Empresas

El día después: opiniones encontradas sobre Grifols y el informe de Gotham

Mientras Bankinter le bajó el pulgar a la farmacéutica, la mayoría de los analistas evitaron condenar a la empresa catalana.

Nada más empezar el año y la bolsa ya sufrió su primer terremoto cuya magnitud aún es temprano para cuantificar. El epicentro está en la sede de la empresa estadounidense de análisis Gotham City Reasearch, cuyos expertos acusaron ayer a la farmacéutica catalana Grifols de manipulación contable para maquillar su endeudamiento, provocando el desplome de la acción de la compañía que llegó ser del 43,12%, hasta cerrar la sesión con una caída del 25,9%. 

Mientras accionistas de referencia de la farmacéutica estarán a estas horas analizando refinanciar deuda - 100 millones de euros con el Banco Santander - o buscar un socio financiero entre los fondos de inversión que con gusto aceptarían el convite, opción que ya manejaron a mediados de 2022, el mercado ya comenzó a sacar conclusiones sobre lo sucedido.

La Bolsa de Madrid ha bajado el 1,46 % hasta perder la cota de los 10.100 en una sesión marcada por el desplome de las acciones de Grifols, que han caído este martes un 25,91 %, después de que Gotham Research publicara un informe acusándoles de manipular las cuentas, algo que la firma niega. EFE.

Una de las primeras firmas que hizo pública su opinión fue Bankinter. Los analistas del banco detectan indicios de transferencia de valor hacia las filiales. Como consecuencia de ello rebaja Grifols hasta vender, tras el informe devastador de Gotham. 

De esta manera, Bankinter dio por bueno el argumento de sus colegas estadounidenses de que en Grifols se produjeron operaciones cuyo fin supuestamente es el de transferir activos de la compañía para beneficiar a sus propietarios.

Bankinter puntualizó que a cierre del tercer trimestre de 2023, el resultado atribuido a las sociedades participadas que controla la cotizada, pero en las que no necesariamente Grifols tiene participaciones cercanas al 100%, representó el 97% del beneficio neto.

"Esta cifra es inusualmente elevada para una cotizada y la vemos como un indicio de transferencia de valor hacia las filiales", explicó hoy en un informe Pedro Echeguren, analista de Bankinter. 

Luego, añadió que "el informe de Gotham City no aporta nada que no supiéramos, como que el apalancamiento es el principal hándicap de Grifols, aunque las relaciones cruzadas en el perímetro contable de Grifols con varias filiales y la empresa patrimonial de la familia Grifols nos preocupan y, para nosotros, en este aspecto está el grueso del daño reputacional que supone el informe de Gotham".

La cuestión, sigue, es que "Grifols compra plasma a compañías propiedad de la sociedad patrimonial familiar, cuya propiedad puede revertir en base a opciones sin fecha de vencimiento y que consolida a pesar de no tener participación, alegando que mantiene su control".

A juicio de Echeguren, esta operativa es "un riesgo abierto" y una de las razones por las que Bankinter mantenía hasta ahora la calificación de Grifols en neutral.

Lo cierto es que sólo Bankinter rebajó la recomendación de la farmacéutica. El resto de las compañías que analizaron lo sucedido ayer fueron más cautas en sus argumentos. 

Por caso, los expertos de JB Capital Markets dicen no creer en que la situación financiera o contable de la empresa tenga algún aspecto desconocido para los inversores que pueda ser relevante para fines de valoración. "Aunque las prácticas no fueron las mejores, los movimientos de activos entre la familia y el grupo ya eran conocidos", destacaron.

A favor de Grifols

También hubo voces autorizadas que se posicionaron en defensa de la compañía catalana. Entre ellas, la de los analistas de Renta 4 quienes reiteraron su consejo de "sobreponderar" Grifols, con precio objetivo de 22,50 euros; y calificaron el informe de Gotham como "interesado".

"Se siembran dudas sobre algunas de las transacciones llevadas a cabo, que vienen a cuestionar la limpieza y legalidad de la operativa del grupo, pero sin aportar argumentos de peso que lo corroboren o incluso vertiendo afirmaciones del todo incorrectas", concluyeron.

El fondo Gotham Research acusó a Grifols de manipular la deuda reportada y el Ebitda (el beneficio operativo), pese a que la compañía española ha negado cualquier adulteración de los números. EFE

Por su parte, Manuel Romera Robles, director del sector financiero de IE University, sostiene que al final lo que pasó es que Gotham lo que hace es posicionarse a la baja en alguna acción de una compañía que justifica ponerse a la baja con un informe que saca al mercado diciendo que alteró información financiera.

"Y lo volvió a hacer. Grifols no deja de ser una víctima más de Gotham, que ya lleva muchos años comprando opciones a vender acciones de compañías, que según afirma hicieron mal su contabilidad financiera y alteraron el patrimonio, y con ello consiguen que el mercado en muchos casos la sigan y digan que Gotham lleva razón". La consecuencia de esta jugada, explica el profesor, es que bajen las acciones y Gotham gane muchísimo dinero con esa bajada de los títulos".

Cuenta también que en casi todos los casos de compañías que Gotham asedió y dijo que habían alterado su contabilidad financiera bajaron su valor para luego nunca subir al nivel que estaban pre informe Gotham"

"El daño sobre Grifols ya está hecho, recuperar hoy 8% sobre la caída del ayer del 25% no resuelve el perjuicio sufrido por la empresa", subraya.

Romera Robles pone blanco sobre negro el beneficio de este movimiento con solo un dato: "El número de gente que vendía ayer acciones de Grifols se multiplicó por 16 con respecto a una acción media habitual".

Negocio para Gotham, que se embolsó 20 millones de euros en una jornada.

Temas relacionados
Más noticias de Bankinter