Cómo es el misterioso 'síndrome de La Habana' que está afectando a espías y diplomáticos de Estados Unidos

Los incidentes relacionados con la enfermedad fueron reportados por primera vez en operativos de la CIA en Cuba parecen implicar ataques con energía de radiofrecuencia.

Dos funcionarios estadounidenses que trabajan en Alemania han solicitado tratamiento médico tras quejarse de síntomas similares a los relacionados con el llamado síndrome de La Habana, según una persona familiarizada con el asunto.

El síndrome lleva el nombre de la capital cubana, donde empleados de la CIA y del Departamento de Estado de los Estados Unidos se quejaron por primera vez de inusuales sensaciones de sonido y presión en la cabeza entre 2016 y 2017. Desde entonces, los síntomas se han observado entre trabajadores del gobierno en China, Rusia y, más recientemente, Austria.

Estados Unidos no ha dicho públicamente quién cree que está detrás de los incidentes, que parecen implicar ataques "dirigidos" utilizando energía de radiofrecuencia como la radiación de microondas. Pero en privado, los funcionarios sospechan que Rusia es responsable.

¿Otra burbuja en Wall Street? Porqué las principales calificadoras alertan sobre la deuda de las empresas en EE.UU.

El asunto podría abordarse durante las conversaciones que la canciller alemana, Angela Merkel, mantendrá el viernes en Moscú con el presidente ruso, Vladimir Putin, en las que se espera que se aborde la inestabilidad en Afganistán tras la toma del poder por los talibanes y la situación en el este de Ucrania.

Dos personas informadas por los servicios de inteligencia de Estados Unidos le dijeron al Financial Times en junio que Moscú podría estar "pulsando" energía de radiofrecuencia para robar datos de computadoras y teléfonos, lo que acabó dañando a las personas que se encontraban en las inmediaciones. Las autoridades rusas han negado cualquier implicación.

El síndrome, denominado oficialmente "incidentes sanitarios anómalos" o "inexplicables", consiste en un conjunto de síntomas que incluyen náuseas, fuertes dolores de cabeza, de oído e insomnio.

Qué son los ETF y por qué van a destronar a los fondos comunes de inversión

Ned Price, vocero del Departamento de Estado de los Estados Unidos, declinó hacer comentarios sobre un informe del Wall Street Journal en el que se afirmaba que el síndrome de La Habana había aparecido ahora en Berlín.

Pero dijo que los incidentes sanitarios eran una prioridad para el secretario de Estado, Antony Blinken. El Departamento de Estado creó en 2018 un Grupo de Trabajo de Respuesta a Incidentes Sanitarios para atender a los empleados afectados y a sus familias, proteger de este tipo de incidentes y tratar de establecer la causa. En marzo, Blinken nombró a Pamela Spratlen, diplomática de carrera con casi 30 años de experiencia en el servicio exterior estadounidense, como asesora principal del grupo de trabajo.

Uno de los lugares más afectados es Viena, sede de la OPEP y del Organismo Internacional de la Energía Atómica, donde unas dos docenas de oficiales de inteligencia, diplomáticos y otros funcionarios del gobierno de Estados Unidos han informado de síntomas relacionados con el síndrome de La Habana, según informó The New Yorker el mes pasado.

El informe del WSJ describía el caso de un paciente que fue trasladado recientemente desde un puesto en una capital europea para ser tratado en el Centro Médico Militar Nacional Walter Reed, en el estado de Maryland.

La persona dijo que los médicos habían diagnosticado allí una lesión cerebral del tipo que se observa en las personas expuestas a las ondas de choque de las explosiones. Los síntomas habían sido precedidos por un dolor punzante en el oído, ruidos electrónicos agudos y presión en los oídos. Estos síntomas se produjeron mientras la persona estaba en casa por la noche o a primera hora de la mañana en marzo.

El WSJ citó a la persona diciendo que era "sorprendente" que las personas afectadas por el síndrome "hubieran trabajado en asuntos relacionados con Rusia".

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios