Acuerdo con el FMI

Financiamiento del déficit: advierten que el mercado local queda muy exigido tras el acuerdo con el FMI

El entendimiento apunta a reducir el financiamiento monetario de 3,5% del PBI en 2021 a 1% en 2022. Analistas marcan que, ante este escenario, 1,5% del déficit deberá cubrirse en el mercado local

El principio de acuerdo con el FMI anunciado el viernes pasado contempla una fuerte reducción del financiamiento monetario. Según marcó el ministro de Economía, Martín Guzmán, se apuntan a reducir las transferencias del Banco Central (BCRA) al Tesoro de los 3,5% del PBI de 2021 a un 1% en este año.

Este recorte implica que para completar el programa financiero, el mercado local debería financiar casi un 1,5% del PBI

Con un déficit primario de 2,5% del PBI e intereses por 1,5% del PBI, el Tesoro necesita 4% del PBI para cubrir sus necesidades, de ese total, 3,5 puntos son en pesos y 0,5% en dólares. Para cubrir los 3,5 puntos del PBI en pesos cuenta con 1% de asistencia del BCRA, 0,2 puntos de ahorro 2021 y el resto debe recurrir al mercado de capitales.

Eso deja al Gobierno ante la necesidad de encontrar una vía de financiamiento de 2,3% del producto. 

A su vez, se espera que cerca del 0,9% del PBI sea cubierto con organismos internacionales, quedando alrededor de un 1,4% del producto para que financie el mercado. 

De esta manera, se corre riesgo de sobrecargar el mercado doméstico para cubrir las necesidades del Tesoro. El año pasado, el Gobierno había anunciado la intención de financiar al Tesoro con 60% emisión monetaria y 40% con el mercado local. Pero esa relación terminó siendo 75% con emisión y 25% con mercado.

El mercado, por lo tanto, no logró financiar por completo las necesidades del  Tesoro planteadas inicialmente, a la vez que el Ministerio de Economía se vio forzado a rollear deuda a plazos cortos debido a que el mercado no convalidó plazos más largos.

Rodrigo Benítez, economista jefe de MegaQM, afirmó que "esa cifra luce alta para ser cubierta enteramente por el mercado de capitales local". Y en ese sentido, agregó: "Probablemente una parte se financie con desembolsos netos de organismos internacionales, aunque en ese caso tendrían efecto monetario por la necesidad de venderle los dólares al BCRA y hacerse de los pesos para cubrir las erogaciones".

Desde Cohen, en tanto, señalan que el entendimiento contiene una hoja de ruta, con metas fiscales y monetarias para los próximos cuatro años.

"En materia fiscal, se espera que Argentina alcance equilibrio primario en 2025. Tras el 3% de PBI de déficit primario en 2021 (4% sin considerar ingresos extraordinarios), el plan contempla reducirlo a 2,5% PBI en 2022, 1,9% en 2023 y 0,9% en 2024. Es un objetivo tan sensato como necesario, aunque aún no se sabe cómo hará el Gobierno para lograrlo", afirmaron.

Por otro lado, en cuanto al sendero monetario, apuntan a reducir el financiamiento monetario de 3,7% del PBI en 2021 a 1% en 2022.

"Para completar el programa financiero, el mercado local debería financiar más de 1,5% del PBI y/o el resto de los organismos aportar fondos frescos por 0,3% del PBI adicionales a los 0,9% de PBI anunciados", dijeron desde Cohen.

se agregan altos vencimientos al mercado local

A este panorama debe agregarse que este año vencen $ 4,3 billones de deuda en pesos que el Tesoro deberá rollear. Los vencimientos que se acumulan en este 2022 superan en un 20% al total de la base monetaria, la cual asciende a $ 3,6 billones. Solo en los primeros seis meses del año, el Tesoro deberá renovar casi lo mismo que el total de la base monetaria.

Debido a la desconfianza e incertidumbre del mercado, los inversores no han convalidado plazos largos en las licitaciones del año pasado, por lo que le resultó imposible al Gobierno alargar duration en sus vencimientos.

Por lo tanto, y dado el exigente perfil de vencimientos en pesos, el acuerdo con el FMI plantea una exigencia aun mayor sobre el mercado de deuda local.

Adrián Yarde Buller, economista jefe y estratega de Facimex Valores, remarcó que era bien sabido que uno de los pilares del programa con el FMI sería la reducción de la emisión monetaria como elemento estructural para combatir la inflación y las presiones cambiarias, aunque las metas lucen exigentes.

"El financiamiento monetario del BCRA al Tesoro caería a 1% del PBI este año desde 3,9% en 2021. Este valor está claramente por debajo del 2,5% que contemplábamos para este año y no parece alcanzable apoyándose exclusivamente en financiamiento doméstico en moneda local", advirtió Yarde Buller.

El economista de Facimex Valores estimó que un financiamiento monetario de 1% del PBI demandaría colocar deuda neta por 2,6% del PBI o conseguir 1,5% del PBI en financiamiento de organismos internacionales, algo que Guzmán indicó que estaba siendo contemplado en 0,9% del PBI, lejos de lo requerido.

"Mirando más allá, los objetivos de financiamiento monetario se mantendrán exigentes ya que se plantea reducir la asistencia del BCRA al Tesoro a 0,6% del PBI para 2023 y eliminarla en 2024. En general, las metas de financiamiento monetario lucen exigentes, aunque su cumplimiento será crucial para que una estrategia de devaluación gradual con acumulación de reservas tenga alguna posibilidad de ser exitosa partiendo desde un punto que muestra una brecha cambiaria mayor al 100%", comentó.

Finalmente, desde Delphos Investment agregaron que la reducción de emisión monetaria al Tesoro solo puede ser lograda mediante un gran incremento en la colocación de bonos internos y aumento del financiamiento externo blando.

"Creemos que se van a incrementar la captación de fondos en el mercado local probablemente con mayores incentivos al sistema financiero y aumento del peso de los intereses en las cuentas públicas. Las tasas reales positivas también incrementarán el costo financiero del Tesoro y aumentarán el déficit cuasifiscal, compensando en parte la reducción de la emisión monetaria para financiar el déficit", dijeron.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.