ENERGY SUMMIT

Acceso a divisas y señal de precios, los desafíos de la nueva ley

Son vitales para atraer inversiones y aprovechar el potenciar productivo de Vaca Muerta, dicen los actores de la industria. Pero también se requieren reglas claras y una macroeconomía estable.

El proyecto de ley de promoción de la actividad hidrocarburífera, que el Gobierno impulsa para el despegue definitivo de Vaca Muerta, debería tener como piedra angular la libertad de exportar, alinear los precios locales con los internacionales y permitir el libre acceso a las divisas, para afrontar la importación de insumos, cumplir con los créditos tomados en moneda dura y pagar dividendos.

Palabras más, palabras menos, éstos son los ejes que distintos actores de la industria ven como factores clave para el desarrollo de la actividad. 

A esto se agregan cuestiones que hacen al conjunto de la economía, como una "macroeconomía sana", con bajos niveles de inflación; y solvencia fiscal, para evitar que los gobiernos - el actual y futuros- busquen cambiar las reglas de juego en el sector.

En el marco del Energy Summit 2021, organizado por El Cronista, un panel específico analizó las implicancias de una nueva ley que rija la actividad de oil & gas en el país, tal como pretende pasar el Poder Ejecutivo por el Congreso.

A su turno, José Martínez de Hoz, socio de MHR Abogados, recordó que en el país está vigente una ley de Hidrocarburos desde 1967, y que otra normativa incorporó hace unos años aspectos que hacen a la explotación no convencional

En ese sentido, aseguró que "además de la legislación hay tres niveles de condiciones: una macro sana, con baja inflación, libertad cambiaria y solvencia fiscal". Sobre este último punto, explicó que "mientras tengamos un estado insolvente, va a estar siempre la tentación de romper las reglas de juego". 

Por su parte, Francisco Romano, socio del Estudio Pérez, Alati, Grondona, Benites & Arntsen, sostuvo que para invertir hace falta confianza y eso "no se logra con una nueva ley sino cumpliendo las vigentes".

Pablo Alliani, socio en el estudio Bomchil, consideró que la ley debería "dar un marco nuevo para que las empresas vean estabilidad fiscal y regulatoria hacia adelante", en un negocio que requiere grandes inversiones. "Como dicen en Estados Unidos, shale is scale", dijo en referencia a la escala de la actividad.

Para invertir hace falta confianza y eso "no se logra con una nueva ley sino cumpliendo las vigentes", aseguró Francisco Romano, del Estudio Pérez, Alati, Grondona, Benites & Arntsen

Ésa es la clave para atraer inversiones, pero además, Alliani pidió que "no haya excesivas regulaciones" y se reglamente "rápidamente". 

En otro panel del Energy Summit, Carlos Magariños , CEO de la Cámara Argentina de Energía, insistió en el "acceso a las divisas, que es un tema singular en Argentina, que pone al sector en un lugar diferente a otros países". 

Y agregó que los precios de la cadena productiva "estén alineados con los internacionales". Aclaró que al sector no se le ocurre que eso pueda hacerse en forma inmediata, pero que sería importante que el marco regulatorio "dé una señal de cuáles serán los precios que van a regir al sector"

Magariños apuntó, además, que traccionando inversiones y según un estudio de la cámara, "Argentina podría incrementar su producción en 330.000 barriles diarios y aportar al balance de divisas del país unos u$s 5000 millones más". 

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios