Pandemia

La Ciudad busca eximir de Ingresos Brutos a la gastronomía y los sanatorios

Envió un proyecto de ley para que los restaurantes no tributen durante tres meses y las instituciones de salud con servicios destinados a Covid-19 no lo hagan durante dos meses.

La Ciudad de Buenos Aires envió a la Legislatura porteña dos proyectos de ley para eximir del pago del impuesto a los Ingresos Brutos a los locales gastronómicos y a los sanatorios cuando se trate de servicios de internación por Covid-19.

"Si bien la política económica macro depende del Gobierno Nacional, desde la Ciudad trabajamos en una serie de medidas para aliviar a los sectores más afectados. Por eso, igual que lo hicimos el año pasado, ayer enviamos un proyecto a la Legislatura para eximir de Ingresos Brutos al sector gastronómico y también a los sanatorios, cuyo sistema se vio fuertemente afectado por la pandemia", sostuvo el Ministro de Desarrollo Económico y Producción porteño, José Luis Giusti. 

La medida, que tendría una vigencia de entre dos y tres meses, busca generar un alivio fiscal para ambos sectores ante las nuevas medidas de restricción. En la ciudad existen unos 8000 locales gastronómicos y unos 50 sanatorios.

El Gobierno Nacional ratificó ayer la vigencia de las limitaciones para la actividad de bares y restaurantes. Según la norma vigente los locales gastronómicos deberán cerrar las puertas a 19 y luego solo podrán atender bajo la modalidad take away. Durante el día deberán atender a sus clientes en espacios habilitados al aire libre.

"Las antedichas medidas generan fuertes consecuencias negativas en el sector gastronómico de la Ciudad afectando seriamente su demanda y equilibrio económico en tanto es sabido que el horario nocturno representa un importante porcentaje en la facturación del sector", precisó el Gobierno porteño en el mensaje que acompaña el proyecto de ley.    

En este sentido, sostienen que "resulta necesario tomar medidas de alivio fiscal" orientadas al sector gastronómico y se propone dejar sin efecto la obligación de pago de los anticipos mensuales del Impuesto sobre los Ingresos Brutos por el periodo comprendido entre los meses de mayo y julio del año 2021.

Por otra parte, se envió un proyecto de ley para dejar sin efecto la obligación de pago de los anticipos mensuales del Impuesto sobre los Ingresos Brutos por los periodos de mayo y junio del año 2021 respecto de los contribuyentes que desarrollen la actividad de "Servicios de internación excepto instituciones relacionadas con la salud mental" a fin de generar un alivio fiscal al sector sanitario.

Según precisa el texto, el beneficio establecido alcanza exclusivamente a contribuyentes y/o responsables que cuenten con establecimientos donde se brinde el servicio de internación a pacientes afectados con Covid-19 y por los ingresos provenientes de esta actividad.

La ciudad consideró que debido a la pandemia el sistema de salud "se vio fuertemente afectado debiendo realizar sus máximos esfuerzos" y debió destinar la mayor parte de sus recursos a pacientes con coronavirus, contratar más insumos, nuevo personal y nuevas prestaciones.

"Atento al inminente incremento de casos de COVID-19 (coronavirus), resulta imprescindible colaborar con el sector y brindar alivio fiscal a los contribuyentes que desarrollan dichas actividades para que puedan seguir combatiendo y paliando los efectos adversos de la actual emergencia sanitaria, evitar un deterioro en la calidad de sus prestaciones y la saturación del sistema de atención médica y sanitaria por pacientes afectados por el denominado aludido COVID-19", concluyeron.




Tags relacionados

Compartí tus comentarios