Finanzas personales

Aguinaldo rentable: cancelar la tarjeta, pagar deudas o dólar ¿hay más opciones?

Diversas alternativas a las tradicionales de apostar al dólar o a poder desahogarse de deudas o refinanciaciones están al alcance de la mano de quienes cobrarán el medio aguinaldo. Consejos a la hora de las decisiones en un contexto de alta inflación.

Los empleados en relación de dependencia estarán recibiendo en las próximas semanas la mitad del Sueldo Anual Complementario (SAC), conocido como medio aguinaldo, que consta del 50% de la remuneración habitual o el proporcional al tiempo trabajado. 

El mismo deberá abonarse antes del 30 de junio, según indica la ley de contrato de trabajo. Sin embargo, los empleadores tienen un margen de hasta cuatro días hábiles adicionales para realizar este pago. Por lo tanto, se deberá acreditar entre fines de junio y principios de julio.  

Hay varios destinos que se le pueden dar este ingreso adicional, de acuerdo con el temperamento y la realidad económica de cada uno. En general, se aprovecha para compras pendientes, cancelar deudas, ahorrarlos o destinarlos a una inversión, pero hay cuestiones que atender antes de tomar una decisión.

Cancelar Deudas

Los analistas son cautos a la hora de sugerir la cancelación de los créditos pendientes. En los dos últimos años han crecido las deudas no bancarias, que en general corren por cuenta de entidades, empresas de venta de electrodomésticos, pero también financiamiento de familiares o de servicios más informales.

La mora en el pago de expensas es un caso de deudas no bancarias, que algunas familias pueden decidir cancelar con el "dinero extra". Otro tanto sucede con las tarjetas de crédito, la forma de financiamiento más común en el segmento formal y bancarizado.

En los dos últimos años, al compás primero de la recesión de tres años y luego de la pandemia, el Estado ha fijado la tasa máxima refinanciación en 43% anual. Lo hizo además en las dos refinanciaciones forzosas en marzo de 2020 y en septiembre pasado, de los saldos pendientes en nueve cuotas. 

Por tanto, los analistas recomiendan observar el costo de oportunidad de la cancelación versus otras opciones que le compitan, como la inflación, que para este año se prevé que terminará por encima de esa tasa, según estiman los economistas. 


Compras

En un contexto como el actual, de crisis económica y alta inflación, muchos optan por utilizar los pesos extra para adelantar algunas compras y "stockearse" con productos de consumo habitual, antes de que estos continúen incrementando sus precios al público.

Una de las modalidades que se ha fortalecido durante los últimos meses es la de realizar compras en autoservicios o supermercados mayoristas para hacer rendir un poco más el dinero. Los comercios que venden al por mayor ofrecen precios un poco más económicos que el canal tradicional.

Otros aprovechan para comprar bienes durables, como artículos para el hogar, electrodomésticos o tecnología. Para estos casos, el canal online se convierte en una buena alternativa, no sólo por las restricciones de la pandemia, sino también por precios un poco más bajos que ofrecen algunos portales en internet. 

hogar

La actividad de la construcción mostró durante los últimos meses un importante incremento, lo cual está vinculado con los bajos costos de la actividad medidos en dólares, según indican los especialistas del mercado inmobiliario.

A pesar de las recientes subas en los costos de la construcción, y aunque no todos pueden realizar  una refacción importante, para muchos sigue siendo negocio invertir en materiales o realizar algunas mejoras en distintas áreas de sus viviendas.  

Dólar

La moneda norteamericana es históricamente una de las opciones preferidas por los argentinos a la hora de ahorrar, protegerse del avance de la inflación y de una posible devaluación de la moneda local.

La opción oficial para adquirirlo es a través del dólar "solidario", que se calcula con la cotización que ofrecen los bancos más el 30% de Impuesto País y el 35% de anticipo en Bienes Personas o Ganancias, que se reintegra al año siguiente. En total, se abona la cotización oficial más el 65% de impuestos.

Sin embargo, esta opción, además de elevar mucho el precio final de la cotización de la divisa, es accesible sólo para muy pocas personas, debido a las exclusiones que determinó el Gobierno a través del endurecimiento del cepo cambiario.

Ante este escenario, algunos ahorristas recurren al blue, por fuera del mercado legal, o a los dólares financieros, como el caso del MEP. La adquisición del dólar MEP es una operación completamente legal, que se realiza a través de la compra y venta de un bono, para lo cual es necesario poseer una cuenta comitente. 

No obstante, hay que tener en cuenta el riesgo de la variación en el mercado local. En octubre del año pasado, las cotizaciones alternativas (blue, MEP y CCL) alcanzaron cotizaciones récord, luego descendieron y en los últimos meses han estado operando con relativa calma.

Plazo fijo

El plazo fijo tradicional acumula varios meses perdiendo contra la inflación, por lo cual los expertos no lo recomiendan. Aunque sí ven con potencial a su alternativa: el plazo fijo UVA, que ajusta el interés en base a la inflación y ofrece un rendimiento extra, con una tasa que suele ser de entre 0,1% y 0,2% anual.

Dentro de este instrumento, hay una opción considerada más conveniente: plazo fijo UVA precancelable. Esta modalidad ofrece la opción de poder cancelarlo a partir de los 30 días (algunos bancos piden avisar unos días antes) y brinda una tasa extra mayor, que suele ser del 1% anual.

BONOS

El mercado bursátil ofrece distintos tipos de títulos soberanos. Uno de ellos es el bono en pesos ajustado por Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER), un instrumento cuyo capital se ajusta por el Índice de Precios al Consumidor (IPC) y ofrece tasas de interés adicional, que dependen de la variante elegida.

De esta manera, los ahorristas se protegen de la inflación y obtienen una ganancia extra en moneda local. Es un instrumento similar al plazo fijo UVA, pero en lugar de hacerlo a través del sistema bancario, se realiza en el mercado financiero.

Para acceder a la compra de bonos se debe contar con una cuenta comitente en un broker o sociedad de Bolsa, transferir los fondos allí y, de manera online, escoger el título que cuente con las características más cercanas a las preferencias del ahorrista para luego realizar la compra. 

Criptomonedas

Otra alternativa son las criptomonedas, considerados activos digitales de intercambio que en los últimos tiempos han tenido una gran relevancia. Sobre todo, a partir de la fuerte suba que han registrado algunas, como es el caso del Bitcoin, que en el último año llegó multiplicar por más de seis su cotización. 

Para acceder a la compra de criptomonedas, que también es una operatoria completamente legal, se debe abrir una cuenta en una plataforma virtual especializada en la comercialización de estos activos digitales y ejecutar la operación desde allí.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios