Finanzas personales

Cuentas remuneradas: cómo obtener rendimientos sólo por el hecho de tener saldo

Algunas fintech y bancos digitales brindan a sus usuarios un interés mensual a cambio de tener dinero depositado, el cual está siempre a disposición del ahorrista

Uno de los instrumentos tradicionales a los que muchos argentinos recurren para hacer rendir sus ahorros, además del dólar, son los depósitos a plazos fijos en pesos en sus distintas versiones que ofrecen las entidades financieras. Sobre todo, en momentos de alta inflación en el país, como sucede desde hace varios años.  

Sin embargo, más allá de la conveniencia o no en base a las tasas de interés que ofrecen, la característica principal de estos instrumentos resulta un problema en muchos casos porque las personas se comprometen a mantener el dinero inmóvil durante un determinado tiempo.

El inconveniente puede surgir porque mientras el ahorrista coloca en un banco cierta cantidad de dinero a cambio de una tasa de interés durante, por ejemplo, 30 días, que es el plazo mínimo para estos depósitos, en ese período pueden ocurrir emergencias personales o aparecer otras oportunidades de inversión para las cuales se necesitaría ese dinero.

Caja de ahorro y cuenta corriente: cuáles son las diferencias y las claves a la hora de elegir

Ante este inconveniente, varias entidades ofrecen una alternativa que para muchos resulta una opción interesante: las cuentas remuneradas. Se trata, simplemente, de tener depósitos de dinero "a la vista". Es decir, sin comprometerlo a un plazo fijo ni nada similar, sino sólo tenerlos en la cuenta y nada más, quedando siempre a disposición del ahorrista. 

A partir del monto depositado, los usuarios reciben todos los meses un rendimiento en base a una tasa de interés establecida. Si bien las entidades bancarias también ofrecen intereses por tener depósitos a la vista en las cajas de ahorros, en este momento la tasa promedio es de apenas 0,16% anual.

En cambio, aquellas entidades que ofrecen cuentas remuneradas brindan tasas de interés en las cuales el ahorrista logra percibir de forma más contundente un rendimiento a cambio de tener el dinero depositado en la cuenta y sin necesidad de comprometerlo a un plazo, pudiendo hacer uso de él apenas lo necesite.

Tasas y entidades


Actualmente, las entidades financieras que ofrecen cuentas remuneradas son pocas. En su objetivo de generar nuevos clientes y atraer más fondos, algunas fintech y bancos digitales se han centrado en brindar este beneficio a sus usuarios, aunque no todas las entidades que pertenecen a estos rubros lo ofrecen. 

Banco del Sol es una de las entidades que ofrece cuentas remuneradas a sus clientes. El banco digital perteneciente a Sancor Seguros brinda una Tasa Nominal Anual (TNA) de 20% por el monto que esté depositado en la cuenta. 

En tanto, la fintech Reba, del Grupo Trasatlántica, le otorga a sus usuarios un rendimiento de 5% anual.

Por su parte, Mercado Pago ofrece una opción similar y con mayor tasa. En este momento, brinda un rendimiento de 30,3%. Sin embargo, no es de manera automática, sino que el usuario debe activarlo y elegir invertir el saldo. 

Es decir, en este caso aunque no es una cuenta remunerada, sino una inversión, actúa como si lo fuera porque el saldo se puede retirar en cualquier momento, apenas el usuario lo solicite. Incluso se puede seguir gastando o enviando dinero a través de la app y  el sistema se encarga de desinvertir lo que se va gastando. 

Cómo funciona


Para empezar, el usuario debe tener una cuenta en alguna de estas entidades. Al tratarse de compañías muy relacionadas con la tecnología, suelen ofrecer muchas facilidades para abrirla desde el teléfono móvil. Por lo tanto, sólo hay que ingresar a sus sitios web a través de los buscadores de internet o sus app y seguir los pasos.

Al término de cada mes o durante los primeros días del siguiente, según las condiciones de cada compañía, los usuarios recibirán de manera automática el rendimiento correspondiente. Este será el proporcional del mes en base a la tasa anual y al monto que esté depositado en la cuenta.

Tarjetas de crédito: cuántas conviene tener para evitar gastos innecesarios

No todas las empresas calculan de la misma manera el saldo del usuario para determinar el rendimiento. Algunas lo hacen en base al promedio del monto que el cliente haya tenido depositado a lo largo del mes, mientras que otras hacen un registro diario del saldo y en base a ello determinan lo que corresponde.

Cabe aclarar que si el usuario sólo tiene el saldo en su cuenta por unos cuantos días o lo deja allí sólo durante los últimos días del mes, antes del cobro del interés, no recibirá el rendimiento correspondiente de todo el mes completo, sino sólo un proporcional en base al tiempo en que tuvo el dinero depositado. 

Ventajas y desventajas


La única desventaja de optar por dejar el dinero depositado en este tipo de cuentas para obtener a cambio un rendimiento mensual es que en todos los casos las tasas de interés que ofrecen se ubican por debajo de las que se podrían obtener con otro tipo de instrumentos o inversiones conservadoras. 

Por ejemplo, es menor al plazo fijo tradicional, que actualmente ofrece una TNA de 37% en los bancos. Asimismo, es inferior a los plazos fijos UVA, que se ajustan por el Índice de Precios al Consumidor (IPC) informado por el  Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) y brindan además una pequeña tasa adicional.

Tarjeta de crédito: conviene refinanciar los consumos o pagar de una el saldo completo  

Sin embargo, a pesar de obtener un rendimiento menor, la principal ventaja de este tipo de cuentas es la disponibilidad inmediata del dinero. De este modo, como se mencionó anteriormente, ante una emergencia personal o la aparición de otra posible inversión, el ahorrista puede disponer del dinero apenas lo decida.

Otra de las ventajas es que no contiene ningún tipo de riesgo. No se trata de una inversión financiera en la mayoría de los casos, por lo cual el usuario sólo deja el saldo en su cuenta y lo retira cuando quiere. Además, no requiere trámites ni gestiones, ya que el interés se otorga de manera automática.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios