BANCO MUNDIAL

Ranking PBI: Argentina, en el top 20 de peores cifras y hasta 2024, debajo de la prepandemia

Las proyecciones del organismo apuntan a que ni el rebote de 2021, 2022 y 2023 acumulado logrará revertir la caída de 10% del año pasado. El Banco Mundial prevé un crecimiento de 6,4% para 2021, de 1,7% para 2022 y de 1,9% para 2023. En la región sólo Ecuador y Surinam generan peores pronósticos.

 Una de las mayores incertezas que atraviesa la economía argentina pasa por la eventual recuperación de la actividad, sujeta a la segunda ola de coronavirus, a las restricciones que el Gobierno adopte, al gasto que vuelque en asistencia y al ritmo de la vacunación. Dentro de ese horizonte nublado, el Banco Mundial (BM) proyectó que el PBI argentino crecerá un 6,4% este año.

Se trata de un ajuste al alza de su previsión de enero, cuando manifestó esperar un alza de 4,9%, aunque para 2022 achicó la magnitud del rebote de 1,9% a 1,7%. En tanto, para 2023 espera un 1,9%. Si bien serían tres años seguidos de guarismos positivos, algo que habrá conseguido tras más de una década, la recuperación no alcanzará a borrar la recesión de 2020 y será una de las más acotadas del mundo.

Es que, de cumplirse los pronósticos, la economía argentina quedaría tras 2023 unos 0,7 puntos porcentuales por debajo del nivel promedio de 2019, único país en la región junto a Ecuador, que quedaría 1,6 puntos por debajo. Es decir, para el BM, el mandato de Alberto Fernández terminará con una caída del PBI respecto a 2019.

Para poner en contexto, en promedio el mundo terminará 2023 un 9,3% por encima de la prepandemia, mientras que Latinoamérica y el Caribe (la región más golpeada) consolidaría un alza de 3,7%. En cuanto a nuestros vecinos, Paraguay completaría un incremento de 11,1%; Chile, uno de 5,5%; Brasil, un 5,2%, Uruguay, un 2,4%, y Bolivia, un 1,8%.  

Dentro de la planilla del Banco Mundial, Argentina finalizaría en el top 20 de las economías con menor crecimiento desde 2019 producto de la fuerte caída en 2020 y el poco dinamismo en la reactivación. Por encima en ese triste ranking se ubican países insulares muy dependientes del turismo internacional o estados en guerra.

El resto de las regiones tendrá trayectorias más auspiciosas, proyecta el BM. Asia oriental y los países del Pacífico acumularán para 2023 un crecimiento de 20% sobre el nivel de 2019, mientras que Europa y Asia Central alcanzarán un 9,4%. Asia meridional consolidará un 13,5%; oriente medio, un 5,1%, y África al sur del Sahara, un 7,6%. 

La zona Euro tendrá cifras más discretas, de 4%, por tratarse de un área rica, mientras que Estados Unidos registrará un 9,9%. 

Estancamiento a la vista

La perspectiva del Banco Mundial, al menos para este año, coincide bastante con la visión de los analistas, que esperan un crecimiento de 6% según la mediana de respuestas en la Encuesta de Expectativas Económicas de El Cronista (EMEC).

Si bien ambas son cifras superiores al 5,5% que planteó el Gobierno en el Presupuesto 2021 aprobado en noviembre, en los hechos equivale a que la economía mantenga el nivel que tenía en diciembre al finalizar el año, lo que los economistas denominan 'arrastre estadístico'.

Es que al cierre de 2020 el nivel de la actividad finalizó un 6% por encima del promedio de todo el año, por lo que con mantenerse estancada en ese nivel durante 2021 el PBI crecería en esa magnitud. Con algún movimiento extra, el alza podría llegar al 7%, como manifestaron esperar desde el equipo económico a comienzos del año.

De todas maneras, la evolución del Covid y las exigencias de ayudas que requieran las restricciones que se dispongan marcarán el ritmo de la actividad, teniendo en cuenta el poco margen fiscal que tiene el Gobierno para aplicar políticas expansivas como el año pasado.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios