El costo de la devaluación

Subsidios: el Gobierno ya sabe de cuánto tiene que ser el aumento de tarifas

La Secretaría de Energía recibió un informe oficial con los nuevos cálculos del sistema eléctrico, que tiene buena parte de los contratos atados al dólar. ¿Cuándo y cuánto suben las tarifas?

La devaluación de la semana pasada provocó un aumento del 11% en el costo en pesos de la energía eléctrica para el trimestre agosto-octubre; esto debido a que buena parte de los contratos están en dólares.

Si el Gobierno define trasladar ese costo a los usuarios para no incrementar el gasto público en subsidios, habría desde el 1 de septiembre una suba de tarifas de aproximadamente un 5-6% a nivel nacional para los hogares de altos ingresos (Nivel 1 -N1- de la segmentación), grandes industrias y comercios, que será acumulativa a los distintos aumentos aplicados este año en febrero, mayo y agosto.

Como anticipó El Cronista, la secretaria de Energía, Flavia Royon, le había pedido días atrás a la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa) que recalculara el costo "monómico", antes configurado con un tipo de cambio promedio para estos meses de $ 310.

Con el informe en sus manos, se espera una decisión del ministro de Economía, Sergio Massa, para la próxima semana: las opciones son trasladar todo el costo a los usuarios, incluidos los segmentos N2 (ingresos bajos) y N3 (clase media); absorber una parte y aplicar una suba solo a los N1, que llegaría en las facturas poco antes de las elecciones de octubre; u otorgar más subsidios.

Subsidios a las tarifas de energía

En cualquier caso, los aumentos de tarifas serían marginales, así como también el incremento de los subsidios.

Según estimó el Instituto Interdisciplinario de Economía Política (IIEP) de la UBA y el Conicet, el costo de no trasladar a los usuarios el efecto de la devaluación es un mayor gasto en subsidios eléctricos por $ 70.000 millones (200 millones de dólares), equivalente a entre 0,03% y 0,04% del Producto Interno Bruto (PIB), un monto que no compromete la meta fiscal de la Argentina con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El impacto de la devaluación en los costos eléctricos ya estaba en parte incorporado, pues se calculaba un tipo de cambio promedio de $ 310

No obstante, la situación en gas natural es distinta. A diferencia de la luz, en donde ya un 30% de la población no tenía subsidios, en el gas la cobertura actual de las tarifas sobre el costo de la producción y las importaciones es de un 51%, 15% y 19% para los usuarios N1, N2 y N3, respectivamente, y pasaría a 42%, 12% y 16% con la devaluación.

Por el momento, el Gobierno no tiene previsto un aumento del gas, ya que debería pasar por audiencia pública. Recién para noviembre estudiarían incrementos de tarifas, pero el calendario está sujeto al devenir de las elecciones y la suerte del candidato a Presidente por Unión por la Patria.

En el acumulado del año hasta principios de agosto, los subsidios a la energía, el transporte y el agua sumaron $ 2.331.195 millones ($ 2,3 billones) y cayeron en su conjunto un 16,6% interanual en términos reales.

Temas relacionados
Más noticias de Tarifas

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.