Internas

Milei seduce con la tecno política a los CEO mientras la vieja política erosiona su gobierno por dentro

Previo a su paso por El Salvador, el Presidente se mostró optimista ante los líderes de empresas tecnológicas en EE.UU. por la llegada de inversiones. No obstante, el clima de éxtasis se contrasta con la crisis en el gabinete y el escándalo de reparto de alimentos en Buenos Aires

En esta noticia

En las últimas horas el presidente Javier Milei empezó a debatir internamente su perfil de gobierno acechado por la estrategia de la tecno política que buscó imponer en su viaje a Estados Unidos versus las viejas maniobras de la vieja política tradicional que explotaron en Buenos Aires con cambios de gabinete, denuncias internas de espionaje y renuncias de funcionarios en medio de casos de corrupción.

Milei mantuvo en San Francisco una intensa agenda de reuniones con los CEOs de las grandes empresas tecnológicas bajo el objetivo de convertir a la Argentina en la Silicon Valley criolla con la promesa de eventuales inversiones millonarias. Se mostró efusivo y optimista.

El Presidente quedó extasiado tras sus encuentros con Elon Musk; el CEO de Meta, Mark Zuckerberg; Sam Altman, CEO de Open AI, la empresa creadora de Chat GPT; la charla extensa que tuvo con jefe de Google, Sundar Pichai y con el director Ejecutivo de Apple, Timothy Cook, entre otros.


Polo tecnológico en Argentina

"Empezamos a discutir las oportunidades que ofrece la Inteligencia Artificial para impulsar el desarrollo tecnológico en Argentina. Este encuentro subraya el compromiso del gobierno argentino en avanzar hacia una mayor integración y desarrollo tecnológico en el país", subrayó la oficina de prensa de la Casa Rosada en un abierto optimismo contagiado por Milei desde Estados Unidos.

En el Gobierno subrayan que "es el momento propicio" para el desarrollo de un polo tecnológico en la Argentina ya que las grandes compañías tecnológicas cuentan con miles de millones de dólares para realizar inversiones en distintas partes del mundo y hay una cuestión de geopolítica por la fuerte alianza con Estados Unidos que se mezcla en todo esto: la puja de empresas norteamericanas que buscan que el mundo tenga una menor dependencia de China.

Un informe interno del Gobierno tras las reuniones de Milei con los grandes de las tecnológicas revela que la Argentina tendría ventajas para desplegar su Silicon Valley por varios puntos: la geocalización, los husos horarios compartidos, la cercanía cultural con Estados Unidos y Europa, su posición líder en la región en "data science", una población con dominio de idioma inglés, profesionales al tope del ranking en ingeniería de Sistemas y Sistemas Operativos ("Global Skills Index") y los "polos o clústeres de servicios basados en conocimiento" que tienen presencia en 19 de las 24 provincias, en mayor medida, en Buenos Aires y Córdoba.

Además, en el Gobierno potencian la idea de un gobierno sustentado en la "tecno política" porque Milei tiene una llegada importante en redes sociales y se ha convertido en una suerte de líder para los CEOs que rara vez se entusiasman con una figura de la política.

En la Casa Rosada aseguran también que Argentina tiene una posición de liderazgo en el desarrollo de estas tecnologías como lo demuestra la existencia de más de 10 unicornios (empresas valuadas en más de 1.000 millones de dólares), como son los casos emblemáticos de Mercado Libre, Globant o Despegar.

Entusiasmo puro de Milei que estuvo acompañado por la secretaria general de la Presidencia, Karina Milei, el ministro de Economía, Luis Caputo, el embajador argentino en Estados Unidos, Gerardo Werthein y el asesor Demien Reidel junto a Mat Travizano. 

Según informó el Gobierno, en el encuentro con el líder de Facebook se abordaron "temas cruciales" como la implementación de tecnologías avanzadas, el impulso de la inteligencia artificial y la creación de un hub tecnológico en Argentina. Milei le mostró a Zuckerberg la importancia de la desregulación para fomentar la innovación y el crecimiento económico, subrayando que un entorno favorable para las empresas tecnológicas es esencial para el progreso del país.

Milei se mostró confiado en que el modelo libertario que está imponiendo en la Argentina será apto para inversiones millonarios y para desplegar el Silicon Valley criollo. Pero el Presidente tiene un dilema casi existencial en el ejercicio de poder.

Cambios de Gabinete y renuncias

El problema para la Argentina es que la otra cara del gobierno de Milei es la que explotó en Buenos Aires esta semana con cambios de Gabinete, denuncias cruzadas de espionaje interno a funcionarios, nuevas renuncias, el desmanejo con presuntos hechos de corrupción en la política social y un dictamen de Ley Bases que se apresta a llevar al recinto del Senado aunque el oficialismo aún no sabe si contará con el número para poder aprobarlo.

