Acuerdo del G20

Vía libre al plan del FMI que quería Cristina: más fondos, plazos más largos y menos tasas

El "Fondo de Resiliencia y Sostenibilidad" que cobró forma en la reunión del G20 en Venecia puede cubrir dos demandas del Gobierno: el reparto de DEG y la creación de una nueva línea de crédito del FMI con mejores condiciones. Cómo impacta en la negociación argentina

En la reunión de ministros de Economía del G20 en Venecia, Italia, se definió la creación de un "Fondo de Resiliencia y Sostenibilidad" que podría darle lugar a los reclamos del sector encabezado por la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner: un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) más largo y con menos tasa y, por otro lado, la posibilidad de que en el reparto de Derechos Especiales de Giro (DEG) haya más fondeo para los países con dificultades financieras.

El Fondo de Resiliencia "es parte del camino" para crear una tercera línea de financiamiento en el FMI y permite "adaptar los desafíos del organismo, con una línea con plazos más largos y tasas más bajas". 

Así lo evaluaron fuentes del Ministerio de Economía tras el final de la visita de Martín Guzmán con buena parte de su gabinete a Italia. "Este es un proceso. No se va a resolver este año", aclararon. Ese fondo se constituiría "con una parte de los DEG de los países que no los necesiten". 

El organismo que dirige Kristalina Georgieva prevé aprobar una ampliación de los DEG por u$s 650.000 millones que se distribuirán entre los países miembro a fines de agosto para paliar los efectos de la pandemia en la economía y en el endeudamiento de los países, que viene en aumento. En el G20 se planteó que las cesiones voluntarias de los países que no los requieran, integren ese fondo. 

El impacto de la tensión del dólar en la actividad: comercio, precios y los pedidos del FMI

"Para los países menos avanzados sería conveniente", aseguran en el Palacio de Hacienda, donde además remarcan que "América Latina no tiene una red sólida de financiamiento". 

Guzmán, Georgieva y Yellen, en la última jornada del G20 en Venecia, Italia

La Argentina se encuentra negociando un nuevo programa con el FMI. Y la nueva línea no estará disponible antes de fin de año. Por eso el Gobierno quiere tener la posibilidad de poder tomar la nueva línea 'de resiliencia' si tiene mejores condiciones que el acuerdo de facilidades extendidas. Se trataría de una línea por u$s 100.000 millones en total, lo que es una capacidad de financiamiento "menor de que lo que tienen las otras líneas" por ahora.

Argentina y el FMI: las tres áreas donde el Gobierno ve "avances concretos" para un nuevo acuerdo

Por otra parte, entre los canales de Venecia hubo también una reunión entre los países emergentes que integran el G20 de la que participó Argentina con México, Brasil, Turquía y Arabia Saudita, con el objetivo de "cerrar filas" sobre el nuevo financiamiento, para que si hay aportes voluntarios de los Derechos Especiales de Giro, el fondo que se constituya contemple el apoyo de los países de ingresos medios. 

Una de las variantes que se analiza en el Gobierno a partir del reparto de DEG que realizará el Fondo también es la cesión de forma bilateral, donde la Argentina -o cualquier otro país- podría recibir de forma directa los aportes de otras naciones-. "No está definido todavía", explicaron desde Economía sobre si puede haber aportes voluntarios "uno a uno". 

El FMI indicó que estas propuestas se analizarán en el verano boreal, una vez que la junta de Gobernadores le dé luz verde a la ampliación más grande la historia del organismo, el próximo 2 de agosto.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios