Impuestos

Vamos hacia un sistema tributario más federal y más simple

El respeto de las potestades tributarias de las provincias no debe traducirse en mayor complejidad para los contribuyentes. Trabajamos en coordinar los sistemas provinciales para simplificar trámites y mejorar el funcionamiento de las administraciones.

El sistema tributario argentino debe ser más suficiente para proveer un nivel de recaudación que no solo permita cumplir con los objetivos del gobierno mediante impuestos progresivos, sino también debe ser más simple y amigable con los contribuyentes para fomentar el cumplimiento voluntario. 

En un sistema federal de gobierno como el nuestro, se impone una necesaria coordinación de los regímenes tributarios provinciales entre sí y con el sistema tributario nacional para evitar lo más posible las externalidades negativas que se generan cuando el actuar de una parte afecta al todo.

Por ejemplo, el impuesto sobre los Ingresos Brutos es la principal fuente de recursos tributarios de las provincias. Al gravar las transacciones de compra venta de bienes y servicios, que naturalmente en gran parte cruzan las fronteras provinciales, es el impuesto local que más incide en las relaciones tributarias interjurisdiccionales y en la experiencia de los contribuyentes en su relación con las administradoras tributarias. 

AFIP y el trabajo no remunerado que hacen los contribuyentes

Por lo tanto, desde diciembre de 2019 ha sido un campo prioritario en nuestra agenda de trabajo integral de coordinación, armonización y simplificación tributaria, la mejor administración del impuesto sobre los Ingresos Brutos por parte de las provincias.

Nuestra concepción de la problemática es pragmática y realista. En un marco de respeto absoluto a las potestades tributarias provinciales, sabemos que tenemos que trabajar consensuadamente con todas las jurisdicciones para lograr avances específicos con relación a los regímenes de retención y de percepción, los padrones unificados y los sistemas de gestión de pagos y presentación de declaraciones juradas.

Pero tampoco se trata de inventar cosas. Por el contrario, nuestra tarea consiste en impulsar y fomentar la adhesión de la totalidad de las jurisdicciones a los sistemas de coordinación y armonización tributaria que ya existen actualmente y que son concebidos, manejados y organizados por ellas mismas en el seno de la Comisión Arbitral del Convenio Multilateral (COMARB), en algunos casos en trabajo conjunto con la AFIP

Además de simplificar y modernizar a las administraciones tributarias locales, estos sistemas federales facilitan enormemente la vida a los contribuyentes. Estos son los principales sistemas tributarios federales:

1. Registro Único Tributario (RUT). Es un sistema al que ya se han sumado 18 provincias del país y que permite que los contribuyentes carguen, modifiquen y compartan todos sus datos fiscales en el mismo lugar, usando la clave fiscal de AFIP (altas, bajas, cambio de domicilio, de actividad, entre otros trámites). Simplifica trámites a los contribuyentes, mejora la calidad de la información y hace más eficiente el trabajo de los gobiernos provinciales.

2. Monotributo Unificado (MU). En la actualidad se aplica en 8 provincias, y permite pagar con un sólo paso el Monotributo Nacional y el Impuesto sobre los Ingresos Brutos. Incluso, en la provincia de Córdoba se habilitó un tercer componente: el pago de la Tasa de Comercio e Industria de los municipios. Es una gran iniciativa de simplificación para los pequeños contribuyentes, además de resolver todo el ciclo de vida en un solo lugar, la adhesión al MU implica la exclusión de todos los sistemas de retención y percepción nacionales y provinciales.

3. Sistema de Recaudación sobre Tarjetas de Crédito y Compra (SIRTAC). Posee la adhesión de 16 provincias. El sistema simplifica y unifica las retenciones, a cuenta del Impuesto sobre los Ingresos Brutos, sobre ventas realizadas con tarjetas de crédito, débito, billeteras virtuales y comercio electrónico. En lugar de actuar individualmente, estas 16 jurisdicciones establecen una única alícuota por contribuyentes, simplificando y reduciendo la carga fiscal de los pequeños comercios. Hasta hoy, la implementación del SIRTAC generó la eliminación de 34 regímenes de retención y percepción provinciales.

4. Sistema de Recaudación y Control de Acreditaciones Bancarias (SIRCREB). Este sistema tiene como objetivo armonizar los regímenes de recaudación aplicable sobre las acreditaciones bancarias y cuenta con la adhesión de 22 jurisdicciones. El SIRCREB administra la recaudación, control y atribución jurisdiccional de los importes percibidos. A través de este sistema se evita la superposición de regímenes y diversidad de criterios. Las provincias pueden adherir al sistema tanto para los contribuyentes del Convenio Multilateral como para los Locales.

5. SIRPEI (Sistema del Régimen de Percepciones de Importaciones). Es un sistema de recaudación de las percepciones del Impuesto sobre los Ingresos Brutos aplicable sobre las operaciones de importación definitiva a consumo de mercaderías que ingresen al territorio aduanero, efectuadas por contribuyentes del gravamen y registrados por el sistema informático de AFIP. Actualmente, todas las provincias han adherido a este sistema, lo que permite contar con un régimen de percepción uniforme a nivel país.

6. SIRCAR (Sistema de Recaudación y Control de Agentes de Recaudación). Es un sistema especial de recaudación y control que le permite a los agentes de recaudación del Impuesto sobre los Ingresos Brutos generar y presentar las declaraciones juradas en un único sistema, respecto a las retenciones y percepciones practicadas en cada jurisdicción, conforme a los regímenes y normas de cada provincia. Este sistema cuenta con la adhesión de 20 jurisdicciones.

7. SIFERE. El Sistema Federal de Recaudación (SIFERE) es la aplicación WEB que los contribuyentes del Convenio Multilateral utilizan para liquidar el Impuesto sobre los Ingresos Brutos. Con esta aplicación, los contribuyentes que tienen actividades en múltiples jurisdicciones solo tienen que realizar una sola Declaración Jurada. Este sistema cuenta con la adhesión de las 24 jurisdicciones (aunque en algunas provincias conviven sistemas locales).

8. Alícuota Integrada - SIFERE. Esta herramienta incorpora en el sistema para cada provincia y actividad, la alícuota correspondiente según la ley tarifaria vigente para facilitar la liquidación del Impuesto sobre los Ingresos Brutos de los contribuyentes del Convenio Multilateral. Esta herramienta cuenta con la adhesión de 7 jurisdicciones.

9. Presentación DDJJ Locales. Existen dos herramientas armonizadas para que los Contribuyentes Locales del Impuesto sobre los Ingresos Brutos presenten sus declaraciones juradas, Declaración Impositiva de AFIP y SIFERE - Local que al mismo tiempo apuntan a integrar, simplificar y facilitar la carga administrativa de los contribuyentes. Sólo 6 jurisdicciones se han adherido a uno de esos sistemas.

Son claros los beneficios para los contribuyentes cuando las administraciones tributarias adhieren a estos sistemas. Por eso, desde el principio de nuestra gestión decidimos impulsar fuertemente la coordinación tributaria federal promoviendo la incorporación de las provincias. 

En ese momento, se contaban con 7 herramientas de armonización y simplificación tributaria, pero con el impulso de esta gestión se ha logrado la implementación del SIRTAC y del Registro Único Tributario, tanto para contribuyentes del Convenio Multilateral como para contribuyentes locales, y hoy las provincias disponen de 10 sistemas distintos a los cuales adherir.

Impuestos y la dicotomía de los modelos: ¿favorecer a los trabajadores o a las empresas?

Al comienzo de esta gestión se podía contabilizar que la cantidad total de sistemas de armonización tributaria utilizados por las provincias era de 96 (4 sistemas promedio por provincia). A la fecha, ese indicador alcanza un total de 138 sistemas en aplicación (5,7 por provincia). Es decir que se ha logrado una mejora del 44% en la adopción de sistemas que reducen trámites, simplifican procedimientos, reducen saldos a favor, etcétera.

El objetivo a alcanzar es que las 24 jurisdicciones adhieran a todos los sistemas de armonización y simplificación tributaria. Es decir que continuarán los esfuerzos de coordinación tributaria federal para lograr que el indicador de gestión llegue a 240 sistemas en funcionamiento.

Cumplir este ambicioso objetivo no es tarea fácil en un sistema republicano y federal. Se trata de un viejo anhelo compartido por todo el arco político pero resulta indispensable respetar las potestades tributarias provinciales, formar consensos y trazar acciones efectivas.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios