Los pronósticos de los bancos de Wall Street para la economía en 2023

El CEO de Goldman Sachs, David Solomon, dice que los clientes parecen "fatigados" tras un año volátil.

Los líderes de algunos de los mayores bancos de Wall Street han emitido unas perspectivas cautelosas para la economía mundial, a medida que los consumidores gastan sus ahorros y los clientes rebajan sus expectativas para 2023.

Los altos ejecutivos de Goldman Sachs, Bank of America y JPMorgan Chase ofrecieron sus puntos de vista en una conferencia del sector celebrada este martes. "Cuando hablo con los clientes, suenan extremadamente cautos. Muchos CEO están observando los datos y esperando a ver qué pasa", dijo David Solomon, CEO de Goldman Sachs.

Solomon dijo que los clientes parecían "fatigados tras un año muy volátil".

Inestabilidad financiera: a la caza de la próxima crisis del mercado 

Los comentarios se suman a la sensación de ansiedad entre los líderes empresariales por las preocupantes perspectivas de la economía mundial, que se enfrenta a una serie de desafíos económicos y geopolíticos, como un ritmo vertiginoso de subas de las tasas de interés por parte de los bancos centrales, la vacilante reapertura de la economía china y la guerra de Rusia en Ucrania.

Solomon dijo que era "ligeramente más cauto" sobre la economía que los propios expertos de su banco de inversión, que actualmente predicen que Estados Unidos evitará por poco la recesión en 2023.

"Recibo muchas preguntas sobre China y su relación con Estados Unidos, la trayectoria económica de Europa y, obviamente, los riesgos de recesión. Pero no escucho pánico. Los balances son sólidos. Incluso con tasas de interés más altas, los mercados de grado de inversión siguen abiertos".

El CEO de Bank of America, Brian Moynihan, explicó que los ahorros de los consumidores estadounidenses alcanzaron su punto máximo en abril, después de que muchas personas recibieran devoluciones de impuestos, pero que la mayoría de los estadounidenses seguían teniendo más dinero en el banco que antes de la pandemia, una dinámica que probablemente se mantendría mientras el desempleo siguiera siendo bajo.

"En estos momentos, se ha mantenido el empleo y eso son muy buenas noticias para el consumidor estadounidense", afirmó Moynihan.

Marianne Lake, codirectora ejecutiva de la división de banca de consumo y comunitaria de JPMorgan Chase, dijo en la conferencia que "la economía estadounidense sigue siendo fuerte", pero que en los últimos tres meses la dirección del banco se ha vuelto más expectante ante "una modesta recesión" a corto plazo.

Jay Powell no es una paloma

"Así que la probabilidad de recesión ha aumentado. De hecho, la estamos buscando ahora mismo", dijo Lake.

Los inversores siguen analizando las perspectivas de la política monetaria del banco central estadounidense. A pesar de que el presidente de la Reserva Federal, Jay Powell, sentó la semana pasada las bases para que los responsables políticos reduzcan la magnitud de las subas de las tasas de interés en su reunión de diciembre, unas cifras de empleo más sólidas de lo esperado y unos datos que muestran un crecimiento en el amplio sector de los servicios subrayaron posteriormente el riesgo de que la inflación siga siendo persistente y elevada en los próximos meses.

Solomon dijo que los clientes de Goldman Sachs habían revisado a la baja sus previsiones económicas "pero no drásticamente" mientras preparaban sus presupuestos corporativos para 2023.

Un año de dolor: los inversores luchan en una nueva era de tasas altas

"Hemos visto que los clientes han desviado su atención de la resistencia de la cadena de suministro hacia la reducción de personal", dijo.

Independientemente de la trayectoria de la economía mundial, el CEO de JPMorgan, Jamie Dimon, afirmó que el sistema bancario estadounidense está bien capitalizado para hacer frente a cualquier dificultad.

"El sistema bancario estadounidense es increíblemente sólido en un millón de aspectos diferentes. Nuestro capital rebosa", le dijo a CNBC.

Wall Street: por qué los inversores se mantienen cautelosos a pesar del repunte de las acciones

Los bancos de Wall Street también se preparan para una temporada de primas que probablemente pondrá de relieve la extrema naturaleza de la banca de inversión, que va de la festín a la hambruna. Tras un exitoso 2021 en cuanto a acuerdos y retribuciones, la actividad se ha ralentizado drásticamente este año.

Solomon afirmó que el esperado repunte de la actividad en los mercados de capitales en áreas como las nuevas salidas a Bolsa no se había materializado este trimestre. En general, este año Goldman Sachs "buscará el equilibrio entre la remuneración adecuada por rendimiento y la retención del talento", afirmó.

"El mercado laboral sigue siendo sorprendentemente reñido, y la competencia por nuestro talento, en particular por los mejores, es más fuerte que nunca", afirmó.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.