En el SenadoExclusivo Members

Inversiones: pese al avance de la Ley Bases, por qué no llegarían hasta 2025

A pesar del paso de la Ley Bases con modificaciones al recinto, los inversores miran más elementos, además de la imposición del RIGI. Las elecciones y la sostenbilidad del plan económico, en la mira.

En esta noticia

El Gobierno confía en que, en el mediano plazo, obtendrá la aprobación de la Ley Bases, la que considera que representa un beneficio para todos los argentinos. En ella se incluye un ítem que estuvo rodeado por la polémica en el Senado: el Régimen de Incentivo a las Grandes Inversiones (RIGI).

El RIGI da incentivos para las inversiones de más de 200 millones de dólares a través de una serie de beneficios fiscales y garantías como el acceso al Mercado Libre de Cambios. Sin embargo, sectores empresarios cuestionan que la llegada de inversiones se concrete antes del próximo año. Qué factores influyen en estas decisiones y qué señales esperan.

Wait and see

Desde el sector empresario hay consenso en una postura: "wait and see". Las empresas están esperando a ver cómo se acomoda todo, pero no solo a partir de la posible aprobación de la Ley Bases y ver cómo queda la letra final de la norma, sino que la expectativa también está puesta en que pasa con las elecciones legislativas del año próximo.

El presidente Javier Mieli señaló en múltiples oportunidades que también está con la mira puesta en los comicios de 2025 e indicó que tiene un nuevo paquete de reformas para presentar una vez finalizados los mismos, aunque no dio detalles sobre dichas reformas.

Desde el sector también señalaron que no hay grandes anuncios de inversiones en el corto plazo ya que aguardan a analizar el apoyo legislativo que obtenga el Gobierno el año próximo para ver las cantidades a desembolsar y los marcos regulatorios, los cuales esperan que ofrezcan seguridad en el mediano y largo plazo. Otro de los factores observados son la sostenbilidad del programa económico. 

Una explicación a la atención de los inversores a la solidez política la ofrece el presidente de CAME, Alfredo González, quien consideró que en Argentina, los descalabros macroeconómicos han afectado la credibilidad para los inversores externos. El rol que jugaron los defaults de nuestro país es más que relevante. Para esto, consideró esencial el avance de la Ley Bases, aunque sostuvo que las trabas en las negociaciones se pueden interpretar como gestos de debilidad.

Desde la Cámara Argentina de Empresas Mineras (CAEM) respaldaron el RIGI y su impacto en el empleo y los proveedores. Sin embargo, cuestionaron la posibilidad de que se modifique la Ley de Inversiones Mineras. La queja de CAEM surge luego de que se incluyera en el paquete fiscal la modificación del tope que pueden cobrar las provincias a las regalías mineras y lo llevara del 3 al 5%.

"Frente a la propuesta difundida de modificar la Ley 24.196 de Inversiones Mineras, desde la Cámara Argentina de Empresas Mineras advertimos que una suba en el porcentaje de las regalías es un contrasentido y supone un retroceso en el camino hasta aquí transitado con el propósito de generar condiciones de mayor competitividad para el país", señalaron desde la entidad empresaria.

"Debe entenderse que, aún con los beneficios del RIGI, apenas se lograría equiparar las condiciones que ofrecen nuestros países vecinos, en condiciones de mayor estabilidad", agregaron.

Otras fuentes del sector minero abonaron a esta hipótesis y señalaron que el RIGI no sería la piedra angular del desarrollo de inversiones mineras, en un contexto de depresión de algunas ramas en términos de demanda. Otro de los puntos que señalaron fueron las particularidades de cada rama minera: mientras que en sectores como el litio, están más sujetas al acceso al mercado de cambios y a los precios internacionales, el margen para grandes inversiones y el acceso a maquinaria impactaría más en el cobre.

"No es claro que haya mucha gran inversión de más de 200 millones de dólares esperando en otros sectores que no sean minero o hidrocarburífero, esos son los dos sectores a los que apuntan los grandes inversiones. Esto no alienta la inversión en general", señaló el director de EPyCA consultores, Martín Kalos, quien agregó que si bien los beneficios son abultados para las grandes inversiones, estas también miran la solidez política, a los clientes y además la viabilidad de la norma.

"Una de las cosas que miran es si se van a poder apropiar las ganancias, y ahí el cepo es la cuestión. Hoy no hay dolares en Argentina para girar al extranjero, no importa el precio", agregó el economista.

Clima de inversiones

El RIGI, que está orientado, aunque no lo detalla, a inversiones orientadas en los hidrocarburos y la minería, no son los grandes empleadores del sector privado, aunque sí movilizan múltiples proveedores. La minería, por ejemplo, emplea a 40 mil trabajadores, mientras que la industria manufacturera emplea cerca de 1,2 millones de personas.

"La pregunta es por qué no darle esa previsibilidad a inversiones de 50 millones de dólares que pueden darse en otros sectores y también requieren esa previsibilidad", cuestionó Kalos sobre el cepo y agregó: "Hay un corte arbitrario, a todo o nada".

"Hay sectores como el alimenticio o el automotriz que quizás con pequeñas inversiones, de 10 millones a 50 millones de dólares hacen la actualización de los sistemas con los que hoy ya trabajan y producen", agregó Kalos quien señaló que la eliminación del cepo facilita cualquier operatoria de comercio exterior y dijo: "El tema es si implica una devaluación, por eso depende de cómo, cuándo y a cuánto".

Las inversiones, entre otros factores, analizan a quienes le venden. "Las industrias que se orientan al mercado interno hoy funcionan al 50 0 60% de su capacidad. Si prevén que va a aumentar la demanda, eso lo cubren volviendo a activar las máquinas que quedaron paradas y tomando a los trabajadores suspendidos, no necesitan invertir grandes fortunas", dijo Kalos.

En un sentido similar, González señaló que las inversiones locales necesitan garantías internas y externas. Si bien destacó las reformas laborales, consideró que son un paso para avanzar. Además, subrayó la necesidad del acompañamiento político para generar políticas productivas porque sino se paralizan decisiones.

Desde el sector farmacéutico también señalaron que las inversiones de menores montos, como las que realiza el sector, no están contempladas, y agregaron otro factor que puede servir para dinamizar: el crédito, que en Argentina se mantienen en mínimos. "Más que una ley, hay que construir un país, una moneda, crédito, normalizar el comercio exterior", dijeron.

Para estos sectores, la recuperación del mercado interno es esencial antes de considerar nuevas inversiones.

Temas relacionados
Más noticias de inversiones

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.
  • HL

    Hernan Llanos

    04/06/24

    Por supuesto que sera asi..
    Losinversores extrangeros y sobretodo los inversores nacionales y argentino vamos a esperar hasta fin de 2025 cuando se logre sacar a toda la casta infiltrada de Peronistas - Kischneristas del congreso para poder tener un pais libre donde se pueda invertir sin los curros, coimas y negociados peronistas.
    Al menos yo y muchos otros argentinos con los que hable invertiremos nuestras pequeñas fortunas en dolares despues de la desaparicion de los peronistas.

    Mientras aun estemos con la resaca Kischnerista enquistada en ministerios, gobiernos provinciales y la justicia corrupta sumisa al kischnerismo no se podra invertir con seguridad en Argentina.

    HAY QUE BORRARLOS DE LA HISTORIA NEFASTA DEL PASADO ARGENTINO, LOS PERONISTAS SOLO SIRVEN PARA SU PROPOSITO, NUNCA PARA EL PUEBLO O EL PAIS TODO.

    Responder