FINANCIAL TIMES

FMI: en América latina los ricos tienen que pagar más impuestos

El malestar social pone de manifiesto la necesidad de un reparto más equitativo de los ingresos, afirmó, además, el director del Fondo para el hemisferio occidental, Alejandro Werner

El máximo responsable del FMI para América latina instó a los gobiernos a hacer que los ricos paguen "mucho más" en impuestos, afirmando que la región más desigual del mundo no se desarrollará si no atiende las demandas de un sistema económico más justo.

En una entrevista concedida al Financial Times mientras se preparaba para dejar el cargo tras ocho años, Alejandro Werner, director del Fondo para el hemisferio occidental, dijo que los recientes disturbios sociales en América latina ponían de manifiesto la necesidad de una distribución mucho más equitativa de los ingresos.

El FMI ya ha pedido anteriormente que las personas de altos ingresos en el mundo, que han prosperado gracias a la pandemia paguen más impuestos de forma temporal para ayudar a los más afectados. América latina ha sufrido más que ninguna otra región, ya que el coronavirus ha exacerbado los problemas de larga data vinculados al bajo crecimiento, alta desigualdad y pobreza.

Werner apuntó a los "infrautilizados" impuestos sobre la propiedad como un buen punto de partida para América latina.

"Hay que tener un sistema fiscal mucho más progresivo en el que .. los segmentos más altos de la población paguen mucho más y luego hay que tener un sistema económico en el que la competencia económica sea mucho más fuerte de lo que es hoy", dijo.

"América latina no puede ser la región más desigual del mundo y luego saltar a la siguiente etapa de desarrollo económico".

Antes de pasar al FMI en 2013, Werner fue un alto funcionario del Ministerio de Finanzas de México y trabajó en un banco mexicano; se retirará del fondo a finales de agosto.

¿Cómo controlar la inflación? La clave no está en las tasas sino en la psicología

Los efectos indirectos del estímulo de EE.UU., el fuerte crecimiento de China y los altos precios mundiales de las materias primas han ayudado a la región a recuperarse más rápido de lo esperado de la caída del 7% del PBI del año pasado, y el FMI, junto con los economistas del sector privado, se ha vuelto más optimista sobre sus perspectivas.

Werner dijo que la previsión actual del FMI de un crecimiento del 4,6% en América latina este año probablemente se revise al alza, en parte porque las economías han sido capaces de mantener la actividad a un nivel más alto de lo esperado, a pesar de las continuas infecciones de Covid.

"La correlación entre la actividad económica y la tasa de contagio es mucho más débil ahora que en [el segundo trimestre] del año pasado", dijo.

Las dos mayores economías de la región, Brasil y México, han dado prioridad a la reapertura de sus economías a pesar del elevado número de muertos, lo que les ha ayudado a recuperarse más rápidamente que algunos países vecinos que han persistido en el bloqueo.

Castillo: ¿qué piensa el hombre que está a punto de convertirse en el presidente de Perú?

Un estudio del FT sobre el exceso de mortalidad reveló que los países latinoamericanos han sufrido algunas de las tasas de mortalidad más altas del mundo a causa de la pandemia, con una diferencia relativamente pequeña entre los países que impusieron cierres estrictos, como Perú y Colombia, y los que no lo hicieron, como Brasil o México.

Los países latinoamericanos también tomaron caminos divergentes en cuanto al gasto, con Brasil, Perú y Chile entre las naciones que asumieron una importante deuda adicional para apoyar a los más afectados por el coronavirus.

México fue la notable excepción y, aunque los bancos de Wall Street prevén que crecerá más del 5% este año, esto no compensará la contracción del 8,5% que sufrió el año pasado. Werner dijo que "habría sido mucho mejor" con un paquete de estímulo.

La política de la región ha sido turbulenta en los últimos años, con olas de protestas callejeras que sacudieron Chile y Ecuador en 2019. Se extendieron a Perú y más recientemente a Colombia, polarizando la política y fortaleciendo la mano de los candidatos outsiders de los extremos de la izquierda y la derecha en las elecciones.

DEG del FMI: la fórmula vetada por Trump y apoyada por Biden para que países ricos ayuden a los pobres a recuperarse

En Perú, Pedro Castillo, el candidato de un partido político marxista-leninista, parece haber ganado las elecciones presidenciales de este mes, aunque su oponente conservadora Keiko Fujimori ha cuestionado su victoria con denuncias de fraude electoral.

"Los cambios que vemos en las elecciones políticas de la población reflejan que hay una demanda muy fuerte de una mejor distribución de los ingresos y, además, de un sistema económico y social mucho más justo", dijo Werner.

En abril, Colombia intentó una reforma fiscal para aumentar los ingresos y ampliar su base tributaria, pero el gobierno se vio obligado a desecharla a los pocos días tras una ola de violentas protestas en todo el país.

Werner dijo que los cambios fiscales para aumentar los ingresos eran necesarios para reparar las finanzas públicas en toda la región, pero añadió que la experiencia de Bogotá mostraba la necesidad de acuerdos amplios sobre reformas económicas que fueran más allá de la clase política tradicional.

"El entorno político es muy duro para la aplicación de las reformas y, por lo tanto, los países tendrán que ser muy cuidadosos en el diseño de estas reformas, en el compromiso con la población en general y, finalmente, en la generación del consenso... porque estas reformas son necesarias", dijo.

"Si no, veremos una inestabilidad importante que perjudicará al empleo, que perjudicará a la recuperación, que perjudicará a los indicadores sociales. Es un panorama muy difícil".

Tags relacionados

Compartí tus comentarios