Finanzas personales

Dólar, plazo fijo o consumo: en qué conviene invertir los pesos que sobran cada mes

Existen diferentes tipos de ahorristas, y distintos tipos de inversiones para cada uno de ellos. Desde los tradicionales hasta los más arriesgados, pasando por los clásicos, los acopiadores y los aprovechadores de oportunidades, encuentran en el mercado argentino una alternativa para no perder poder adquisitivo.

La inflación viene erosionando el poder adquisitivo de los argentinos todos los meses. Con un incremento de precios mayor al 3,5% mensual y una suba proyectada superior al 48% para este año, cada vez resulta menos conveniente quedarse con los pesos que sobran en la billetera o en la caja de ahorro.

Ante este panorama, los ahorristas pueden optar por diferentes opciones de inversión y consumo para hacer rendir sus pesos extra. 

Hay algunas alternativas que históricamente son muy demandadas por los argentinos pero que últimamente no vienen siendo tan rendidoras como apostar al dólar o invertir en el clásico plazo fijo. Por la poca movilidad del tipo de cambio y las bajas tasas de interés que incluso terminan siendo negativas en términos reales, otras opciones se vuelven más interesantes. 

En junio el remanente que quede después de pagar los gastos, para algunos afortunados, puede ser incluso mayor, dado que se paga el medio aguinaldo. ¿Entonces dónde conviene poner los pesos?

el clásico: Dólar

La moneda norteamericana es históricamente una de las opciones preferidas por los argentinos a la hora de ahorrar, protegerse del avance de la inflación y de una posible devaluación. Sin embargo, actualmente no resulta una opción tan rendidora porque el tipo de cambio no está teniendo grandes movimientos.

La opción oficial para adquirirlo es a través del dólar "solidario", que se calcula con la cotización que ofrecen los bancos más el 30% de Impuesto País y el 35% de anticipo en Bienes Personas o Ganancias, que se reintegra al año siguiente. En total, se abona la cotización oficial más el 65% de impuestos.

El también denominado dólar ahorro hoy cotiza por encima de los valores alternativos de la divisa y además, es poco accesible, dado que muchas personas se quedaron sin la posibilidad de comprarlos tras el endurecimiento del cepo determinado por el Gobierno el año pasado. 

La compra del billete estadounidense por parte de personas en la ventanilla de los bancos viene cayendo mes a mes y en abril sólo 46 millones lo adquirieron frente los 4.000 millones que lo hicieron en agosto pasado, cuando llegó a niveles máximos.

Ante este escenario, algunos ahorristas recurren al blue, por fuera del mercado legal, o a los dólares financieros, como el caso del MEP. La adquisición del dólar MEP es una operación completamente legal, que se realiza a través de la compra y venta de un bono, para lo cual sólo es necesario poseer una cuenta comitente.

Lea más: Cómo saltarse el cepo y comprar dólares más baratos a través de la Bolsa, rápido y online

El tradicional: plazo fijo

El plazo fijo hace ya varios meses que pierde contra la inflación, situación que históricamente se repite, por lo cual no es recomendable. Este fenómeno ya se esta observando al analizar los comportamientos de los ahorristas dado que en lo que va de junio los plazos fijos del sector privado crecieron apenas 1,8 por ciento. 

Sin embargo,  en el mercado hay una alternativa que sirve un poco más para enfrentar la aceleración de los precios: el plazo fijo UVA. Este instrumento ajusta el interés en base a la inflación y ofrece un rendimiento extra, con una tasa que suele ser de entre 0,1% y 0,2% anual.

Lea más: Paso a paso cómo sacar un plazo fijo UVA y ganarle a la inflación 

Dentro de este instrumento, la modalidad precancelable es considerada aún más conveniente. Esta modalidad ofrece la posibilidad de poder cancelarlo a partir de los 30 días y brinda una tasa extra mayor, que suele ser del 1% anual.

El acopiador: adelantar consumo

En los últimos años vino ganando terreno en la Argentina, el ahorrista acopiador de la mano de la alta inflación y las promociones de los supermercados. 

Frente a una inflación superior al 3,5% mensual, los argentinos optan por adelantar consumos de todo tipo, sobre todo los masivos o de primera necesidad, porque saben que tarde o temprano tendrán que hacer ese desembolso y mejor hacerlo cuanto antes si se le quiere ganar la carrera a los precios.  

Tal es así que las promociones de los supermercados de los fines de semana que arrancaron siendo coyunturales, hoy son permanentes y muchos argentinos eligen esos días para comprar más de dos productos sin fecha de vencimiento próxima y guardarlos para los siguientes meses. 

Incluso, algunos optan por ir a los mayoristas o tiendas de descuento para adquirir alimentos no perecederos porque la diferencia de precios puede llegar hasta el 41%, de acuerdo a los últimos datos de la consultora Focus Market que dirige Damián Di Pace. 

El oportunista: acciones de empresas argentinas

Invertir en renta variable argentina no es apto para cardiacos por las subas y bajas que pueden a llegar a tener las acciones en un lapso corto de tiempo. 

Sin embargo, en las últimas semanas, los activos argentinos vienen siendo protagonistas de un rally alcista que las vuelve a posicionar como objeto de interés.  

En 2020 las acciones argentinas tuvieron un pobre desempeño y actualmente cotizan a precios muy bajos por lo que se abren buenas opciones de inversión, de acuerdo a los analistas. 

Los oportunistas: soja o petróleo

Las precios de las materias primas están atravesando un ciclo alcista que deriva en que productos como el petróleo o la soja se sitúen en valores récord. Para aprovechar los incrementos de los commodities, existen diversas alternativas. 

Soja: el valor de la oleaginosa se sitúa por encima de los u$s 550 y llego a cotizar u$s 600 hace sólo un mes en el mercado de Chicago. El precio actual casi duplica al del 2020, por lo cual se abre una oportunidad interesante de inversión. 

El mercado ofrece distintas opciones para invertir en la oleaginosa y aprovechar la escalada. Desde fideicomisos hasta acciones que dependen del valor de la oleaginosa, de manera sencilla, se puede empezar con un mínimo de $ 100 y, en algunos casos, hasta atar la inversión en pesos a la cotización del dólar oficial. 

Petróleo: el barril de petróleo superó esta semana los u$s 70, por primera vez en dos años debido a mejores perspectivas en torno a la demanda

Para subirse a la tendencia alcista del crudo, los analistas hoy recomiendan algunas acciones argentinas como Vista Oil que viene capturando el alza o para invertir de manera más directa comprar futuros petróleo en Rofex.

Lea más: Sube el petróleo: una argentina es la que mejor captura el rally y el mercado la ama


Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios