Ajuste en pandemia

La ayuda oficial a empresas en crisis cubrió menos de una quinta parte del salario

Unas 20.000 firmas empleadoras en dificultades accedieron al programa que reemplazó en noviembre pasado al ATP. Hasta abril, y luego de seis rondas, supuso una inversión diez veces menor, comparada con el anterior programa.

En los últimos seis meses, el Gobierno volcó más de $ 19.000 millones para asistir a compañías que se vieron afectadas por la caída y las transformaciones de los hábitos de consumo, o bien perdieron ventas por las restricciones de circulación impuestas para mitigar la segunda ola de coronavirus.

Según surge de los datos del Programa de Recuperación Productiva (Repro II), relanzado en noviembre pasado cuando se decidió cortar el Programa ATP -mucho más ambicioso en alcance y erogación- unas 19.917 empresas de todo el país recibieron ayuda para afrontar el pago de salarios de unos 544.210 trabajadores en relación de dependencia, que representan aproximadamente el 6,7% de la población económicamente activa que el Indec considera asalariados

Siguiendo los números que el gabinete económico llevó el jueves a Olivos para una reunión con el presidente Alberto Fernández, el aporte estatal promedio por trabajador fue de $ 34.912

Si se toma en cuenta que los datos de asignaciones devengadas corresponde a abril, y hasta entonces se había ofrecido ayuda para el pago de salarios de seis meses, el aporte por haber se reduce a $ 5818 mensuales. Equivale al 16% del ingreso medio de los asalariados, de acuerdo a la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) del Indec del cuarto cuatrimestre de 2020. 

Ayuda con sabor a poco

Los datos surgen cuando más voces dentro del oficialismo piden poner freno al ajuste fiscal  y que se vuelque más dinero a los sectores golpeados por la pandemia. El último pronunciamiento llegó el pasado 25 de mayo, con referentes -entre ellos el secretario general de la CGT, Héctor Daer- que pidieron poner "primero la salud, después la deuda", y apuntaron al ministro de Economía, Martín Guzmán, por sentarse encima de la caja del gasto.

El mensaje pareció resonar en la cabeza del presidente, que a las 48 horas convocó a su gabinete económico a Olivos. Ese día, anunció la prórroga del decreto que prohíbe despidos y suspensiones sin justa causa o por fuerza mayor, algo que pareció saber a poco para ameritar la presencia del jefe de Estado en una reunión semanal. No obstante, Fernández avisó que esta semana hará "anuncios para los jóvenes", el segmento poblacional más ajeno a la asistencia social vehiculizada por ANSeS, y con más trabas para acceder al mercado laboral formal. 

Asimismo, el programa ATP -discontinuado a fin del año pasado- fue más ambicioso al ofrecer una asignación compensatoria del salario, créditos a tasa cero para monotributistas y autónomos, préstamos reconvertibles en subsidio, y un sistema de prestaciones por desempleo. En su corta vida, asistió a más de 3 millones de trabajadores en relación de dependencia.

Por trazar una comparación, en sus primeros seis meses de vigencia, el ATP volcó $ 207.000 millones, más de diez veces lo que ahora ha dado el Repro II.

En noviembre y diciembre, el Repro II brindó asistencia a los sectores definidos como "no críticos" y tuvo un alcance moderado mientras todavía estaba en funcionamiento el ATP. En enero, el Repro absorbió la asistencia a sectoresc críticos (gastronomía, turismo, transporte, industrias culturales) y de la salud.

Este martes 1° de junio, el Repro reabrirá la inscripción a través de la página web de la AFIP para empresas, y ahora también para monotributistas y autónomos (incluso independientes sin empleados o con una nómina salarial de hasta 5 trabajadores).


Tags relacionados

Compartí tus comentarios