TENSIÓN EN GOBIERNO

Otra cumbre en Olivos, el mensaje 'oculto' de Máximo Kirchner a Alberto Fernández y la vuelta de Cristina Kirchner

Tras el fuerte discurso de su hijo, hoy habla Cristina Kirchner en Santa Cruz, por primera vez después de la renuncia de Martín Guzmán. Los tres principales socios del Frente de Todos se encontraron en la Quinta de Olivos. Buscan una salida política a la crisis.


"Unidos". Así describieron varias fuentes el presente del Frente de Todos a pesar de los cruces y declaraciones. Por eso el pacto de silencio en favor de la paz política sellado entre el trío mayor del Frente de Todos, Alberto Fernández, Cristina Fernández de Kirchner y Sergio Massa, se mantuvo a pesar de la ola de rumores. El miércoles por la tarde se juntaron en la quinta presidencial de Olivos e intentaron mantener en reserva el encuentro. Alguien reveló la visita de la Vicepresidenta y del titular de la Cámara de Diputados pero, a diferencia de otros tiempos, lograron preservar gran parte de lo que se habló. En síntesis, CFK quiere más cambios de nombres mientras Massa insiste en que hay que hacer cirugía mayor en la estructura y el funcionamiento del Gobierno. El ingreso de Silvina Batakis, sin otros gestos, no calma a los mercados, coincidieron. "En la calle no hay precios", alertó el tigrense que palpita las sensaciones de la clase media. 

Mientras discuten, con más o menos tensión, guardan silencio. El único que se expuso públicamente esta semana fue Máximo Kirchner que apuntó contra el FMI, contra Mauricio Macri y desplegó su fuego contra el ex ministro de Economía Martín Guzmán. En su discurso en Escobar pareció preservar la figura presidencial y se mostró más conciliador que todo el último semestre. Hoy será el turno de la reaparición de la Vicepresidenta que tiene previsto hablar en el acto inaugural de un cine teatro municipal en Santa Cruz. En Gobierno creen que esta vez, a diferencia de lo que ocurrió en Ensenada, YPF y Chaco, hará honor a los últimos conciliábulos y será cauta. Además avisó: no habla a través de terceros, ni siquiera de su propio hijo.

FUEGO AMIGO

En Garín Máximo Kirchner fue tajante. "Muchas veces en estos últimos meses, no sin dolor, escuché a dirigentes importantes de nuestro espacio referirse muy mal y de muy mala manera -a mí no me importa, me tiene sin cuidado- a la compañera Cristina y se abrazaron a Guzmán. Los dejó tirados, y ahí está otra vez Cristina poniendo la cara para sacarnos adelante. ¡A ver cuándo aprenden que dar debates y discusiones internas no significa ponerse del lado de Drácula si es necesario para tener razón!", exclamó. 

La primera parte de la frase se interpretó como un dardo al Movimiento Evita que respaldaba al ex ministro. Quienes rodean al diputado nacional dieron a entender que fue un sutil mensaje para Alberto Fernández que pierde soldados mientras el kircherismo se queda a su lado y espera que acepte el liderazgo de Cristina Fernández. Es más, indicaron que el diputado Kirchner marcó una gran diferencia: otros se van mientras el kirchnerismo se queda adentro y poniendo el cuerpo a favor del Gobierno aún con diferencias y en la adversidad.

Si esa interpretación es correcta se sabrá esta tarde a las 16 cuando la Vicepresidenta de la Nación participe en El Calafate de la inauguración del cine teatro municipal junto a la gobernadora Alicia Kirchner; el ministro de Educación Jaime Perczyk y el intendente Javier Belloni.  

Anoche había preocupación en el Frente de Todos entre quienes sostienen con esfuerzo la unidad. Pero la actitud del Movimiento Evita de Escobar tranquilizó los ánimos. A contramano de lo que se creía, los referentes locales respaldaron a Máximo Kirchner a través de un comunicado. Desmintieron haberse retirado del microestado de Garín y se definieron "comprometidos en la unidad del Frente de Todos para ratificar el triunfo electoral de 2023".

