Financial TimesExclusivo Members

Putin amenazó con una guerra mundial y advirtió sobre un conflicto nuclear

En su discurso anual ante la Asamblea Federal, el presidente ruso hizo la amenaza más explícita de usar armas nucleares desde la invasión a Ucrania.

Vladimir Putin afirmó que el apoyo de Occidente a Ucrania podría desencadenar una guerra mundial, en su amenaza más explícita de utilizar armas nucleares desde que ordenó la invasión de Ucrania hace dos años.

En su discurso anual ante la Asamblea Federal, este jueves, el presidente ruso le dijo a la élite política del país que las afirmaciones de que su país pretendía atacar Europa eran "tonterías".

Pero dijo que cualquier aumento del apoyo occidental a Ucrania "realmente arriesga un conflicto con armas nucleares, lo que significa la destrucción de toda la civilización".

Filtración y escándalo: archivos militares secretos revelan cuáles son los criterios de Rusia para empezar un ataque nuclear

En referencia a la negativa del presidente francés, Emmanuel Macron, a descartar el envío de tropas occidentales a Ucrania esta semana, Putin dijo que Rusia recordaba "el destino de aquellos que una vez enviaron sus contingentes a nuestro país".

"Ahora las consecuencias para los posibles intervencionistas serán mucho más trágicas", añadió. "También tenemos armas que pueden atacar objetivos en su territorio".

Putin afirmó que los suministros occidentales de armamento avanzado y la perspectiva de un despliegue de tropas de la OTAN corren el riesgo de provocar un conflicto nuclear. "Creen que esto es una especie de juego. Están cegados por su propio complejo de superioridad", afirmó.

La Unión Europea calificó de "absolutamente inaceptable e inapropiada" la amenaza de Putin con armas nucleares, ya que fue él quien inició la guerra en Ucrania e "hizo avanzar la inestabilidad en la región en general".

"Está engañando al país" y reavivando "una represión que recuerda a los tiempos estalinistas", afirmó la comisaria europea de Asuntos Exteriores, Catherine Ashton, en las vísperas de una previsible reelección del presidente ruso.

El Kremlin había presentado el discurso de Putin como una hoja de ruta para los próximos seis años de su gobierno, antes de las elecciones presidenciales rusas del mes que viene. Tras 24 años en el poder, no se enfrenta a ningún rival creíble, ya que ha reprimido a la mayoría de la oposición y ha prohibido la disidencia.

Los propietarios de cines pro-Kremlin de todo el país organizaron proyecciones gratuitas del discurso, que comenzó a mediodía en Moscú y reveló hasta qué punto la guerra en Ucrania y la rivalidad estratégica con Occidente han consumido la atención de Putin.

"Necesitan un espacio dependiente, en declive, moribundo, donde puedan hacer lo que quieran", dijo Putin refiriéndose a Occidente. "Quieren hacer con Rusia lo que han hecho en muchas regiones del mundo, incluida Ucrania: traer la discordia a nuestra casa y debilitarnos desde dentro".

A dos años de la invasión rusa, en Ucrania reina el pesimismo y Putin apuesta a su economía de guerra

Putin confirmó que Rusia reforzaría el despliegue de tropas en su frontera con los países de la OTAN para "neutralizar las amenazas" creadas por la adhesión de Suecia y Finlandia a la alianza tras su invasión de Ucrania.

Aunque Putin dijo que Rusia estaba dispuesta a mantener conversaciones sobre control de armamento con Estados Unidos, que de hecho han fracasado desde la invasión, dejó claro que Rusia también estaba interesada en aumentar su capacidad de golpear a los países occidentales.

Alardeó de que las fuerzas nucleares del país estaban listas para su uso y añadió que pronto concluirían los trabajos sobre nuevos sistemas de armamento, que, según afirmó, son esencialmente imposibles de derribar.

"Nos enfrentamos a un Estado cuyos círculos dirigenciales emprenden acciones abiertamente hostiles contra nosotros", declaró Putin. "Están planeando con toda seriedad discutir la estabilidad estratégica con nosotros mientras simultáneamente, como ellos mismos dicen, intentan infligirnos una derrota estratégica en el campo de batalla".

Tensión en la OTAN: creen que Putin podría atacar algún país de la alianza en los próximos años

Negando las afirmaciones estadounidenses de que Rusia planea desplegar un arma nuclear en el espacio, Putin acusó a Occidente de intentar "arrastrarnos a una carrera armamentística, repitiendo el truco que usaron con la Unión Soviética en la década de 1980", cuando la URSS gastó en exceso en su ejército, acelerando su colapso en 1991.

Afirmó que Rusia trabajaría para "crear los contornos de una seguridad igualitaria e inseparable en Eurasia", y añadió que "sin una Rusia soberana y fuerte, no es posible un orden mundial estable".

William Alberque, director del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos, afirmó que los intentos de Putin de recurrir a la coerción nuclear pretendían asustar a Occidente para que limitara su apoyo a Kiev en un momento crucial de la guerra.

"Espera que con una escalada de amenazas pueda infundir moderación o vacilación en los líderes occidentales que toman decisiones sobre cómo apoyar a Ucrania", dijo Alberque.

Pero los analistas rusos afirmaron que la frecuencia con la que Putin ha recurrido a las amenazas nucleares podría restarles eficacia.

Andrei Kolesnikov, investigador del Carnegie Endowment for International Peace con sede en Moscú, afirmó que, a pesar de la retórica de Putin, el Kremlin desconfía de un conflicto nuclear.

"No quieren y temen una guerra nuclear", afirmó, añadiendo que el "chantaje nuclear" se había convertido en una práctica habitual para Putin.

Kirill Rogov, profesor visitante del Instituto de Ciencias Humanas de Viena, afirmó que el discurso de Putin se centró más en "los peligros y desafíos que Rusia puede crear en la esfera nuclear". Dijo que "pretendía crear incentivos para que la parte estadounidense negociara".

Añadió que los recientes éxitos de Rusia en el campo de batalla en Ucrania significaban que era menos probable que Putin considerara el uso de armas nucleares que al principio de la guerra, cuando los reveses significaban "una amenaza existencial para el régimen de Putin".

Temas relacionados
Más noticias de Guerra Rusia-Ucrania

Las más leídas de Financial Times

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.