Los hedge funds obtienen fuertes ganancias apostando a la "reflación"

Los administradores de fondos más conocidos aprovechan la caída de los precios de los bonos mundiales registrada este año.

La apuesta de los hedge funds a que el paquete de estímulo estadounidense de u$s 1,9 billón ayudará a que suba la inflación está comenzando a dar frutos, y varios reconocidos gestores están acumulando grandes ganancias desde principios de 2021.

Administradores como Caxton Associates, Odey Asset Management y QMA Wadhwani, obtienen jugosos rendimientos en un momento en que las expectativas de aumentos de precios más rápidos provocan la caída de los bonos soberanos.

"Los hedge funds advierten hace seis meses que la inflación podía ser mucho más alta de lo esperado", aseguró Andrew Beer, miembro gerente de la firma de fondos Dynamic Beta Investments. "Febrero mostró que muy pocos inversores están preparados para una suba rápida de las tasas de interés", agregó.

La Fed no cambia su estrategia pese al pronóstico de crecimiento de EE.UU.

Los precios de los bonos, que están en un mercado alcista hace 40 años, se derrumbaron en las últimas semanas porque se espera que los enormes niveles de estímulo monetario y fiscal impulsen un repunte de la economía estadounidense y obliguen a la Reserva Federal a subir las tasas de interés antes de lo esperado. Apoyan ese pronóstico los sólidos datos industriales y de ventas minoristas en Estados Unidos, el aumento de los precios de los productos básicos y el avance de la vacunación en el país norteamericano y en el Reino Unido. 

Los bonos del Tesoro a largo plazo, aquellos con vencimientos a diez años o más, tuvieron una baja de 10% desde principios de 2021, sobre una base de retorno total que tiene en cuenta caídas de precios y pagos de intereses, según un índice de Bloomberg Barclays.

Las acciones pueden capear la tormenta de los bonos

Mientras tanto, la tasa de equilibrio a cinco años, una medida del mercado para las expectativas inflacionarias, superó el 2,5% esta semana por primera vez desde 2008, según muestran los datos de Bloomberg.

"Es posible que el escenario esté listo para una gran reflación", escribió el CEO de Caxton, Andrew Law, en una carta a inversores en diciembre. Y agregó que será "un tema de inversión probablemente dominante".

Esa apuesta valió la pena: Caxton, que el año pasado registró rendimientos récord, este año ganó 7,2% en su fondo Macro, administrado por Law, y 4,5% en su fondo principal, según un inversor.

Mientras tanto, el fondo europeo de Odey, administrado por el fundador Crispin Odey, subió 38,4% el mes pasado, y en el año lleva un alza de 51,1%.

El fondo tiene grandes apuestas contra la deuda pública del Reino Unido y Japón. La firma hace poco escribió a sus clientes para decirles que calcula que la inflación estadounidense de este año será de entre 10% y 15%. Eso supera con creces las estimaciones de los economistas en una encuesta de Bloomberg, quienes en promedio anticipan que los precios al consumidor aumenten 2,3% en 2021.

Los hedge funds retoman su papel de grandes villanos de Wall Street

Brevan Howard, la firma cofundada por el multimillonario Alan Howard y dirigida por Aron Landy, ganó alrededor de 3,4% este año hasta mediados de febrero. Según una persona familiarizada con su estrategia, la firma se ha posicionado para un repunte de los rendimientos. Brevan, Caxton y Odey no quisieron hacer comentarios.

Los hedge funds como Caxton y Brevan Howard obtuvieron grandes ganancias el año pasado apostando a la caída de los rendimientos de los bonos.

Esos fondos ahora revirtieron sus apuestas, según personas que conocen sus posiciones, debido a que entre los principales administradores de carteras crece el temor a que los bonos hayan alcanzado niveles insostenibles.

Los bajos rendimientos de los bonos son "un accidente que está a punto de ocurrir", escribió Paul Singer de Elliott Management en una reciente carta a los inversores. Asimismo, Warren Buffett advirtió la semana pasada que "los bonos no son el lugar para estar en estos días".

Warren Buffett

Warren Buffett deja los bancos y opta por el oro, ¿shock o apuesta segura?

Algunos fondos apostaron a que se ampliará la diferencia entre los rendimientos estadounidenses a dos y diez años. Los rendimientos más altos indican precios más bajos. Ese tipo de operaciones fueron rentables este año, ya que en febrero esa brecha alcanzó su nivel más alto en más de cuatro años.

A otros gestores les fue bien con sus inversiones en acciones que probablemente tengan un buen desempeño cuando suba la inflación. James Hanbury, de Odey, ganó más de 20% en sus fondos Brook Absolute Return el mes pasado, según las cifras informadas a los inversores. En enero escribió que se había posicionado para una inflación más alta debido al avance de la vacunación y a la escasez de suministros en muchas industrias, según una carta a los inversores.

Los fondos impulsados por computadoras también se han beneficiado tanto de la venta masiva de bonos como de los precios de las materias primas, que se dispararon debido a que los inversores buscan cubrirse contra la inflación.

Sushil Wadhwani de QMA, un exmiembro del Comité de Política Monetaria del Banco de Inglaterra, dijo a Financial Times que espera que la inflación global aumente "considerablemente" este año, impulsada por el aumento de los precios de las materias primas, el estímulo fiscal y la demanda reprimida en la economía.

"Con el aumento que sufrieron en febrero, los rendimientos de los bonos se ‘pusieron al día' con los movimientos que registraron las acciones y las materias primas", aseguró. Su fondo ganó alrededor de 8,5% el mes pasado.

También se ha beneficiado la británica GSA Capital Partners, cuyo fondo Trend subió 5,3% el mes pasado, llevando los retornos este año a alrededor de 4,2%, ayudados por las apuestas al alza de las materias primas y a la caída de los bonos.

Con los bonos repuntando en los últimos días, algunos administradores, como Wadhwani, advierten que los precios pueden haberse caído "demasiado y muy rápido". Sin embargo, otros creen que la tolerancia de la Fed a una mayor inflación implica que los precios de los bonos pueden descender aún más. Kamran Moghadam, que dirige el equipo macro global de Partners Capital, comentó que está reduciendo las tenencias de bonos debido a los "crecientes riesgos de inflación".

 "Se han movido mucho y con mucha rapidez, pero la operación todavía tiene sentido", dijo el director de un importante hedge fund.

Traducción: Mariana Oriolo

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios