La canasta básica subió otra vez por encima de la inflación y una familia para no ser pobre necesita ya más de $95.000

El dato de abril supone una leve desaceleración respecto de marzo pasado, pero igual es alto y neutraliza medidas como el adelantamiento de la suba del salario mínimo, que no alcanza a ser ni la mitad de lo que se necesita para no caer en la pobreza.

El costo de los productos que integran la canasta básica total (CBT) marcó un incrementó de 6,2% en abril, con lo que una familia integrada tipo debió contar con ingresos por un monto total estimado en $95.260 para no caer debajo de la línea de la pobreza.

En tanto, la canasta básica alimentaria (CBA) sufrió un incremento todavía mayor, de 6,7% en abril, lo que determinó que una familia conformada por dos adultos y dos hijos menores necesitara percibir ingresos por $42.527 para no caer en la indigencia, informó hoy el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

El dato de abril supone una leve desaceleración respecto de marzo pasado, en ambos indicadores: en ese mes, el costo de la canasta básica total registró un aumento de 7% hasta un monto total de $89.690, mientras que la alimentaria había subido 6,5% hasta un monto de $39.862.

El Indec informó la semana pasada que el índice de precios al consumidor (IPC) registró en abril un avance de 6%, con una suba de 5,9% en Alimentos y bebidas no alcohólicas.

Con estos datos, el salario mínimo, aún con aumento y adelantamiento de cuotas mediante, se mantendrá incluso debajo del índice de indigencia.

Cabe recordar que el Gobierno viene de anunciar el adelantamiento de la cuota de aumento del salario mínimo de agosto que, superpuesta con el aumento previsto para junio, representará una suba del 17% del haber de referencia, llevándolo a $45.540. La jubilación mínima, en tanto, aún con un aumento del 15% en junio, deja un haber básico de $37.525.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios