Dólar futuroExclusivo Members

Cambio de las expectativas en Rofex tras medidas del Gobierno y acuerdo con FMI

Hay reclamos de empresas importadoras porque desde el viernes no funciona la Cuenta Única de Comercio Exterior y no se procesan operaciones. Los pagos con yuanes, también afectados. El mercado prevé una devaluación.

Nuevos reclamos surgieron en las últimas horas de los importadores por la imposibilidad de concretar operaciones. Desde el anuncio de las medidas el domingo 23 con la devaluación fiscal lanzada por Economía, el ingreso de productos al país se complicó aún más, y ayer las quejas se focalizaron en la Cuenta Única de Comercio Exterior y la no validación de operaciones desde el viernes.

"Están todos los bancos con el mismo problema desde el viernes y no están saliendo los pagos al exterior. Si no se pueden validar, no se pueden procesar las operaciones. Ni siquiera con yuanes", señaló a El Cronista el titular de una gran empresa que optó por el anonimato. Despachantes de Aduana también se refirieron en el mismo sentido.

El FMI mira las importaciones: la puja para no frenar la actividad

La semana pasada, la sorpresa de los importadores pasó por la postergación de las SIRA ya aprobadas. Esas autorizaciones para importar en algunos casos fueron modificadas con un menor monto asignado al original. A eso se suma la adecuación de los sistemas de los bancos a las medidas anunciadas el 23, que también provocó un freno a las importaciones el lunes y martes pasado.

¿Habrá ahora yuanes para empresas importadoras con la activación del segundo tramo del swap de monedas anunciado ayer por Sergio Massa? De ser así, tampoco el monto serviría demasiado para atender la fuerte demanda de importadores para cumplir con pagos al exterior.

Del equivalente a u$s 5000 millones aprobados por el Banco del Pueblo de China en este segundo tramo, los pagos al FMI se van a consumir cerca de u$s 1000 millones. El pago se completa con el remanente en yuanes del primer tramo y los u$s 1000 millones del Banco de Desarrollo de América Latina, la ex CAF (Corporación Andina de Fomento). Recuérdese que se pagan u$s 6500 millones por mes en promedio por importaciones.

Tras el acuerdo con el FMI, a cuánto puede llegar el dólar

Todo esto gira en torno a las reservas del BCRA y el plan oficial de llegar a las elecciones presidenciales sin saltos bruscos en el tipo de cambio oficial. Las operaciones a futuro en el ROFEX permiten medir las expectativas existentes en el mercado al respecto.

A fin de agosto se operó a $ 329, con un alza de 3,85 por ciento. A fin de septiembre, cerró a $ 382, un alza de 16% respecto al mes anterior. La curva de dólar a futuro se estuvo empinando en las últimas jornadas, una muestra de que el mercado ve con mayor probabilidad un salto del dólar oficial antes del cambio de gobierno.

El anuncio del entendimiento con el staff del FMI de poco sirvió para cambiar las expectativas. "Se modificó la meta de una acumulación de u$s 8 mil millones entre el 31 de diciembre de 2021 y finales de 2023 a u$s 1000 millones. El stock de reservas netas debería aumentar a u$s 3280 millones en lugar de u$s 10.280 millones, lo que parece bastante improbable dado que las reservas netas oscilan en -u$s 2760 millones según la métrica del FMI", consigna el último informe de Portfolio Personal Inversiones.

Todo indica que en lo que resta del año se mantendrán las dificultades para los importadores. La posibilidad de que el BCRA aumente las reservas es prácticamente nula con el actual esquema cambiario. El impacto de este cepo reforzado se verá entonces nuevamente en la inflación y la actividad económica con el advenimiento de problemas para producir en determinados sectores de la economía. El FMI anticipó ya en su último informe de perspectivas económicas una caída del PBI de 2,5 por ciento. Nada sorprende.

Temas relacionados
Más noticias de Rofex

Las más leídas de Finanzas y Mercados

Destacadas de hoy

Cotizaciones

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.