Idas y vueltas en el Congreso

Ley de Humedales: por qué se trabó el proyecto y qué chances tiene de ser aprobado

Pese a los intentos que hubo por parte de los sectores ambientalistas del Frente de Todos, quedó en evidencia que avanzar en una ley para proteger a los humedales no es tarea sencilla. Los motivos y las chances de que avance.

La Ley de Humedales deberá esperar, una vez más, para llegar al recinto. Pese a los intentos que hubo por parte de los sectores ambientalistas del oficialismo en la Cámara de Diputados, quedó en evidencia que avanzar en una ley para proteger esos reservorios de agua no es tarea sencilla. La opinión de los gobernadores del Norte Grande y de los sectores económicos involucrados en el avance de la normativa logró frenar el debate hasta nuevo aviso.

Por segunda semana consecutiva, la estrategia del diputado nacional Leonardo Grosso falló. El referente del "ala ambientalista" del Frente de Todos apostó a restringir el debate a un único encuentro entre las tres comisiones que debían abordar la Ley de Humedales. 

Ley de Humedales: en Juntos por el Cambio chocan ambientalistas con los pro-campo

Ley de Humedales: por qué el proyecto está trabado desde hace una década

Su objetivo era que la semana pasada el texto recibiera dictamen y quedara listo para ser llevado al recinto. En esa instancia, el referente del Movimiento Evita apostaba a que su proyecto, que cuenta con el aval de unas 200 organizaciones, se impusiera.

Pero la estrategia falló. Desde la oposición hubo quejas durante el plenario de comisiones. El radical Ricardo Buryaile planteó que era "una irresponsabilidad legislativa tratar esto a libro cerrado y a tontas y a locas". El oficialismo concedió una semana para la firma del dictamen. Grosso puso como fecha límite este jueves a las 10 de la mañana

En la noche del miércoles, mientras se debatía el Presupuesto en comisión, se conoció una nota en la que los jefes de bloque de Juntos por el Cambio, Provincias Unidas y del propio oficialismo. En ella se anunciaba que el plenario se suspendía "con el objeto de escuchar las posiciones de los gobiernos provinciales".

La noticia no cayó bien. Desde el Interbloque Federal, Enrique Estévez y su compañera Graciela Camaño presentaron una nota para plantear que la suspensión no cumple con el reglamento de la Cámara baja. El acuerdo político se debería haber llevado en el marco de la comisión o, en todo caso, no habilitar el quórum del plenario. 

Ambos diputados se enteraron de la suspensión del encuentro a raíz de la prensa y por llamados que recibieron por parte de algunos de los 10 intendentes del Gran Rosario que se preparaban para viajar a la CABA. Ninguno de los jefes de bloque les avisó lo de la suspensión.

Grosso reaccionó con mayor firmeza. "Se impuso el lobby: se pospuso la reunión", tuiteó el diputado. Y agregó: "Después de semanas de trabajar para tener un dictamen de la Ley de Humedales en el día de mañana, recibí un comunicado en el que los distintos presidentes de bloque de Diputados informan la postergación del plenario una semana más".

Versiones encontradas

Ahora bien, ¿qué pasó? Las versiones son encontradas. Desde el Interbloque Federal aseguran que estaban trabajando con diputados del Frente de Todos para introducirle modificaciones al texto de Grosso para sumar consensos

Desde el socialismo reconocieron que los cambios significan un "proyecto muy lejos de lo esperado", pero que aumentan las chances de que se convierta en ley. "Los gobernadores y los sectores productivos fueron escuchados", aseguraron.

Para eso, concedieron introducirle más herramientas a las provincias (y evitar así que se judicialice la medida por no respetar el federalismo). Y atender los reclamos de los sectores productivos involucrados, que van desde la industria inmobiliaria y maderera hasta la minería, agricultura y la ganadería.

Con Rosario envuelta en humo, el socialismo forzó un primer paso para la Ley de Humedales

Inversiones, litio, petróleo y comercio: la gira de 13 gobernadores por Brasil y EE.UU.

Con la nota que presentaron los jefes de bloque, la lectura que hicieron desde el socialismo es que "hay actores que no quieren que haya ley". Y a esto se le sumó que los gobernadores del Norte Grande, que se encontraban de gira por Washington, emitieron un comunicado con advertencias en torno a la letra chica del proyecto.

Desde el Frente de Todos, en cambio, le bajaron el tono a la interferencia de "actores externos", como podrían ser las mineras o la Sociedad Rural, que salieron a criticar fuertemente la medida.

"La jugada fue para proteger a Leo", aseguraron desde la bancada oficialista.

La explicación que dieron es que, en la previa al plenario, la percepción que se registró dentro del bloque era que el oficialismo no tenía las firmas suficientes para avanzar. "La jugada fue para proteger a Leo", aseguraron desde la bancada oficialista.

Desde el Frente de Todos reconocieron que "el plenario fue una señal fuerte; apareció la chance real de que haya dictamen". Ahora, el oficialismo trabaja en un texto que garantice la protección de los humedales y que no perjudique la producción para que llegue a buen puerto. 

Después de 10 años de idas y vueltas, el Frente de Todos se quiere consagrar con la sanción de una Ley de Humedales

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.