Lo acusa de negociar con el Gobierno

Juntos por el Cambio: fuerte malestar de Mauricio Macri con Gerardo Morales

Antes de entrar a la reunión de la mesa nacional de la coalición opositora, Morales se apuró en desmentir cualquier contubernio con el FdT. El ex presidente cree que el radicalismo quiere marcarle la cancha al PRO. JxC le cerró la puerta a un acuerdo con Milei

- "¿Cómo voy a arreglar con Sergio Massa, si sé perfectamente cómo es? De ningún modo. Y ¿con Cristina? Mucho menos", dijo Gerardo Morales ante la mesa nacional de Juntos por el Cambio. Justo enfrente tenía sentado a Mauricio Macri, quien le contestó.

- "Está muy bien que aclares, Gerardo. Ahora espero que no empiecen a decir por ahí que yo estuve detrás de una operación contra vos, porque ya ví que se anda diciendo eso", contestó el ex presidente.

- "Otra infamia", se escuchó decir en el lado de la mesa en la que estaba sentado el peronismo republicano. Desde un costado, Mario Negri puso en alerta a los dirigentes reunidos alrededor de la mesa para decirles "detectaron nuestra debilidad, estamos atrapados en proyectos personales y no podemos seguir así", palabras que fueron avaladas por Macri y Morales. 

Y colorín colorado, en la dirigencia de Juntos por el Cambio todos volvieron a quedar como íntimos amigos.


La reunión había empezado con innegable tensión. En el radicalismo existe la convicción de que el PRO, y más precisamente Mauricio Macri, son los que estaban atrás de un trascendido en torno a un acuerdo entre Morales y el Gobierno para aprobar el proyecto de Consejo de la Magistratura que fue redactado con el aval de Cristina Fernández de Kirchner, a cambio de la designación de la diputada santacruceña Roxana Reyes en ese organismo. La maniobra incluiría el desplazamiento de Luis Juez, el senador del PRO por Córdoba que quedó fuera para incluir, en cambio, al camporista Martín Doñate.

Maximiliano Ferraro, Juan Manuel López, Maricel Etchecoin y Andrés de Leo fueron los anfitriones del encuentro  que hoy se hizo en el Instituto Hannah Arendt. Por primera vez, la Coalición Cívica recibió a la mesa nacional de Juntos por el Cambio y aprovechó para agasajarlos con sandwiches de miga, nueces y uvas, un almuerzo frugal sin vino para que nadie se pase de la raya, pero con agua, gaseosas y café.

Los dirigentes fueron llegando a la reunión presencial, algunos con cierto atraso. Martín Lousteau, Ernesto Sanz, Mario Negri, Gerardo Morales y Alfredo Cornejo por el radicalismo. Horacio Rodríguez Larreta, María Eugenia Vidal, Cristian Ritondo, Laura Rodríguez Machado y Federico Angelini por el PRO. Ramón Puerta y Miguel Angel Pichetto por el peronismo republicano. Mauricio Macri y Patricia Bullrich son los que llegaron últimos. La presidenta del PRO porque había llegado a la mañana de un viaje a los Estados Unidos y Mauricio Macri porque se quedó en Acassuso en una reunión que no trascendió a los medios. Luis Naidenoff estuvo ausente con aviso, por la muerte del padre.

Antes de entrar, Morales se apuró en desmentir cualquier contubernio a los periodistas que estaban apostados en la puerta del Hannah Arendt. "Es una mentira total, seguramente es una falsa información que le llegó al periodista (Ricardo Roa, subeditor general del diario Clarín), porque bajo ningún punto de vista negocié, ni el radicalismo negoció ninguna situación que tenga que ver con el Consejo de la Magistratura", dijo. 

Y agregó que "argumentar que yo tuve algún acuerdo parar cambiar en Diputados lo que hicimos en el Senado (apoyar un Consejo con 20 miembros, como propone la Corte), nadie lo puede creer y no tiene que ver con la actitud de la UCR ni la mía como presidente del partido. Hemos trabajado el radicalismo, el PRO, el peronismo republicano, la Coalición Cívica, afirmar que yo apoyé el proyecto de Cristina o cualquier proyecto de 19 miembros es una total mentira y una infamia".

Hay una cierta incomodidad con la ofensiva que encaró Macri en la coalición opositora. Un funcionario de la Ciudad aseguró a El Cronista que es algo de lo que habló más temprano con Rodríguez Larreta, a solas, al concluir la reunión de gabinete porteño en la que quiso participar. 

Trascendió que el ex presidente venía molesto con el radicalismo porque a través de Morales quiere marcarle la cancha al PRO, y nadie del PRO sale a contestar. También Macri coordinó con Bullrich las posiciones a mantener en la reunión, y por eso ambos fueron los últimos en llegar al encuentro, aunque nadie de su entorno quiere dar detalles al respecto.

El caso Milei fue especialmente discutido en la reunión. El comunicado de prensa que entregaron al concluir se aseguró que "hay actores que buscan el quiebre de Juntos por el Cambio, entre ellos Javier Milei, que no forma parte de JxC e intenta quebrar nuestra unidad siendo funcional al oficialismo". "Somos el cambio sin anarquía. Fuimos y somos, hace más de una década, el límite al kirchnerismo que necesita la Argentina y la alternativa de cambio profundo". 

Fuera del texto, coincidieron en conceptualizar a Milei como "una caballo de troya" del kirchnerismo en la oposición. Y contrariamente a lo que puede suponerse, fue el propio Macri el que impulsó la inclusión de ese duro párrafo contra el diputado libertario.

En el documento, la mesa nacional opositora también expresó que "hemos sufrido una operación de envergadura intentando involucrar al gobernador de Jujuy y presidente de la UCR, Gerardo Morales" y "negamos eta falsa información de manera rotunda e insistimos en que el cargo de la minoría en el Senado corresponde a Juntos por el Cambio, al senador Luis Juez". 

Lo concreto es que el ex presidente, en caso de que estuviera en lo cierto, logró despegar a Juntos por el Cambio del Gobierno. Si estaba equivocado, recuperó el protagonismo del PRO en la coalición opositora. "Ratificamos la confianza en Gerardo Morales", coincidieron al salir los dirigentes de los cuatro espacios que integran la mesa nacional. "Reculó", fue el comentario que hizo un dirigente del interior en estricto off the record.



Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios