Reunidos en Casa Rosada

Reunión de Gabinete: Martín Guzmán explicó qué pasa con la inflación y Juan Manzur reclamó defender más al Gobierno

Todos los funcionarios de primera línea de Alberto Fernández se vieron las caras. El titular de Economía hizo hincapié en el frente externo por la suba de los precios e insistió con mantener un "sendero fiscal sostenible".

La segunda reunión de gabinete, convocada 15 días después de que la tensión adentro del Gobierno escalara a niveles impensables, tuvo esta vez una mirada más técnica y encontró a los ministros de Alberto Fernández algo más calmos de lo que estaban dos semanas atrás.

Convocados a las 7.30 por el jefe de gabinete, Juan Manzur, los titulares de las carteras nacionales dieron un reporte de sus gestiones y se llevaron el mandato del ministro coordinador de salir a comunicar más sus tareas. A la hora en que la orden fue impartida, el jefe de Estado iba rumbo a Aeroparque para volar desde allí a San Juan, donde lo espera el gobernador Sergio Uñac, crítico en estas horas por los insuficientes subsidios al transporte público de pasajeros en el Interior del país.

En un contexto de caída de la imagen del Presidente, la Casa Rosada insiste con más proactividad para dar buenas noticias y construir un sentido común que disipe las bajas expectativas de buena parte de la sociedad, cuando la inflación pega sobre todo en los bolsillos más flacos y empantana la imagen del Gobierno.

En este contexto, los presentes escucharon atentos la exposición del ministro de Economía, Martín Guzmán, que se detuvo a explicar el comportamiento de la inflación y las causas que encuentra por detrás. 

Salario Mínimo: el Gobierno tomó una definición sobre la suba adicional

Según pudo saber El Cronista, el titular del Palacio de Hacienda adjudicó al contexto internacional adverso el alza de los precios locales, a partir de las rupturas de cadenas de suministros como consecuencia de la guerra en Ucrania y las sanciones impuestas a Rusia, el alza del nivel general de precios en las principales economías por este fenómeno y el de la inyección de liquidez propiciada durante la fase más dura de la pandemia. Los aspectos domésticos, sobre los que machaca el kirchnerismo, si presentes, no fueron abordados por Guzmán.

El equipo de Alberto Fernández se reunió en el Salón Eva Perón de la Casa Rosada.

Al término de la reunión, Manzur abonó la presentación del titular de Economía y sostuvo que el Gobierno ve "un contexto internacional muy complejo".

El jefe de gabinete subrayó, igualmente, que las proyecciones privadas que dan al IPC en torno al 5% en mayo es un avanve desde el 6,7% informado por el Indec en marzo, y el 6% en abril. "Debemos reflotar esfuerzos porque la inflación es multicausal y sabemos las implicancias que esto tiene".

Entre otros aspectos, el gabinete se mostró entusiasmado con los datos del comercio exterior, que este jueves informa el Indec, augurando una continuidad de las exportaciones al alza. 

Como resultado de la gira europea del Presidente, se discutió cómo aprovechar las oportunidades para ampliar las ventas de alimentos y bienes del complejo agrobioindustrial, con los nuevos precios de las commodities

Para el equipo económico, las exportaciones son vitales para fortalecer reservas y evitar devaluaciones que peguen en inflación, y proyectan que los ingresos irán al alza ya que las próximas cosechas se negociarán con los precios actuales, ya no los que había antes de que se desatara el conflicto en Europa del este.

Dólares para la industria, asegurados por el Gobierno

De vuelta a la economía doméstica, los ministros no avanzaron en la implementación de medidas que favorezcan una mayor distribución del ingreso. Como contó El Cronista, un alto funcionario involucrado en estos temas descartó que se piense elevar el salario mínimo antes de agosto, luego de haber anticipado las cuotas que subieron el piso de los haberes. 

Tampoco se le dio entidad al pedido del camionero Pablo Moyano para incorporar más asalariados a la Asignación Universal por Hijo (AUH). 

Mientras el kirchnerismo reclama una moratoria previsional, Massa insiste con una suba del mínimo no imponible, y el sindicalismo más confrontativo pone en foco el retraso en jubilaciones, el ministro Guzmán envió una señal clara: cualquier propuesta debe enmarcarse dentro del "sendero fiscal sostenible" y la reducción del déficit acordado con el Fondo Monetario Internacional (FMI).  

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios