Dólar CCL: cuáles son los títulos más usados por los inversores para sacar divisas del país

El principal título utilizado para el contado con liquidación (CCL) perdió relevancia desde hace un tiempo, por lo cual los operadores se empezaron a centrar en otros instrumentos.

En la medida en que el Gobierno fue endureciendo los controles cambiarios, los inversores se vieron forzados a cambiar los métodos para acceder al dólar. Esto se vio principalmente en los últimos meses en el contado con liquidación (CCL), el cual se utiliza para enviar divisas al exterior a través del mercado bursátil.

Esta operación consiste en la compra y venta de un título que cotice en Argentina y en Wall Street. El objetivo es ingresar en pesos argentinos y luego liquidarlo en Estados Unidos en la moneda de ese país. Hasta hace unos meses, el instrumento más utilizado para hacerlo era el bono soberano AL30.

Chau al dólar subsidiado: el Banco Central le soltó la mano al MEP y subió con fuerza

Sin embargo, eso cambió en noviembre pasado tras una restricción impuesta por la Comisión Nacional de Valores (CNV). El ente regulador estableció que con los bonos soberanos en dólares que rigen bajo ley local (como el AL30) sólo se podrían operar hasta 50.000 nominales por semana, por lo cual los inversores empezaron a utilizar títulos de legislación extranjera y otros instrumentos.

El bono AL30 dejó de ser la principal referencia para operar el CCL.

Esa cantidad, en valores actuales, representa unos u$s 15.000, aproximadamente. Si bien es un monto bastante elevado para un ahorrista o inversor minorista, es considerado bajo para grandes inversores y empresas, que son quienes principalmente utilizan el CCL, por lo cual ese bono perdió mucho volumen para esta operación.

De esta manera, al perder volumen y quedar prácticamente fuera de operaciones para los inversores que envían divisas al exterior, el AL30 dejó de ser la principal referencia para calcular la cotización del CCL. Aun así, se mantiene como una de las más relevantes para el caso del dólar MEP.

OTRas referencias


A partir de la mencionada restricción, otros instrumentos se consolidaron como los principales referentes para la operación del CCL. Uno de ellos es el bono GD30, el cual está está exento de la limitación porque rige bajo legislación extranjera y muchos empezaron a hacer uso de este título para realizar la operatoria.

En tanto, otros prefieren utilizar acciones de empresas locales que cotizan en la Bolsa de Buenos Aires y en Nueva York. En este caso, los principales papeles a los que recurren los inversores son los de la petrolera estatal YPF y los del Grupo Financiero Galicia, que son las de mayor liquidez por sus volúmenes operados.

Asimismo, algunos usan a los Certificados de Depósito Argentinos (Cedear) para esta operatoria. Los principales para esto, debido a los volúmenes que se negocian, son los papeles de "SPY" (lanzado recientemente y que replica un ETF), Apple y Mercado Libre, según indicó José Luis Pavesa, de Bull Market Brokers.

Cedear de ETF: cuáles son los preferidos de los analistas, a una semana de su debut

Algunos utilizan acciones que cotizan en Wall Street para operar el CCL.

"Hay que tener en cuenta que el CCL con acciones y Cedear tiene mayores costos asociados. Operar con estos instrumentos tiene gastos de conversión, por lo que siempre debería ser un poco más caro que el CCL que se hace con el bono GD30", destacó Nicolás Rivas, trader de Buenos Aires Valores (BAVSA).

De acuerdo con Rivas, el mayor volumen siempre se da en las operaciones de "contado inmediato", es decir, en las que el inversor compra o liquida en el título en el momento, sin esperar un plazo. Esta modalidad finaliza a las 16:00 (hora de Argentina) y, a partir de ahí, se reduce la liquidez, por lo cual los precios después de esa hora "dejan de ser de referencia".

Otra de las referencias que también tomó relevancia en el último tiempo para el CCL fue el Segmento de Negociación Bilateral (Senebi). En este, la cotización no figura en "pantalla" debido a que consiste en el intercambio entre dos agentes interesados en hacer la operación y pactan un precio entre ellos, aunque últimamente es cercano al que surge del GD30 y de las acciones.

Otro de los métodos que tomó relevancia para el CCL fue el Sebeni.

"El dólar en operaciones en el Senebi ahora tiene casi el mismo precio que con el GD30 y que con los Cedear. Antes era distinto, con un precio más alto, porque el Banco Central intervenía en el AL30 y lo mantenía bajo. Ahora, sin las intervención, se igualaron y los precios en el Senebi son similares al resto", explicó el analista de Bull Market.

La intervención a la que se refiere Pavesa es a la que el Central estuvo realizando durante más de un año de forma diaria para mantener "baratos" a los dólares financieros. Con esta maniobra, la entidad perdía fuertes montos en dólares de sus reservas, por lo cual dejó de hacerlo una vez terminaron las elecciones legislativas de noviembre del año pasado.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios