Empresas

Tras el informe Gotham, la familia Grifols sale de la dirección de la compañía

La empresa de esta manera cede a la demanda de los inversionistas y coloca como CEO de la farmacéutica al exresponsable de estrategia global en la firma japonesa Olympus Corporation.

Reflejos. Sólo con esta palabra puede explicarse la decisión sin precedentes tomada en las últimas horas por Grifols. El varapalo que produjo en la valoración de la farmacéutica, sumado al fortísimo golpe que le propinó en su credibilidad el informe Gotham, solo cabía esperar un puñetazo sobre la mesa. Nada de tibiezas. Y los herederos de Josep Antoni Grifols i Roig, quien fundara la empresa en 1901, lo dieron. Ellos enseguida entendieron que nada de tibiezas para garantizar la supervivencia de la compañía familiar. De esta manera, la firma barcelonesa busca calmar los nervios de los inversores internacionales y comenzar a andar el camino que la podría llevar a la superación de la crisis provocada por el fondo bajista.

Contrariando a Adam Smith, la mano visible de los descendientes de Grifols i Roig movió las fichas sacando algunas del tablero para reemplazarlas por otras. La compañía comunicó la designación de Nacho Abia como nuevo CEO en sustitución de Thomas Glanzmann que continuará en la función de presidente ejecutivo. Nacho Abia, con un currículum en sintonía con lo esperado por el mercado, se instalará en su nuevo despacho el próximo 1 de abril.

La empresa de esta manera cede a la demanda de los inversionistas y coloca como CEO de la farmacéutica al exresponsable de estrategia global en la firma japonesa Olympus Corporation. (Imagen: archivo)

Hola plazo fijo: estos son los bancos que más pagan por los depósitos a 6 meses

Alerta SEPE: HOY comienza el pago de los subsidios por desempleo, ¿quiénes cobran?

En efecto, Abia no es precisamente un recién llegado al negocio. Cuenta con más de 25 años de experiencia en la gestión de multinacionales del sector, siendo anteriormente responsable de estrategia global en la firma japonesa Olympus Corporation, compañía líder en Medtech y expresamente en el segmento de diagnóstico y tratamientos de invasión reducida.

El gran golpe de timón lo dieron Raimon Grifols y Víctor Grifols Deu con su paso atrás que, en los hechos, es el paso hacia adelante esperado, y anunciado en 2022, pero retrasado hasta que llegó el quiebre producido por el informe Gotham: Raimon y Víctor tomaron la determinación de profundizar la transición ejecutiva al separar management y familia. Tío y sobrino renunciaron a sus cargos de director General Corporativo (CCO) y director de Operaciones (COO), respectivamente, aunque manteniendo sus sillones en el consejo de administración, pero como consejeros dominicales no ejecutivos. Sin duda, la dirección adecuada para reconducir a la golpeada farmacéutica catalana.

Si bien la compañía busca deslingar los cambios del escándalo Gotham, como ya se señaló, se hace muy difícil desvincular el cambio producido en la alta dirección con el punto central del informe porque subraya los nexos entre la farmacéutica y la familia a través de la sociedad familiar Scranton Enterprices, que entre sus activos figura el 8,4% de Grifols, porcentaje que la convierte en la segunda accionista de la empresa de los Roig.

El conflicto radica en que el informe denunció que esta conexión entre propiedad y gestión de la empresa facilitó el traspaso de compañías y préstamos entre ellos. De ahí que no extraña el buen recibimiento que tuvo la llegada del nuevo CEO y el desplazamiento de los herederos de Josep Antoni.

"Valoramos la noticia de forma positiva, en primer lugar, porque siguiendo las recomendaciones de gobernanza se separan las funciones de presidente y CEO. Pero también, en el caso de las salidas de los miembros de la familia Grifols de posiciones ejecutivas, ya que entendemos servirán para calmar algunos de los recelos surgidos en amplias capas del mercado sobre los posibles conflictos de interés de estos al mantener intereses tanto en Grifols como en otras sociedades vinculadas", apoya sin matices el cambio de cromos el banco de inversión Renta 4.

Alerta SEPE: CaixaBank confirma el día de pago de los subsidios por desempleos en febrero de 2024

Adiós alquiler: Banco Santander ofrece viviendas a precios reducidos y listas para entrar a vivir

Así las cosas, Abia, que será nombrado miembro del consejo el 26 de febrero, llega a lo más alto de la compañía con gran parte del trabajo más duro realizado. Steven Mayer, quien antecedió a Glanzmann a los mandos de la empresa (ambos ajenos a la familia), antes de dimitir alegando problemas de salud llevó a cabo el plan de ajuste más grande de la farmacéutica, que incluyó el despido de más de 2000 empleados y el cierre de medio centenar de centros de donación de plasma.

Comienzo de la recuperación

La empresa dio las primeras señales de recuperación con la presentación de una demanda contra Gotham City Research y su máximo directivo Daniel Yu, responsables, según ellos, de la debacle de la compañía tras el informe presentado por el hegde fund.

Vale recordar la dureza del pleito abierto en los tribunales de Nueva York, tanto que el escrito define a los directivos involucrados como "estafadores y delincuentes", tras acusar al fondo de difamación, interferencia en los negocios y enriquecimiento injusto. Casi simultáneamente se produjo el anuncio de la CNMV de abrir una investigación sobre la veracidad de las afirmaciones realizadas por el fondo. Ambos hechos empujaron la valoración de la compañía al punto que hasta ayer la cotización de Grifols recuperó un 28%, aunque el valor aún está 27 puntos porcentuales por debajo del registrado antes del informe Gotham.

Tras el informe Gotham, la familia Grifols sale de la dirección de la compañía. (Imagen: archivo)

También es cierto que la acción continúa bajo los focos del mercado. Como si de buitres se tratase, sobrevuelan sobre ella no pocos inversores bajistas.

El nuevo equipo directivo tiene por delante convencer al mercado de su intención de llevar a la empresa por la camino de la austeridad a fin de alivianar el lastre del fuerte endeudamiento y retomar una política de dividendos para los accionistas. Los analistas recuerdan que queda menos de un año para cumplir con la promesa de reducir el apalancamiento a cuatro veces el ebtida.

Así están las cosas para la próxima cita que será el 29 de febrero, día en el que Grifols presentará el cierre de ejercicio. Fin de un ciclo y comienzo de uno nuevo.

"Wait and see", la máxima del mercado está, en este caso, más vigente que nunca.

Temas relacionados
Más noticias de empresas