Repro II

El Gobierno condiciona más la ayuda a empresas en crisis por la pandemia

Hoy el Ministerio de Trabajo homologó las conclusiones del Comité de Evaluación y Monitoreo del Programa sucedáneo del ATP.

La situación crítica que atraviesan miles de empresas de los sectores más afectados por las restricciones de circulación y demanda que trajo consigo la pandemia de coronavirus ha llevado al Gobierno a mantener un paquete de transferencias que, poco a poco, se va focalizando con vistas a ajustar el presupuesto -y por ende, el déficit fiscal- y premiar a aquellas que en cierto modo se alinean con la visión oficial de la gestión económica.   

Este martes, el Ministerio de Trabajo, a cargo de Claudio Moroni, homologó las conclusiones del Comité de Evaluación y Monitoreo del Programa Repro II, el sucedáneo del Programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP) y que consiste en una suma dineraria individual, a depositar a cada trabajador registrado, a cuenta del pago de las remuneraciones de los empleadores adheridos.

El pasado viernes, el comité del Repro II definió elevar la vara con la que se juzgan a los solicitantes de este auxilio que les alivie cada mes el pago de la nómina, entre los que se cuentan compañías del ámbito de la salud, que pueden percibir hasta $ 18.000 por trabajador; empresas de sectores "críticos" (entretenimiento, cultural, gastronomía, hotelería y turismo), para los que se ofrecen $ 12.000 por empleado, y otras firmas de sectores no críticos, que alivian así el pago de hasta $ 9000 por operario.

Bajo las condiciones establecidas en enero, las empresas solicitantes deben demostrar una variación negativa de la facturación, y a su vez presentar performances negativas en otros tres indicadores de los siete que componen el menú de selección del Repro II. Estos son: variación porcentual interanual del IVA compras menor al 10% (menor al 5% para firmas con más de 800 empleados); un endeudamiento mayor a 0,6 del coeficiente que surge entre el pasivo total y el patrimonio neto; liquidez corriente menor a 1,6 del coeficiente que surge de comparar el activo corriente; caída interanual del consumo de energía; crecimiento del costo laboral total respecto de la facturación, y variación porcentual de las importaciones menor a -20% (siendo menor a -30% en grandes firmas).

La OCDE condiciona el crecimiento argentino en 2021 a la vacuna y empeora su pronóstico para 2022

El pasado viernes, los funcionarios a cargo del Repro II definieron exigir como requisito de cumplimiento obligatorio la variación interanual negativa de la relación entre el costo laboral y la facturación. Y para las firmas con intervención en el comercio exterior, se exigirá mostrar una reducción de importaciones en los dos periodos tomados como referencia para el cálculo del indicador. Siempre midiendo en dólares este ítem, la regla no aplicará para compañías de salud que importan insumos esenciales para atender la emergencia sanitaria.

El comité de técnicos justificó los nuevos criterios introducidos por "el número de sujetos postulados, la situación económica imperante y el presupuesto asignado" al reparto de subsidios. A mediados de febrero, a través de una modificación presupuestaria que, a las claras, derriba la hipótesis con la que el ministro de Economía, , elaboró la previsión de recursos y gastos, ya que el Repro II obtuvo $ 12.000 millones extra a través de una modificación presupuestaria que, a las claras, derriba la hipótesis con la que el ministro de Economía, Martín Guzmán, elaboró la previsión de recursos y gastos, al suponer que en 2021 no habría coletazos de la pandemia.

Además, desde la cartera laboral reconocieron a este diario que las modificaciones tienen el espíritu de "hacer mas dificil" las importaciones, para desalentarlas y así preservar divisas, tal como enfatizó el presidente Alberto Fernández al anunciar un acuerdo con las terminales automotrices para incrementar la producción, sin perjudicar la balanza de pagos.

Asimismo, la obligatoriedad de mostrar la correlación entre facturación y costo laboral para afinar la ayuda en aquellas firmas que estrictamente no pueden afrontar el pago de la nómina salarial, dejando afuera a las que lograron adaptarse reduciendo otros egresos de dinero.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios