Shock fiscal

Por dónde puede pasar la "motosierra" de Javier Milei para un ajuste de 5% del PBI

El foco de Milei en el fuerte ajuste es difícil de implementar. El peso de las partidas en la mira y la posible licuación de salarios, jubilaciones y programas sociales.

En esta noticia

Un ajuste fiscal de 5 puntos del PBI como que el anticipó el presidente Javier Milei en su discurso inaugural equivale, a precios del viernes, a entre u$s 25.000 y 30.000 millones. La hoja de ruta del programa económico con ancla fiscal comenzará a conocerse este lunes, pero los economistas descuentan que será imposible que ese ajuste lo pague "la casta". 

Si se eliminaran de un plumazo todos los pesos que se destinan a obra pública y las transferencias no automáticas a provincias, el recorte presupuestario todavía quedaría a mitad de camino del objetivo.

Milei dijo que le dejan una inflación de 15.000% y advirtió que se viene un "mal trago"

Javier Milei asumiría con huecos en la recaudación por anticipos y percepciones

Obra pública

Según la consultora Analytica, el fondeo destinado a obra pública significó, en 2023, 1,9% del PBI. Para Eco Go, los gastos de capital "pesan" 1,8 puntos del Producto. En esa planilla entran tanto los proyectos que cuentan con financiamiento asegurado de organismos multilaterales y fondos fiduciarios como los que se mantienen con plata del Tesoro, más fáciles de podar.

El recorte en la obra pública se da por hecho, pero hay fondeo internacional y de fiduciarios comprometido.

Traducido, no es un renglón que pueda recortarse de raíz. Y menos si se habilita alguna negociación con las provincias para hacer pasar por el Congreso el paquete de leyes que piensa el nuevo presidente.

Provincias

Algo similar ocurre con las transferencias discrecionales a las provincias. Los fondos que la Nación gira a los distritos -que aumentaron 8,2% real en 2023- representan 0,7% del PBI. En esa torta hay recursos para la provincia de Buenos Aires, la que más cede por coparticipación. 

Y se da un problema adicional: la masa de recursos coparticipables cae, en parte por menor actividad y, también, por la composición de la recaudación. El Congreso votó eliminar el impuesto a las Ganancias a la cuarta categoría, coparticipable, y la Nación compensó esa merma con impuesto PAIS, que no se reparte.

Subsidios

Al mirar los subsidios a energía y transporte, Analytica estimó que los primeros significan 1,4% del PBI y los segundos, 0,5%. La tijera no puede pasar por cualquier lado. Gran parte de los subsidios energéticos los explican los usuarios con tarifa social. La suba de tarifas, además, requeriría de audiencias públicas.

Un GPS para orientarse en el ajuste fiscal: cuánto pesan las distintas partidas, en términos de PBI.

Salarios, jubilaciones y gasto social

La gran masa de gasto público se destina a pagar salarios, jubilaciones, asignaciones y planes sociales. "Si sacamos lo social, en el Sector Público No Financiero solo quedan 6,5 puntos porcentuales de gasto", dijo Sebastián Menescaldi, director de Eco Go. Otra vez, la mirada se direcciona a la obra pública y las transferencias a las provincias.

La duda es hasta dónde avanzarán Milei y el ministro de Economía, Luis Caputo, en un mayor recorte en jubilaciones, pensiones, salarios y programas sociales. Mayor, porque son partidas, que, con excepción de salarios públicos, vienen creciendo por debajo de la inflación

El gasto previsional cae 9,2% real en el año, según Analytica, porque la ley de Movilidad corre detrás de los precios y los bonos no llegan a todos los que pierden poder adquisitivo.

"Creo que sabe que el gasto previsional está licuado y que intentará mantener la canasta real lo más estable posible", dijo Menescaldi. Para Analytica, este gasto sensible podría reducirse en otro 0,5% del PBI, solo por el impacto de la inflación. También existen partidas sociales por afuera de la ley de Movilidad, como la Tarjeta Alimentar y las becas Progresar. Allí podría licuarse otro 0,3% del PBI.

Martín Kalos, director de EPyCA, proyectó un ajuste fiscal de 3 por ciento del PBI, focalizado en obra pública, transferencias a provincias y recortes parciales de subsidios. De ahí en más, el shock podría venir por la no indexación de partidas presupuestarias, pero con complejidades de implementación para no derretir todavía más el poder adquisitivo.

¿Más Impuesto PAIS?

"Me parece que, más que ajuste, el cierre fiscal inicial será por mayores impuestos, un PAIS más alto para importaciones y no descartamos alguna sorpresa adicional", afirmó Menescaldi. 

La sintonía fina, según 1816, dependería de la deuda indexada. Una fuerte devaluación del tipo de cambio oficial a $ 650 aumentaría la masa de vencimientos del Tesoro. La alternativa podría ser un dólar "A 3500" más bajo y encarecido con impuestos para equiparar el dólar importador con el exportador en torno a ese valor que adelantó el ministro del Interior Guillermo Francos.

Temas relacionados
Más noticias de Asunción de Javier Milei

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.