Punto por punto

Privatizaciones en energía: Alberto deroga un mega decreto de Macri y Aranguren

El Gobierno revirtió la orden de privatización de empresas como Transener, Dioxitek y las centrales termoeléctricas Manuel Belgrano y San Martín (Timbúes), entre otras.

El Gobierno publicó hoy un mega decreto sobre energía que revierte las privatizaciones ordenadas en noviembre de 2017 por el ex presidente Mauricio Macri y su ex ministro de Energía, Juan José Aranguren.

El Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) 389/2021, además, instrumenta también la gestión de Integración Energética Argentina (IEASA, ex Enarsa) sobre la importación de gas de Bolivia para no caer en un default contractual, le asigna una concesión para buscar petróleo cerca de las Islas Malvinas y le otorga el control de dos importantes y modernas centrales termoeléctricas, con ciclos combinados que están entre los más eficientes del sistema.

Punto por punto

El presidente Alberto Fernández dio de baja los artículos 6, 8, 9, 10 y 11 del Decreto 882/2017 del 1 de noviembre de 2017, por el que Macri y Aranguren ordenaron la "venta, cesión o transferencia" de las acciones estatales en Citelec (empresa controlante de Transener, en donde el Estado comparte la participación junto a Pampa Energía).

Los ex funcionarios también habían instruido la enajenación estatal de Central Dique, la Central Térmica Güemes, las acciones en Central Puerto, en Centrales Térmicas Patagónicas, la transportista eléctrica Transpa (de la Patagonia), las termoeléctricas Manuel Belgrano I y II, José de San Martín (Central Timbúes), Vuelta de Obligado y Guillermo Brown.

Además, el decreto planteaba la privatización de Dioxitek, la compañía que produce suministros para la medicina y la energía nuclear (uranio y Cobalto 60).

Según comentaron fuentes con despacho en el Ministerio de Economía, la decisión oficial se motorizó con una nota que envió la ex Enarsa, conducida por el santacruceño Agustín Gerez.

El decreto se venía puliendo desde al menos hace dos semanas, pudo averiguar este medio.

La ex Enarsa tendrá el control del 65% de la Termoeléctrica Manuel Belgrano S.A. (ubicada en Campana, Buenos Aires, y con una potencia instalada neta de 823 megavatios -MW-) y el 68% de Timbúes (en Santa Fe, con 825 MW), plantas que fueron construidas a partir de 2005 mediante el Fondo para Inversiones necesarias que permitan incrementar la oferta de energía eléctrica en el Mercado Eléctrico Mayorista (Foninvemem).

El Foninvemem estaba gerenciado por el Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE) y fue constituido hace 16 años para pagar una deuda del Estado con las empresas eléctricas por el congelamiento de las tarifas, mediante la capitalización con inversiones en usinas.

Las compañías Central Puerto, AES, Enel y Pampa Energía son aportantes del fideicomiso y se convertirán en accionistas de las sociedades.

A partir de ahora, podrán distribuir sus dividendos si así lo decide la ex Enarsa, que será el accionista mayoritario de Manuel Belgrano I y Timbúes, ya que se derogó el artículo 37 de la Ley 24.065 (que rige al sistema eléctrico).

Según pudo saber El Cronista, entre las dos centrales generan ingresos por más de $ 850 millones por mes, de los que unos $ 350 millones son en concepto de energía, para pagar costos de operación de las centrales, y otros $ 500 millones remuneran la potencia.

En el Gobierno analizan utilizar estos fondos para invertir en una nueva central termoeléctrica.

Tags relacionados

Comentarios

  • JQ

    Julio Quesada

    16/06/21

    Con este Gobierno nos vamos así, directamente a lo que es Venezuela, y algo se debe hacer, posiblemente Córdoba empiece a defender la Democracia!!! y lo sigan las otras provincias!!!

    0
    0
    Responder