PRECIOS CALIENTES

La inflación de junio se plantó en 3,2% y de esa manera ya supera el 50% anual

Así lo informó esta tarde el Instituto Nacional de Estadística y Censos. Van siete meses consecutivos de incremento en la inflación anualizada. Comunicaciones, salud, alimentos y bebidas, con subas de gran impacto.

El Índice de Precios al Consumidor (IPC) correspondiente a junio se ubicó en 3,2% el nivel más bajo desde octubre de 2020. En el acumulado del primer semestre la inflación ya suma 25,3% y trepa a 50,2% en los últimos doce meses. 

Así lo informó esta tarde el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) destacando que la inflación núcleo llegó a 3,6%, aunque con una variación dispar entre precios de productos estacionales que aumentaron 0,5% versus precios regulados que lo hicieron a un promedio de 3,2%.

Hay que retrotraerse a febrero de 2020, cuando se llegó a una inflación de 50,3% anual, para encontrar otro registró anualizado por encima del 50%

Desde entonces y en el marco de la pandemia, la variación de precios había empezado a bajar algunos escalones hasta llegar al 35,8% anual en noviembre pasado. Sin embargo, ya van siete meses consecutivos de subas en el acumulado de doce meses.

Este desempeño tiene una contracara y es que a partir del pico de 4,8% registrado en marzo pasado, el índice de precios al consumidor, comenzó mes a mes un lento pero continuo descenso hasta llegar al 3,2% en junio.

Entre los principales drivers de la inflación el mes pasado se cuenta el rubro Comunicaciones con un incremento del 7%, impulsada por los aumentos en telefonía móvil y en menor medida los servicios de internet. 

También se registraron avances importantes en Bebidas alcohólicas y tabaco (5,5%), Indumentaria y calzado (3,5%), Transporte (3,3%) y empardando el nivel general Alimentos y bebidas, y Salud, ambos con 3,2%.

Las razones

En el caso de alimentos las subas son generalizadas, aunque sobresalen aumentos en carnes y derivados; leche, productos lácteos y huevos; Pan y cereales; Aceites, grasas y manteca; e infusiones (café, té, yerba) más cacao

Fuentes gubernamentales aseguran que "el aumento de los precios de las commodities en el mundo, que afectan entre otras a las principales exportaciones argentinas como la soja, maíz, trigo y girasol, impactan también en los precios de los alimentos que se comercializan en el mercado interno". 

Y aclaran que "el incremento en los precios internacionales se traslada a los precios locales impulsando su alza por el 'shock' externo".

Parte de esto es cierto, aunque el empresariado en general también menciona cuestiones de raíz local como la elevada presión tributaria que promedia el 40% en alimentos y 50% en bebidas, costos laborales no salariales e inflación de costos (insumos, envases, logística y transporte), entre otros.

Hay que destacar que estas subas fueron parcialmente compensadas por bajas en Frutas, y en Verduras, tubérculos y legumbres en casi todas las regiones.

Por debajo del nivel general se ubicó Restaurantes y hoteles con una variación de 3,1%, producto de aperturas parciales y menores restricciones y ante la necesidad de recomponer ingresos tras las fuertes caídas de 2020 y los primeros meses de este año.

También subas moderadas en  Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles (2,5%); Recreación y cultura (2,2%); Bienes y servicios varios (2%) y Educación (1,1%). 

Tags relacionados

Compartí tus comentarios