EL 'CUCO' ES EL FMI

La conclusión esta vez fue que el "cuco" está afuera y no adentro del Frente de Todos. El diputado se encargó de dirigir su enojo hacia el presidente de la Corte, la Justicia en general y el Fondo Monetario Internacional. 

En su primer aparición pública tras la salida del ministro de Desarrollo Productivo Matías Kulfas y de Guzmán avisó: "Si alguien quiere entender cómo se gana en el 2023 es entendiendo cómo se ganó en el 2019"

"No basta con que nos una el espanto. No me alcanza que Macri esté del otro lado. Lo que nos tiene que unir son los sueños, entender que nuestro pueblo tiene que vivir mejor" alzó la voz en la asunción de Ariel Sujarchuk como presidente del PJ de Escobar.

En redes sociales el Movimiento Evita respaldó a Máximo Kirchner en Escobar

En su rol de jefe del PJ bonaerense, el diputado le atribuyó "irresponsabilidad" a Guzmán por la sorpresiva dimisión que se conoció primero en redes sociales y luego en forma oficial. Comparó esa renuncia con la suya al bloque de diputados nacionales. "Nadie supo de mi decisión hasta que conversé con el Señor Presidente. Me pidió que lo pensara, lo pensé", agregó y calificó como una "irresponsabilidad supina" la salida de Guzmán anunciada en redes sociales. También pasó factura: en su caso -aclaró- no pidió cargos ni que Fernández echara "a ningún compañero". Todos entendieron que acusaba a Guzmán de haber pedido cabezas en el área de Energía a cambio de quedarse.

Por otra parte no tuvo reparos en criticar a Kristalina Georgieva  un día después de que la funcionaria conversara con la nueva ministra de Economía Silvina Batakis."Es hora de que el sacrificio del pueblo tenga valor", le reclamó al FMI y leyó que la titular del organismo internacional "dijo ayer que necesitamos tener claro que las acciones dolorosas a veces son necesarias para cosechar los beneficios de estas acciones". Enojado retrucó: "¿Dolorosas para quién? ¿más dolor? (...) ¿cuándo le van a dar un respiro a la gente, hasta donde van a ser capaces de llegar?", se preguntó.

Ariel Sujarchuk y Cristina Alvarez Rodríguez con Máximo Kirchner

Antes que él hablaron la ministra de Gobierno y dirigente del PJ Cristina Alvarez Rodríguez y Sujarchuk. Los dos pidieron "jugar todos juntos". La sobrina nieta de Eva Perón elogió cariñosamente a Kirchner. "Le pegan y él no afloja", lo respaldó al tiempo que relativizó las peleas internas porque "son tensiones para mejorarle la vida a la gente". Sujarchuk pidió unidad porque "cuando el justicialismo estaba dividido gobernaba el pattismo" en alusión a Luis Abelardo Patti acusado por delitos de Lesa Humanidad. 

Las charlas entre Alberto Fernández, Cristina Kirchner y Sergio Massa para reflotar el gobierno - El Cronista

SEÑALES CONTRADICTORIAS

Sergio Massa recibió en Diputados a la ministra Silvina Batakis

A diferencia del discurso de Kirchner en Escobar, durante todo el día las señales fueron orientadas hacia la recomposición del Frente de Todos. Massa compartió una fotografía junto a la ministra de Economía Silvina Batakis. La recibió en su despacho del Congreso después de las frustradas conversaciones del fin de semana en las que el jefe de Estado evaluó la posibilidad de darle la coordinación del área económica. La designación de la ex ministra de Daniel Scioli, con quien Massa tiene cierta tensión, no había sido celebrada por el diputado. La gestualidad de la foto fue un hecho político importante a favor de la convivencia.

En el mismo sentido se entendió la cancelación de la charla del ex ministro de Planificación Julio de Vido y Oscar Parrilli sobre la renovación -o no- de las concesiones de las represas hidroeléctricas.

Los gestos fueron atribuidos a las intensas conversaciones entre el Presidente, su Vice y Massa. Y se ordenó mantener todo en reserva hasta que se efectivicen mecanismos de diálogo y cambios. 

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios