Precios congelados: según analistas la medida tendrá un resultado contrario al buscado, ¿por qué?

Especialistas explican las consecuencias de la medida. Adelantan que no tendrá impacto en el IPC de octubre, ni de diciembre, pero sí en el de noviembre.

Roberto Feletti, secretario de Comercio Interior, comunicó en las últimas horas del martes que el congelamiento de 1432 precios por 90 días saldrá a través de una resolución este miércoles en el Boletín Oficial. Entre los economistas hay consenso de que la medida no llegará a influir en el IPC de este mes, y dudan de que incida en la inflación de noviembre y diciembre. 

De lo que hay seguridad, es que en enero las dos alternativas de acción que tendrá el Gobierno generarán consecuencias negativas. Si lo prorroga sin cambios erosionará la rentabilidad de las empresas con riesgo a desabastecimiento y, si permite aumentos, se acelerará la inflación.

El nuevo programa, que busca tener impacto en el IPC, alcanzará a 1432 productos y excluirá productos frescos, los que más impulsaron la tasa de inflación en septiembre. Englobará a los 670 artículos incluidos en el programa Precios Cuidados, y los 67 de Súper Cerca, y agregará 695 productos al congelamiento. 

Para tomar como referencia, Precios Cuidados cubre el 4,7% de los productos relevados por el INDEC en el GBA, por eso el impacto del congelamiento sobre la canasta será como mucho del 10%.

"Creemos que el impacto del congelamiento tendrá un bajo efecto para ralentizar el crecimiento de los precios. Según nuestro relevamiento, el IPC de octubre sería mayor al 3% y se debe a subas en otras categorías distintas de los alimentos. Todavía la medida no ha sido instrumentada y su impacto correrá solamente luego de su instauración lo que implicará que sólo será una pequeña parte del mes, dejando pocas posibilidades de reducir la inflación por debajo del 3%", apuntó Sebastián Menescaldi, director asociado de Eco Go, 

Y agregó: "si es efectiva podría tener algún impacto a partir de noviembre mayormente, ya en diciembre estimamos que los efectos se diluirían".

La semana pasada el Indec informó el Índice de Precios al Consumidor (IPC) de septiembre que escaló a 3,5% y la interanual quedó en 52,5%. Habiendo transcurrido tres cuartas partes del año, quedan pocas dudas de que la inflación de 2021 se ubicará cerca del 50%, aproximándose al 54% de 2019 cuando marcó un máximo en tres décadas.

"La temperatura general de la inflación no se va a desacelerar con este medida y lo que va a suceder de forma contraria es que luego de cerrado ese período el nivel de precios de las categorías que fueron congeladas retoman su precio de equilibrio generando mayor inflación futura", señaló Damián Di Pace, especialista en consumo.

Joaquín Waldman, economista de Ecolatina coincidió: "En enero van a tener que decidir si prolongan el congelamiento o permiten un aumento. Si los habilitan es probable que haya saltos que compensen los meses que no pudieron aumentar. La primera decisión va a erosionar la rentabilidad y podría darse desabastecimiento o evasiones del programa, la segunda acelerar la inflación".

Además, el analista remarcó que este tipo de programas pueden disminuir la inercia inflacionaria algunos meses pero "eso no implica que sea una medida efectiva para frenar el avance de precios, sino que es justamente transitoria y muchos productos van a mostrar durante los primeros tres meses una desaceleración y después van a experimentar todos juntos un alza cuando se termine el programa".

Teniendo esto en cuento y el impacto del cierre de las importaciones sobre los costos percibidos de reposición de los productos, los economistas no creen que la medida sea efectiva para que la inflación se ubique por debajo del 50% en el año.

"Si bajan estos precios, subirán otros. Dudo que haya una caída en la inflación significativa por estas medidas", explicó Andrés Borenstein, economista de Econviews y conductor de 'Economía en tres minutos' y concluyó: "La inflación estará entre 50 y 51%. Sigue subiendo la brecha cambiaria lo que se traduce en más expectativas de inflación y no descartamos que el dólar oficial empiece a tener otro ritmo de devaluación después de las elecciones".

Tags relacionados

Compartí tus comentarios