Invertir en la era Biden: a qué sectores del mercado beneficia el plan de estímulo

Analistas esperan que se mantenga la rotación de portafolios desde el sector tecnológico a los cíclicos como el financiero, aerocomercial, energético, hotelero, consumo e industrial.

El paquete de estímulo económico que lanzará el presidente electo de Estados Unidos Joe Biden podría darle impulso a sectores que quedaron rezagados en la recuperación, tras el traspié generado por la pandemia. En los últimos meses se ve una rotación de portafolios desde el sector tecnológico hacia los sectores cíclicos como el financiero, aerocomercial, energético, hotelero, consumo e industrial. Incluso los mercados emergentes se vieron beneficiados. Analistas esperan que dicho proceso continúe y el paquete presidencial que refuerza dicha estrategia.

Tal como anticipó en la campaña, Biden intentará dar un fuerte impulso a la economía americana la cual sufrió un traspié generado por la crisis de coronavirus. De esta manera, la semana pasada, el entrante presidente anunció un paquete por u$s 1,9 billones. Si bien el anuncio no fue del todo bien recibido por Wall Street, ya que los índices cayeron por dudas en la velocidad en la aprobación del paquete, se espera que tarde o temprano el mismo sea aceptado por el Congreso y genere un estímulo hacia sectores más retrasados y golpeados por la crisis.

De esta manera, el paquete refuerza la idea de que los sectores que se encontraban más retrasados puedan seguir acelerando y que, de alguna manera, se arbitren con los niveles y precios con las acciones del sector tecnológico, las cuales han sido los mayores beneficiados de la crisis.

Leonardo Chialva, director de Delphos Investment explicó que el plan de Biden  permitirá que todos los rubros y sectores afectados reciban su justa dosis de dinero para llegar a la ansiada nueva normalidad post vacuna.

"Por ahora seguimos viendo a los políticos hacer lo que más les gusta, es decir, gastar, gastar y gastar. El momento y la pandemia lo justifican, pero las connotaciones monetarias, cambiarias y financieras de todo esto se seguirán sintiendo durante varios años. Hasta que no haya un claro compromiso de volver a la senda de la responsabilidad fiscal con aumento de impuestos, el dólar estadounidense seguirá débil y jugando un rol positivo para los países productores de materias primas", señaló. 

Con una visión similar, Manuel Carpintero, portfolio manager de Nash Inversiones consideró que el paquete "va directo a consumo cíclico" e indicó que "ya se observa que la gente está utilizando el dinero que recibe del gobierno para cancelar su deuda con la tarjeta de crédito".

Un proceso que ya está en marcha

Lo cierto es que la rotación de carteras desde el sector tecnológico hacia otros que habían quedado rezagados en la recuperación se había comenzado a materializar, sobre todo desde noviembre cuando se dio a conocer el resultado de las elecciones en EE.UU. y de los avances con la vacuna.

Los analistas de Cohen remarcaron la existencia de los últimos meses de un proceso de rotación de portafolio: "Desde principios de noviembre, cuando comenzó la aprobación de vacunas en EE.UU., los activos cíclicos y emergentes comenzaron una tendencia alcista que supera en velocidad a la de los índices S&P 500 y Nasdaq".

La tendencia tiene como claro ganador al sector energético (+57%) que partía de valuaciones muy deprimidas y se benefició de una suba de 47% en el precio del barril de petróleo. En segundo lugar se encuentra el mercado de Brasil (+45%), ligado a activos cíclicos y al precio de los commodities. El podio se completa con el sector financiero (+32%) y es seguido con cierta distancia por las empresas industriales (+19%). Las empresas dedicadas a la construcción de viviendas, que partían de valuaciones menos castigadas, solo subieron 9% desde entonces.

De esta manera, hay un consenso general que apunta a que los estímulos fiscales de EE.UU. y la mayor emisión monetaria de los bancos centrales continuará en 2021, favoreciendo un contexto de reflación, es decir, de inflación en los activos financieros. Este escenario podría ser positivo para aquellas acciones que todavía se encuentran rezagadas en la recuperación.

Los analistas de Criteria remarcaron que comenzó la rotación hacia activos "golpeados" o "rezagados" durante la pandemia, por lo que el proceso de recuperación se amplía en 2021.

"El avance de las vacunas y las perspectivas de una salida definitiva despertó una nueva fase en el mercado financiero global. Luego de la caída inicial y la recuperación selectiva posterior, el último trimestre de 2020 cerró con flujos hacia los activos más golpeados por la crisis. El PBI global retomó niveles pre-pandémicos y la liquidez provista por bancos centrales y gobiernos seguirá presente en los mercados buscando retornos. Entendemos que este proceso de recomposición en activos rezagados se extenderá a lo largo de 2021 a medida que los portafolios roten hacia instrumentos con valuaciones relativas favorables", estimaron desde Criteria.

Proyectaron que el 2021 será el año de la recuperación para ciertos activos afectados por la crisis reciente

"El contexto de valuaciones relativas rezagadas sugiere una rotación en los portafolios hacia renta variable de Europa, así como también renta fija emergente y de alto rendimiento en Estados Unidos.", comentaron.



Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios