Mercados de criptomonedas, 'bonos basura' y vivienda corren riesgo de sufrir una corrección, advierte el BCE

Los inversores que asumen riesgos en busca de rentabilidad han dejado a los mercados "susceptibles de corrección".

El aumento de la "exuberancia" en los mercados de vivienda, los bonos basura y los criptoactivos han creado vulnerabilidades que quedarán expuestas si una inflación mayor de la esperada provoca una fuerte suba de las tasas de interés, advertió el Banco Central Europeo (BCE).

El repunte de la economía de la eurozona este año tras la pandemia de coronavirus ha reducido los riesgos a corto plazo para el sistema financiero, pero también ha provocado una acumulación de riesgos a más largo plazo, dijo el BCE este miércoles en su revisión semestral de la estabilidad financiera.

"Las preocupaciones se refieren en particular a los focos de exuberancia en los mercados de crédito, de activos y de la vivienda, así como a los mayores niveles de endeudamiento en los sectores empresarial y público", dijo el BCE.

¿Por qué a los bancos centrales les cuesta tanto hacer bien su trabajo?

El aumento de la inflación y la caída de las tasas de interés reales han impulsado a los inversores a asumir mayores riesgos en su búsqueda de rentabilidad, lo que ha dejado a partes de los mercados inmobiliarios, de deuda y de criptoactivos "cada vez más susceptibles de sufrir correcciones", advirtió.

"Una corrección de los mercados podría ser provocada por una recuperación económica más débil de lo esperado, por los efectos de la evolución adversa de las economías de mercado emergentes, por una reintensificación de las tensiones en el sector corporativo no financiero o por ajustes bruscos en las expectativas del mercado respecto a la trayectoria prevista de la normalización de la política monetaria", señaló.

La inflación de la eurozona alcanzó en octubre su nivel más alto en 13 años, el 4,1%, muy por encima del objetivo del 2% fijado por el BCE. Sin embargo, el banco central ha pronosticado que la inflación volverá a situarse por debajo de su objetivo en los próximos años y dijo que no esperaba subir las tasas el próximo año.

La Unión Europea también estudia el lanzamiento de una moneda digital

Sin embargo, el miércoles señaló que existía "el riesgo de que las recientes tensiones en las cadenas de suministro mundiales y la suba de los precios de la energía tengan efectos más duraderos en la inflación de lo previsto".

La advertencia del BCE tiene ecos de la forma en que el expresidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Alan Greenspan, describió la burbuja de las puntocom de los años '90 como "exuberancia irracional". Luis de Guindos, vicepresidente del BCE, dijo a los periodistas que no creía que los mercados fueran irracionales, pero afirmó que "es un riesgo" porque el actual entorno de bajas tasas de interés "no estará ahí para siempre".

Los precios de la vivienda en la Unión Europea aumentaron un 7,3% interanual en el segundo trimestre, la mayor suba desde justo antes de la crisis financiera de 2008. El BCE dijo que había "signos crecientes de sobrevaloración" que dejaban a muchos mercados inmobiliarios europeos "propensos a una corrección" y advirtió de un "deterioro de los estándares de préstamo".

La SEC advierte a inversores en criptomonedas: "Mucha gente probablemente saldrá lastimada"

Dijo que estos acontecimientos "reforzaban los argumentos" para que las autoridades nacionales introdujeran más "medidas de política macroprudencial", como límites a los préstamos bancarios o mayores requisitos de capital para las hipotecas.

El BCE dijo que "los segmentos de mercado más exóticos, como los mercados de criptoactivos, también siguen estando sujetos a brotes especulativos de volatilidad". También expresó su preocupación por las interrelaciones entre los mercados financieros convencionales y las stablecoins, un tipo de criptomoneda que está nominalmente vinculada a activos subyacentes para limitar las fluctuaciones de precios.

El rápido crecimiento del tamaño y el uso de las stablecoins "exige la aplicación urgente de marcos de regulación, supervisión y vigilancia", dijo.

El BCE señaló que el sector financiero no bancario "sigue enfrentándose a un elevado riesgo crediticio" debido al aumento de las inversiones en "bonos basura" de mayor riesgo, cuya calificación es inferior al grado de inversión. Y añadió: "Si los rendimientos de los bonos aumentan, las pérdidas de valoración podrían desencadenar salidas de los fondos de inversión que, unidas a los bajos colchones de liquidez, podrían obligar a los fondos de bonos a liquidar activos para satisfacer los reembolsos de los inversores".

El banco central dijo que su propia política monetaria ultralaxa, en virtud de la cual recortó las tasas de interés hasta llegar a un nivel negativo y compró billones de euros en bonos, había aumentado "los incentivos para asumir más riesgos, que podrían llegar a ser excesivos y conducir a la acumulación de riesgo sistémico".

Sin embargo, dijo que las principales herramientas para hacer frente a estos riesgos eran las normas macroprudenciales en lugar de "apoyarse en el viento" endureciendo la política monetaria más de lo necesario para alcanzar su objetivo de inflación.

A principios de este mes, la Reserva Federal de Estados Unidos advirtió que las tensiones en el sector inmobiliario chino causadas por las dificultades financieras del grupo inmobiliario Evergrande, fuertemente endeudado, "planteaban cierto riesgo para el sistema financiero estadounidense". Pero el BCE restó importancia a estas preocupaciones, diciendo: "Hasta ahora, el impacto en las proyecciones de crecimiento mundial y en los mercados financieros ha sido limitado, ya que la exposición al exterior parece relativamente pequeña".

Tags relacionados

Compartí tus comentarios