Política monetaria de la Fed

Alerta en Wall Street: la inflación de EE.UU. marcó un nuevo pico y arrastra a los mercados

El mercado teme que la Fed tenga que ser más contractiva para combatir una inflación que no cede. La volatilidad en Wall Street arrastra a los bonos argentinos y el riesgo país se ubica por encima de 2050 puntos.

Los índices bursátiles en Nueva York abren con fuertes bajas el viernes luego de haberse publicado el dato de inflación de Estados Unidos.

El mismo resultó peor de lo esperado, demostrando que la inflación sigue siendo persistente al alza. Esto llevaría a la Reserva Federal a mantenerse contractiva por más tiempo, lo que complica el futuro de los mercados.

Bonos CER: adónde van los pesos, la pregunta que desvela al mercado

Nuevo derrumbe de bonos en pesos: se le cierra al Gobierno la fuente de crédito

Apertura bajista

Los tres índices de referencia de Wall Street operan este viernes con pérdidas. El Dow Jones cae 1,45%, el S&P500 baja un 1,7% y el Nasdaq retrocede 1,9%. En el acumulado del año, el Nasdaq cae más de un 23% mientras que el S&P500 retrocede por encima del 14%.

En Europa también se ven fuertes bajas, mayores al 2%. El Stoxx50 pierde 2,5% y tanto el Ibex35 como el FTSEMIB de Milán son las que más caen, con pérdidas respectivas de 3,4% y 4,5%.

Mal dato de inflación en EE.UU.

Los retrocesos en Wall Street se dan luego de que se publicaron los datos de inflación en Estados Unidos. El IPC de mayo subió al 8,6 % interanual y de esta manera marcó un nuevo máximo desde 1981.

El dato es malo ya que no solo no marca que la inflación está cayendo (el mes anterior dio 8,3% interanual) sino que además es negativo porque el mercado esperaba una inflación del 8,3%.

Por otro lado, la inflación núcleo subió un 6 % frente al 5,9% esperado, por lo cual, también fue un dato peor de lo que especulaba inicialmente el mercado.  Los alimentos subieron 1,2 % y la gasolina un 4,1%. Pero incluso excluyendo los alimentos y la energía, la tasa subyacente superó las expectativas, aumentando un 0,6 % mensual y 6 % interanual, en lugar del resultado esperado del 5,9%.

Los analistas del banco de inversión ING explicaron que el contexto se agrava para la política monetaria en Estados Unidos. "La demanda continúa superando la capacidad de oferta de la economía de EE.UU. y dado que los factores de oferta muestran pocas señales de mejora a corto plazo, la responsabilidad de amortiguar el lado de la demanda de la ecuación con aumentos de tasas en curso recae en la Reserva Federal", dijeron.

De esta manera, con el mal dato de inflación, se elevan las chances de que la Fed sea más contractiva en el futuro. Hasta ahora, el mercado esperaba que la Fed suba la tasa en 50 puntos básicos en las próximas dos reuniones.

Sin embargo, al evidenciar que la inflación no está cayendo, toma más protagonismo la idea de que la Fed subirá la tasa en 50 puntos básicos también en la reunión de septiembre.

Las probabilidades de ver una suba de 50 puntos básicos en dicha reunión pasaron de niveles cercanos al 10% antes de la reunión a los 32% actuales.

Impacto local

Debido a la expectativa de una Fed más contractiva, las tasas de interés se disparan. Todos los tramos de la curva soberana estadounidense suben. 

La tasa del bono a 10 años, que es la referencia general, sube y alcanza máximos de 3,11%, lo cual implica que los bonos soberanos americanos están operando a la baja.

El tramo corto también se dispara de cara a una expectativa de una Fed más contractiva. Todos los tramos de deuda operan con sus tasas más altas desde 2019.

La caída de los bonos de Estados Unidos arrastra a todo el espectro de deuda global, incluyendo a los bonos de la Argentina.

Así, los bonos locales también operan en rojo, acompañando la mala dinámica en Wall Street y la de los bonos de EE.UU. Todos los tramos de deuda local muestran una apertura bajista, continuando con la tendencia reciente.

Los bonos más cortos operan con una caída de 0,82% en promedio. El tramo medio y largo, por su parte, exhiben caídas promedio del 1%.

Las tasas cortas en la deuda ley Nueva York ya rinden por encima del 32%, mientras que los más largos rinden 21% en promedio.

De esta manera, con el fuerte selloff de los bonos en los últimos días y que se extiende en el día de hoy, el riesgo país se mantiene por encima de 2050 puntos, su mayor desde el canje de deuda. Desde que el Gobierno llevó a cabo el canje de deuda, en septiembre de 2020, el riesgo país sube 90%, las probabilidades de default se ubica en 98% a 2030.

Además, las paridades de los bonos operan en niveles debajo de 30 en casi todos los tramos de la curva.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios