LA LUCHA CONTRA LA INFLACIÓN

Precios Justos ni arrancó pero las alimenticias tienen dudas: ¿se viene una revisión del acuerdo?

El pacto con el Gobierno es congelar los precios de los productos de esta nueva canasta a partir del 1 de diciembre próximo, pero hay factores que los hace analizar la posibilidad de "reajustes".

El jueves próximo entrará en vigencia Precios Justos, una nueva canasta de productos con el que el Gobierno intentará frenar la inflación, aunque las dudas de algunas alimenticias se mantiene en cuanto a un punto clave. El Gobierno les prometió dólares para importar insumos centrales para la producción, "pero justamente lo que no hay son dólares", dicen algunas firmas.

El "subibaja" de las exportaciones: más dólares, menos cantidades y los controles en su momento más caliente

El viernes pasado el Ministerio de Economía anunció la esperada reedición del dólar soja, y con esto se asegura un piso de ingresos por u$s 3000 millones, según el compromiso que se alcanzó con los exportadores. Esto le dará otra espalda a la las reservas del Banco Central, aunque habrá que ver cuánto se termina disponiendo para las importaciones de las empresas.

Según lo pautado entre el Gobierno y las empresas alimenticias, la idea es respetar el nivel de acceso a los dólares que se tuvo el año pasado en cada compañía, que ya mostraba una baja respecto de años anteriores.

En este sentido, las empresas sostienen que "los primeros meses serán cruciales" a la hora de analizar la evolución de esa variable, ya que de esto también dependerá la predisposición de la industria para continuar aportando a Precios Cuidados.

Dudas por los dólares

La adhesión del sector al programa hoy es bueno, aunque todavía hay algunas firmas que todavía optan por no sumarse. Y el motivo que los lleva a tomar esta determinación es, justamente, las dudas en cuanto al acceso a los dólares.

La minería logra abrir la canilla de dólares: ¿le alcanza a la industria para no frenar la producción?

"No creemos que se pueda llegar a hacer adrede, pero sí que la misma realidad puede llevar a que lo prometido se pueda no llegar a cumplir porque no hay dólares suficientes", explicaron a El Cronista desde una de las compañías que todavía define su participación en el programa.

El otro gran problema es la inflación. El acuerdo firmado pauta un congelamiento de los precios de aquellos productos que queden dentro de la canasta por cuatro meses -a partir de diciembre-, y subas no superiores al 4% en el resto.

Tanto las empresas como el propio Gobierno saben que con una inflación que durante ese lapso difícilmente baje del 20% -según consultoras privadas- esto será muy complejo de sobrellevar, y por esto las alimenticias dan por hecho que "al menos a fines de enero, que será el segundo mes de vigencia, habrá que sentarse a hablar nuevamente".

Esto será un tema a resolver en su momento, ya que el pacto es el congelamiento -que el Gobierno traduce en acuerdo- de precios entre diciembre y fines de marzo.

Al menos en el arranque de noviembre, la incidencia de los precios le da un respiro a las expectativas del Gobierno en cuanto a un freno del impulso inflacionario, sobre todo en el rubro Alimentos, uno de los que más fuerte pegó a lo largo de 2022.

El arranque de noviembre

Un trabajo de la consultora LCG muestra que el precio de los alimentos tuvo en la tercera semana de noviembre un incremento del 0,56%, el porcentaje más bajo registrado desde la última semana de junio.

"Por primera vez en el año, todas las categorías presentaron aumentos menores al 2% semanal", asegura el informe, y al mismo tiempo apunta que el acumulado mensual (tomado del promedio móvil de las últimas cuatro semanas) fue del 5%, la menor variación desde el 4,9% de la primera semana de junio.

De esta forma, los precios de los alimentos registraron su cuarta caída consecutiva en su medición mensual, desde el 8% de la tercera semana de octubre.

La consultora marcó un 7,9% para la cuarta semana de octubre, 7,1% para la primera de noviembre y 6,1% para la segunda de este mes.

En cuanto los movimientos de octubre pasado, el Indec apuntó que la suba del segmento de Alimentos y bebidas no alcohólicas (6,2%) fue la que más incidió en todas las regiones, destacándose el aumento de Verduras, tubérculos y legumbres, y frutas.

Paritaria caliente con amenaza de paro: qué exige el gremio de la carne roja

Por otra parte, a nivel de las categorías, lideraron el alza mensual los productos estacionales (9,0%) -explicado en parte por las mencionadas subas de Verduras, tubérculos y legumbres, y frutas-, seguidos por los regulados (7,4%).

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.