esperar para adelante

Dado que las subas son importantes, el mercado mira hacia adelante y ve que existen chances de ver ganancias mayores.

Sin embargo, también se reconoce que aparecen grandes desafíos en lo local, así como en lo internacional, encontrando a los u$s 30 como la próxima resistencia para los Globales.

En cuanto a la probabilidad de que la deuda pueda seguir subiendo, desde PPI señalaron que habrá que vigilar si el nuevo esquema de dólar soja y las chances de ver mayores ingresos de divisas.

"El nuevo esquema para sojeros ayudará a que ingresen al menos u$s 2000 millones en diciembre, lo cual fortalece la probabilidad de pago de los dos cupones en 2023 (u$s 2100 millones). En tanto, también será fundamental cómo continúa la dinámica inflacionaria en Estados Unidos, y por consecuencia, el tono de la Reserva Federal en su última reunión a mediados de mes", comentaron desde PPI.

Por último, agregaron también que el escenario de la deuda en pesos es un cuchillo de doble filo.

"Su debilidad benefició a los Globales por efecto sustitución, pero una crisis similar a la de junio y julio afectaría a todos los activos argentinos", advirtieron los analistas de PPI.

Hacia adelante, los analistas de Grupo IEB ven valor en la deuda soberana, aunque también advierten que los niveles actuales son elevados.

"Vemos atractivo en los bonos soberanos, ya que ofrecen cobertura a contado con liquidación y presentan paridades mucho más bajas que los instrumentos en pesos. Sin embargo, no hay que dejar de tener en cuenta que estos presentan un "techo" por encima de paridades mayores a los u$s 30", dijeron.

Finalmente, los analistas de Inviu también ven un escollo en los máximos de u$s 30 para los Globales.

"En el caso de los globales, las paridades ya se ubican por encima de los u$s 25. No parecería haber un fundamental claro para las subas, pero se ven recuperaciones desde las paridades sub u$s 20 que vimos en momentos de estrés. Como casi toda la renta fija global están en rojo en el año (y con más de un dígito) pero el camino a tratar de superar los u$s 30 podría estar dándose. Mientras tanto veremos lateralización en estos niveles", afirmaron desde Inviu.

Operatoria llamativa

Algo que llama la atención en el mercado es que, en medio del rally actual se ha dado una ampliación del spread por legislación, el cual hoy se ubica en zona de máximos desde el canje.

El spread por legislación, comprando el Global 2030 con el Bonar 2030 se ubica en 17,5%, muy próximo a los máximos de 18,5% que supo tocar recientemente.

La ampliación de spreads entre legislaciones no se suele dar en momentos en donde la deuda sube, sino que en general se da en momentos en el que los bonos caen.

Ante contextos de incertidumbre, los inversores tienden a priorizar la deuda con legislación internacional, con la intención de lograr una cobertura legal mayor.

Sin embargo, la ampliación por la legislación actual se está dando en un escenario de recuperación de la deuda, lo cual es un comportamiento poco habitual.

Hay cierto consenso de que las cuestiones cambiarias y de liquidez podrían estar ensuciando a la dinámica en los Globales.

Adrián Yarde Buller, economista jefe y estratega de Facimex Valores, sostuvo que el spread por legislación está algo por encima del promedio que vimos después de las elecciones de medio término el año pasado y en torno a máximos desde la reestructuración de la deuda.

"Desde el punto de vista fundamental, no veo que tenga demasiado sentido. Esto generalmente se da en contextos negativos donde crece la aversión al riesgo y la búsqueda de cobertura legal, y no creo que estemos en un momento particularmente complicado en ese sentido", afirmó.

En ese sentido, considera que las cuestiones cambiarias podrían estar distorsionando la actualidad de la dinámica de la deuda soberana.

"Mi impresión es que se trata de un desacople que se genera en momentos de búsqueda de cobertura cambiaria, probablemente por la diferencia de liquidez que hay entre los instrumentos por el uso del GD30 como vehículo para dolarizar carteras", sostuvo Yarde Buller.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.