Tras la sequía

La soja se desploma: el efecto en las reservas y qué va a pasar con los precios

Los puntos que impulsaron la baja en la cotización internacional de la oleaginosa: cómo impacta en la liquidación de dólares del principal complejo exportador

Sobre finales de la semana pasada y desde este lunes la cotización de la soja se ubica por debajo de los 500 dólares, en los principales mercados internacionales y, según los analistas, no es probable que se recupere en el corto plazo.

Este fenómeno que ya no tiene que ver con la pérdida de volumen por la sequía, sino directamente frente al decaído precio de comercialización que ya le representa a la Argentina un recorte de u$s 1300 millones de dólares.

Importaciones en pausa: la propuesta del Mercado Central para eliminar el IVA en alimentos

En la línea de tiempo, la depreciación de la oleaginosa sucede "casi por primera vez" porque en octubre de 2022, durante una única sesión, el precio tocó los 499 dólares, describe un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR). 

 diferencia, esta vez, la caída no se detuvo y complica aún más el panorama de liquidación de divisas del agro que ya recortó unos u$s 20.000 millones por la falta de agua que generó la peor campaña de soja desde 1996.

Según indicaron desde la BCR, "son pocos los factores que pueden potencialmente revertir la tendencia decreciente de los precios en el corto plazo".

Si bien, el excelente desempeño brasilero no daba demasiado espacio para que los mejores precios compensen las pérdidas productivas, "el derrumbe de las cotizaciones se convierte en una dura estocada para un país como el nuestro, altamente dependiente de las exportaciones del agro en general y del complejo soja en particular", indicaron los técnicos de la entidad.

Como resultado, a los valores actuales, la liquidación de divisas del principal complejo exportador de la economía argentina evidenciaría una pérdida interanual de u$s 8.000 millones en el ciclo 2022/23, respecto de la anterior campaña 2021/2022.

Los fundamentos de la caída

Entre los fundamentos que sustentan este movimiento de precios Guido D´Angelo, analista económico de la entidad explicó que son múltiples y variados. Entre ellos, destacó la recomposición del nivel de inventarios en Estados Unidos a su nivel más alto en cuatro años y la salida masiva de fondos de inversión posicionados en soja en el mercado de Chicago.

En otras palabras, indicó que los grandes fondos de inversión ven cada vez menos probable una suba de precios de la soja y se encuentran al borde de quedar netamente vendidos por primera vez desde que explotó la pandemia por COVID.

Finalmente, si bien las tensiones geopolíticas en la región del Mar Negro están lejos de darse por zanjadas, la renovación del acuerdo por el corredor seguro para la exportación de granos da aire a las tensiones registradas hasta hace pocas semanas atrás.

"Si bien esta vía de exportación de Ucrania no tiene un gran flujo de soja, la continuidad de embarques da un clima general bajista a los commodities agrícolas, en tanto la guerra de Ucrania por ahora no vuelve a emerger como un elemento alcista para los mercados agrícolas del mundo", agregó D´Angelo.

Temas relacionados
Más noticias de Agro

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés
>

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.