OPINIÓN

Las re re: más vale intendencia en mano que gobernación volando

Alrededor de 100 intendentes de la Provincia deberán dejar su cargo en 2023 de no haber modificaciones a ley, entre ellos 28 del radicalismo.

La previa de la reunión perteneció a la comidilla de los ecos de las críticas del embajador argentino en Chile, Rafael Bielsa sobre el ganador de la primera vuelta en las elecciones de ese país. José Antonio Kast, quien fue derrotado por el candidato de la izquierda el último fin de semana, había cosechado la mayor cantidad de votos chilenos y el embajador argentino lo había comparado con Donald Trump y Jair Bolsonaro, lo que mereció un fuerte cuestionamiento del gobierno chileno. Desde la Casa Rosada, también habían intentado desmarcarse de los dichos del representante de nuestro país y ese pase de comedia se convirtió en el tema de ablande para una charla complicada.

La convocatoria fue hecha el día anterior, por el intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela. Las coordenadas: Plataforma de Zoom. 8 de la mañana. Los jefes municipales del PRO y de la UCR intentaban todavía no cargar con el costo político de haber disparado la reforma de la norma de la llamada Ley Vidal, a través de la cual, la ex gobernadora bonaerense, en acuerdo con Sergio Massa, le puso límite a la reelección indefinida de los intendentes.

En el momento en el que la convocatoria llega al chat: Int Pro + Vec 2020 (así se llama) aparece el cartel que en cualquier grupo cae mal: "Sebastián Abella se fue del grupo".

El intendente de Campana está cumpliendo su segundo mandato al frente de su municipio. Además tiene aspiraciones en el PRO a nivel provincial. Más de una vez lo han escuchado quejarse por la continuidad de la presidencia de Jorge Macri al frente del partido en Buenos Aires, mientras asumió un rol en la Ciudad.

Después de la cantidad de chats paralelos que generó la sorpresa por la salida del grupo de Abella arrancaron los saludos formales. Entre ellos a Soledad Martínez, que ya cumplía ahí la función de reemplazo de quien hasta ese momento se desempeñaba como jefe del municipio.

¿Cuál es el primer período que debe tenerse en cuenta para contar los 2 consecutivos permitidos que marca la ley?

Si tenemos en cuenta que la sanción es de 2016: ¿comienza a regir en 2019? ¿los que hoy son intendentes por segunda vez pueden volver en 2023?

Alrededor de 100 intendentes de la Provincia deberán dejar su cargo en 2023 de no haber modificaciones, entre ellos 28 del radicalismo.

Mientras que el discurso público es que el Frente de Todos busca perpetuarse en el poder y que es necesario mostrar que la oposición es distinta, con algo de timidez de parte de algunos, empezó a aflorar la necesidad de debatir, al menos, la interpretación de la ley.

El intendente de La Plata, desde 2015, Julio Garro, insistía con que la ley estaba mal hecha. Que debía volverse atrás y modificarse: "si en definitiva todos pensamos lo mismo", aseguró.

La única mujer presente en la reunión, Soledad Martínez, por Vicente López, lo interrumpió para decirle: "si impulsamos la derogación de esta ley vamos a ser más kirchneristas que el kirchnerismo". Garro no disimuló la molestia en su cara.

Francisco Ratto, intendente de San Antonio de Areco, pidió la palabra para dejar planteada su postura: "la ley está bien hecha y dos mandatos es suficiente. Es necesaria la renovación."

Mientras tanto, otros se animaron a señalar que veían con buenos ojos la reforma, pero que no iban a inmolarse por la causa a través de los medios. Tal fue el caso de Javier Iguacel, intendente de Capitán Sarmiento y ex funcionario del gobierno de Mauricio Macri. La última elección le dio un triunfo histórico al PRO en su localidad. La boleta de concejales de Juntos consiguió el 61,34% y superó así por más de 40 puntos al Frente de Todos: "la verdad es que nos vendría bien un período más pero no voy a salir a pelearla en los medios. Si sale sale y si no no saldrá. No quiero quemarme con esto". 

El jefe comunal de Pinamar, Martín Yeza, también se expresó en el mismo sentido: "me interesa que se modifique, pero ya salí y me mataron. Estoy en el medio de la temporada. No voy a volver a ser vocero de eso".

A todo esto esto, Nestor Grindetti ratificó su postura de no ir por un nuevo mandato en 2023 señalando que ya había designado a su candidato en Lanús: Diego Kravetz.

Los radicales consideran injusto que la ley sea retroactiva, y aseguran que hay hipocresía en la coalición opositora "si todos saben que estuvo mal planteada" se animaban a decir por lo bajo.

Entre ellos Gustavo Posse, quien lleva al frente de San Isidro cinco períodos consecutivos desde el 2003 a la fecha. Quienes no forman parte de sus intendentes aliados aseguran que busca un período más para que uno de sus hijos alcance la edad necesaria para ocupar su lugar. Hasta ahora, su hija, si bien por edad podría acceder, no se entusiasma con la idea.

El convocante al encuentro, Diego Valenzuela, aseguro que "como grupo en reglas generales tenemos que decir que no queremos que vuelvan las reelecciones indefinidas. El planteo lo quiere llevar el peronismo a la Legislatura de la provincia, bueno, nuestro planteo aunque pueda tener matices y observaciones, tiene que ser diferente, tiene que ser de rechazo."

El Gobierno abrió la puerta para la marcha atrás de la ley y algunos decidieron tirarse de cabeza. Otros prefieren diferenciarse. Por el medio van los que se alegran pero dejan a otros que caminen al frente. La iniciativa tendrá un claro impacto sobre la opinión de los bonaerenses, pero para algunos que tienen aspiraciones de liderar la provincia a futuro, más vale intendencia en mano, que gobernación volando.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios