Reunión en Diputados

Pfizer le ofreció al Gobierno un contrato por 13 millones de vacunas contra el coronavirus

"No fuimos invitados a participar del proceso legislativo, pero sí habíamos compartido el contrato y los aspectos contractuales con el Poder Ejecutivo", aclaró el representante del laboratorio estadounidense. Para JxC, cuando se incorporó la palabra 'negligencia' se sabía que dejaban afuera a Pfizer.

Ante un grupo de diputados, representantes del laboratorio Pfizer aseguraron que no hubo pedidos de pagos indebidos ni exigencia de intermediarios en el marco de las negociaciones con el Gobierno para la compra de vacunas contra el coronavirus. Asimismo, dejaron entrever que el Ejecutivo ya conocía la letra chica del contrato antes de sancionar la ley que habilita la compra de vacunas. Se trata de la misma ley que desde el propio Frente de Todos dicen que obstaculizó las negociaciones con el laboratorio por incluir la palabra "negligencia"

Pasadas las 10.30, ante un grupo acotado de diputados integrantes de las comisiones de Salud y Legislación General, Nicolás Vaquer, en representación del laboratorio Pfizer, respondió una serie de preguntas elaboradas por oficialistas y opositores vinculadas a las negociaciones que vienen manteniendo con el Gobierno por la adquisición de la vacuna pero que, hasta el momento, sigue sin concretarse. 

En ese contexto, Vaquer buscó desmentir las afirmaciones que hicieron tanto referentes del Frente de Todos y de Juntos por el Cambio a propósito de las negociaciones truncas. En este sentido, el empresario recalcó que la firma "no tiene ningún interés en intervenir con los bienes del Estado, esto incluye los recursos naturales, reservas del Banco Central, activos militares, activos estratégicos o activos culturales"

"En ningún momento hubo pedido de pagos indebidos o exigencia de intermediarios a Pfizer", insistió el representante de Pfizer en otro tramo de su exposición.

A propósito de la ley sancionada en el Congreso, que habilita la compra de vacunas, el representante de Pfizer aclaró: "No fuimos invitados a participar del proceso legislativo, pero sí habíamos compartido el contrato y los aspectos contractuales con el Poder Ejecutivo y entendemos que es potestad del Gobierno decidir con qué vacuna avanzar y, de ser necesario, realizar cambios en el marco legal o proponerlos". 

Es decir, antes de la sanción de la ley que contiene la palabra "negligencia", el Ejecutivo ya conocía las condiciones impuestos por la firma

En este contexto fue que Vaquer admitió: "Hoy el marco legal no es compatible con algunos de los mecanismos contractuales que pide Pfizer. Tienen que ver con la indemnidad y otras cuestiones". 

De todas maneras, el gerente general del laboratorio estadounidense aseguró que están trabajando para "avanzar y allanar el camino" para un potencial acuerdo con la Argentina y aseguró que están trabajando en este sentido con el Ministerio de Salud y la Secretaría Legal y Técnica.  

Acuerdo de confidencialidad

Durante su alocución, el gerente general de la firma detalló las negociaciones que mantuvieron con el Poder Ejecutivo. Según relató, Pfizer firmó un acuerdo de confidencialidad con el Ejecutivo el 11 de julio. "Ese acuerdo es estándar en todos los procesos de negociación", relató Vaquer, y detalló: "En este momento, Pfizer se encuentra en negociación con varios países del mundo y esa información puede ser perjudicial". 

Dicho esto, Vaquer añadió que el 27 de julio la oferta fue enviada por escrito y formalmente al Ministerio de Salud. "En ese momento, todavía no había una vacuna, eran contratos preliminares, ya que no se sabía si la vacuna iba a funcionar y tampoco estaba el marco legal acorde a lo que se estaba proponiendo", aclaró. 

"En ese contexto se ofrecieron 13,2 millones de vacunas a ser entregadas a partir de diciembre de 2020. Después, hubo una segunda oferta que fue realizada el 1 de octubre. En ese sentido, la ley fue publicada el 6 de noviembre. En cuanto a las dosis, inicialmente estábamos hablando de 13,2 millones de dosis y nos pidió acelerar las entregas", continuó Vaquer. 

"Finalmente, el Gobierno nos demostró interés en avanzar con las vacunas que pudiesen entregarse antes de junio y antes de marzo de 2021. En cuanto a la entrega, 1 millón antes de que terminase el año, 2 millones antes del primer trimestre, 5 millones en el segundo trimestre y el resto en el cuarto trimestre", detalló Vaquer. 

Hecho todo este repaso, el representante del laboratorio señaló: "Hoy hay, a nivel general, dos aspectos importantes donde la ley no es compatible. La indemnidad y otras protecciones, y en ese contexto, es potestad del Poder Ejecutivo decidir con qué vacunas avanza contra la pandemia. Hoy la vacuna actual sería eficaz contra las cepas que están circulando. En ese sentido, Pfizer tiene la capacidad de desarrollar una vacuna contra las cepas en aproximadamente 100 días". 

Negligencia

Apenas terminada la exposición de Vaquer, la diputada Karina Banfi, que participó de la reunión, le planteó a El Cronista que "quedó claro que eligieron no comprarle a Pfizer y que sabían que 'negligencia' bloqueaba la compra a ese laboratorio". 

En este sentido, la radical, que le preguntó al representare de Pfizer si el Gobierno conocía las condiciones para comprar sus vacunas, planteó: "En su respuesta dejó en claro que explicitaron los requerimientos de contratación y que el Gobierno decidió no invitarlos a participar del proceso legislativo. Cuando se incorporó la palabra 'negligencia' se sabía que dejaban afuera a Pfizer"

Y continuó: "Pfizer se había comprometido a entregar 8 millones de vacunas entre fin de 2020 y el primer semestre de 2021. En la mayor parte del mundo cumplió, con algunos retrasos", para luego rematar: "Hoy podríamos tener 8 millones más de personas vacunadas al día de hoy. No es obsesión, es información"

VIZZOTTI, AUSENTE

Pese a que desde el entorno del presidente de la Cámara baja Sergio Massa, quien fue el encargado de organizar el encuentro, habían confirmaban que la ministra de Salud Carla Vizzotti participaría, ya desde ayer, un importante referente del Frente de Todos en Diputados le había dicho a este medio: "Vizzotti me aseguro que no iría". Y así fue.

Además de las versiones encontradas que hubo sobre la presencia de Vizzotti, hasta antes del inicio de la reunión a puertas cerradas pero con transmisión por los canales oficiales, reinaba la incertidumbre. Por caso, había dudas sobre los diputados que participarían de manera presencial así como también de qué manera se harían presentes los laboratorios.

Entre los diputados presentes en el Palacio del Congreso se encontraban, además de Massa, Pablo Yedlin, Máximo Kirchner, Cecilia Moreau, Cristina Álvarez Rodríguez, Mario Negri, Omar De Marchi, Carmen Polledo, Juan Manuel López, José Luis Ramón, Karina Banfi, Soher El Sukaria, Juan Carlos Giordano, Eduardo Bucca, Ana Clara Carrizo, Paola Vessvessian y Claudia Najul.

dar explicaciones

La reunión se concretó ante los pedidos por parte de la bancada que lidera el radical Mario Negri de "echar luz" en torno a las negociaciones entre el Gobierno y los laboratorios por la compra de vacunas contra el coronavirus. Especialmente por las dudas que vienen expresando en torno a no haber llegado a un acuerdo con el laboratorio Pfizer. Tras estos pedidos fue que Massa convocó a representantes de las compañías.

La convocatoria fue a través de una resolución en la que se citó "bajo apercibimiento de ley" a los laboratorios proveedores de vacuna o en trámite de aprobación a que "rindan cuentas", entre ellos AstraZeneca, Covishield, Covax, Sinopharm y Sputnik V, Moderna, Johnson & Johnson y Pfizer.

De todas formas, fueron solo dos los laboratorios que se hicieron presente: Pfizer y Richmond. 




 

Tags relacionados

Compartí tus comentarios