En lo que va del gobierno de Milei un total de 33 funcionarios dejaron sus cargos en las distintas estructuras del Poder Ejecutivo. Las salidas del ex jefe de Gabinete, Nicolás Posse, el jefe de la AFI, Silvestre Sivori y el ex secretario de Niñez, Adolescencia y Familia, Pablo de la Torre, se sumaron a esta extensa lista que marca el ritmo de más de un cambio de funcionario por semana, si se tiene en cuenta la cantidad de bajas que se produjeron en comparación con la cantidad de días que lleva Milei en la Casa Rosada.

¿Podrá Milei seguir manteniendo un relato de seguridad jurídica y atracción a las inversiones en el exterior cuando su Gobierno se desgrana todas las semanas con la salida de un funcionario en medio de la polémica?

Lo más traumático de la salida de Posse fue el trasfondo: la denuncia interna de eventual espionaje a funcionarios que habría incurrido el ex jefe de Gabinete, incluida Karina Milei. No es casual que el despido de Posse haya arrasado también al jefe de la Agencia de Inteligencia con la promesa de Milei de reformular toda el área. 

Además, hay críticas al ex jefe de la AFI por mezclar en una misma oficina a las direcciones de Inteligencia Militar, de Seguridad y de la AFI. Si se comprueba esto habría una violación grave a la ley de seguridad interior. Los fisgones de la vieja política y los sótanos del poder vuelven a asomar en la Argentina. Y el caso de espionaje podría calar en una denuncia penal promovida desde el mismo gobierno o la oposición.

La llegada de Guillermo Francos a la jefatura de Gabinete promete darle un aire de renovación, dialogismo, apertura y consenso al gobierno. El nuevo jefe de Gabinete ya empezó a desplegar ese estilo y busca impregnarlo al resto del gabinete. No será tarea sencilla para un gobierno que desde el Presidente para abajo estaba acostumbrado al estilo confrontativo, el hermetismo y la falta de diálogo.

Polémica por los alimentos y el gas

La polémica por los alimentos y una nueva baja en el ministerio de Capital Humano de Sandra Pettovello es otra muestra de la crisis que atraviesa el Gobierno. Milei calificó a Pettovello como "la mejor ministra".

Sin embargo, en el medio quedan muchas dudas de la eficiencia real de la ministra de Capital Humano que mostró al menos tres versiones sobre el manejo de 6000 toneladas de alimentos para sectores vulnerables. 

El 30 de mayo el portavoz Manuel Adorni dijo que los alimentos no se entregaban porque había "comedores truchos". Casi un mes después la ministra Pettovello destacó que los alimentos se guardaban en galpones porque estaban destinados a "catástrofes y emergencias". Pero el jueves pasado eyectó a De la Torre porque no entregaba los alimentos y ordenó al Ejército repartir la comida que no vencía.

Ahora aparecieron cerca de 100 contratos truchos en Capital Humano por más de 600.000 pesos mensuales cada uno. Pettovello acusa al saliente De la Torre.

Pettovello también admitió que en los galpones de Tafí Viejo, en Tucumán, y Villa Martelli, en Vicente López, había comida próxima a vencerse y, por ello ordenó su reparto inmediato con el Ejército. La decisión llegó horas después de que Juan Grabois denunciara que el ministerio tenía 300 mil kilos de leche en polvo sin repartir a comedores que vencen en julio. 

Allegados a De la Torre dijeron a El Cronista que el ahora exsecretario de la Niñez hace un mes le presentó a Pettovello un detallado informe donde la alertaba de los alimentos con vencimientos, plazos de entrega y comedores truchos. Pero la ministra no deparó en ello y postergó todo hasta que la crisis le explotó en las manos. Las manías de la vieja política o la ineptitud del Estado parecerían regresar a la Casa Rosada.

La crisis del faltante de gas expuso también otra arista de improvisación y desprolijidades en la Casa Rosada. El Gobierno transitó por 48 horas críticas por la falta de abastecimiento de gas aunque resta normalizar los usuarios "interrumpibles".

La falta de reacción del Gobierno pudo haber llevado a un desastre en las industrias argentinas y la merma del frio ayudó a que no se profundice el problema. 

Al final, la diplomacia y los buenos oficios del gobierno de Lula da Silva en Brasil salvaron al gobierno de Milei de una catástrofe mayor. Las negociaciones a último momento de la canciller Diana Mondino con su par brasileño Mauro Vieira lograron cerrar el acuerdo para un envío inmediato de un buque de GNL de Petrobrás y la decisión del gobierno de Lula de resignar parte del gas que compra a Bolivia para redirigirlo a la Argentina.

Temas relacionados
Más noticias de Argentina

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.