Deuda en dólaresExclusivo Members

Efecto Bumerán: por qué la compra de bonos en dólares con reservas está provocando una suba del riesgo país

La pérdida de reservas en el MULC y la utilización de dólares para comprar bonos en moneda dura le está generando mayores riesgos crediticios. Qué está viendo el mercado

En esta noticia

La utilización de los dólares para comprar bonos, con la intención final de hacer bajar el riesgo país, no le está dando resultados al Gobierno.

No solo eso. Se está dando un efecto bumerán en contra de las intenciones originales del ministro de Economía Sergio Massa.

La pérdida de reservas en el MULC y la utilización de dólares para comprar bonos en moneda dura le está generando una suba del riesgo país.

Sin freno: el BCRA no logra comprar reservas y el rojo ya superó los u$s 400 millones en el mes

ON en dólares en auge: las energías renovables captan millones y superan expectativas

Pérdida de reservas

La dinámica en las reservas es muy negativa. 

En los últimos 20 días, el BCRA perdió u$s 907 millones, a la vez que tuvo una perdida promedio diaria de más de u$s 50 millones en las primeras 8 ruedas del mes, siendo esta la peor dinámica en 20 años.

El BCRA pierde reservas en el MULC, a la vez que también usa dólares para comprar bonos en dólares.

El anuncio del programa de recompra de bonos en dólares por u$s 1000 millones tenía como finalidad hacer bajar el riesgo país.

Sin embargo, la utilización de las reservas para comprar bonos en dólares le está representado un bumerán al Gobierno.

El mercado ve que se usan dólares, por lo tanto, caen las reservas y es vista por el mercado como una señal de debilidad en cuanto a que el Gobierno tiene menos recursos para hacer frente a los compromisos de deuda futura.

Esto eleva los riesgos sobre la deuda, y, por lo tanto, sube el riesgo país.

Por lo tanto, si bien el Gobierno quería comprar bonos con dólares propios para hacer bajar el riesgo país, tal estrategia le está representando una mala pasada ya que le quita recursos (dólares) al BCRA para hacer frente a los compromisos de deuda futuros y genera una expectativa de mayores riesgos de default.

Afectados por el contexto global, la deuda argentina opera con bajas en las últimas semanas. Todos los tramos de la curva muestran un retroceso de entre 8% y 10% desde sus máximos recientes, acompañando también la mala dinámica de la deuda global.

Los bonos argentinos caen entre 7,5% y 10,3% en lo que va de febrero, mientras que la deuda emergente pierde 4,3% en el mismo periodo.

Existe un escenario de mayor riesgo a nivel global para la deuda emergente, y los bonos argentinos no pueden evitar tal contexto, por lo que también operan a la baja.

La deuda local cae más que emergente a causa de que es un mercado con mayor riesgo y mayor volatilidad.

En un call de mercados con fondos globales la semana pasada, organizado por un fondo común de inversión local se remarcaba que la estrategia no estaba resultando tal como esperaba el mercado.

El portfolio manager de un fondo global de mercados emergentes de alto rendimiento no veía con agrado la utilización de reservas para las compras de bonos en dólares.

"Comprar bonos soberanos después de un rally del 80% y de una suba del 10% en emergentes en cuestión de semanas, sin contar con dólares para el correcto funcionamiento de la economía, no lucía ni luce conveniente. La utilización de dólares escasos para la compra de bonos no debería hacer bajar el EMBI (riesgo país), y no lo está haciendo. Todo lo contrario. Serán menos dólares disponibles y eso llevará al EMBI país al alza", advirtió.

Con una visión similar, Federico a Broggi, sales trader de Grupo IEB, detalló que la baja de los bonos tiene como explicación tanto cuestiones locales como globales.

"La caída de los bonos argentinos acompañó caídas de la deuda emergente y otros países de similar riesgo argentino como ecuador cuyos bonos sufrieron un sell off también. De todas maneras, asignamos que el movimiento a la baja de los bonos también se vio influido por el contexto interno, pérdidas de reservas, un Massa que dice que no será candidato este año, la inflación que se acelera y el poder de fuego de la recompra que se va agotando", señaló.

Alejamiento de las Metas

Debido a la perdida de reservas, el BCRA estaría en línea para poder solicitarle un waiver al FMI o una recalibración de las metas.

Esto mismo es otro de los factores que estuvo haciendo caer el precio de los bonos y subir el riesgo país. 

El problema de fondos sigue siendo la mala dinámica que muestra las reservas del BCRA, las cuales se pierden por el MULC y por la compra de bonos en dólares.

Juan Manuel Franco, economista jefe de Grupo SBS, detalló que la mirada está en las reservas netas, con la dinámica del BCRA en el MULC apuntando a ventas acumuladas por u$s 844 millones en las últimas 18 ruedas.

"Esto, junto a los dólares empleados en la recompra de deuda deja más lejos a la meta de reservas del primer trimestre de 2023. Por ello, según la prensa local, el equipo económico estaría negociando una recalibración de metas con el FMI, a la vez que se podría implementar un nuevo "dólar soja", dijo.

En cuanto al futuro de la deuda, Franco remarca que, si bien se mantiene constructivos al mediano plazo en Globales, destaca que el rally de los últimos meses invita a tener cautela de corto plazo.

Hay cierto consenso de que los precios de los bonos en estos niveles reflejan mejor los fundamentals de Argentina y que, por lo tanto, la deuda debería operar dentro de un rango de entre u$s 30 y u$s 36.

En ese sentido, los analistas comienzan a ver a los bonos en estos valores como caros, pudiendo generarse mayores debilidades hacia adelante.

En cuanto al precio de los bonos, para Mauro Mazza, research de Bull Market Brokers, detalló que los mismos se encuentran en niveles caros.

"Los bonos hoy están inflados por el Gobierno, sino estuvieran comprando estaríamos en paridades de 30%", advirtió.

A su vez, en relación a la utilización de reservas para comprar bonos, Mazza advierte la debilidad sobre el futuro de los bonos que esto puede generar.

Mazza remarcó que si bien el vínculo entre reservas netas y paridades de los bonos es muy estrecho., es mucho más fuerte con el riesgo país.

"El BCRA perderá reservas por MULC hasta mayo cuando esperemos entre con el dólar soja 3 un volumen importante, las reservas seguirán cayendo. De todas formas, estamos esperando un REPO que anuncien a más tardar en marzo. Será para cumplir metas con el FMI", comentó.

Temas relacionados
Más noticias de riesgo país

Las más leídas de Finanzas y Mercados

Destacadas de hoy

Cotizaciones

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.