Lo que viene

Impuestos, precios, paritarias y tarifas: los puntos clave que atacará Massa tras devaluar

El Gobierno anticipa negociaciones con empresas por la inflación y promete beneficios impositivos. Se sentará con sindicatos y petroleras, y tiene en la mira a las tarifas

En esta noticia

El día después de las PASO el Gobierno decidió lo que resistió durante casi cuatro años: una devaluación abrupta del peso contra el dólar oficial, a $ 350 -suba de un 22% diario en el tipo de cambio-, en línea con el atraso que había documentado el Fondo Monetario Internacional (FMI) hasta diciembre de 2022. Este nuevo tipo de cambio quedará fijo hasta el 30 de octubre, tras las elecciones generales.

Según dicen fuentes cercanas a la negociación, hasta hace unos días los técnicos del organismo estaban pidiendo un aumento del dólar del 60% y un déficit primario fiscal equivalente a 1,5% del Producto Interno Bruto (PIB), metas que fueron rechazadas por el equipo económico. El desembolso del FMI será en la semana del 23 de agosto por entre 7500 y 8000 millones de dólares.

"No estaba preacordada la devaluación, lo dispusimos al ver las primeras reacciones del mercado a los resultados de las elecciones, con una baja de los bonos del 15% temprano", narró una fuente oficial.

El Gobierno dice que la devaluación se terminó de definir en la mañana de este lunes

La medida tendrá múltiples efectos; alcanza a la inflación, los precios de los alimentos, los combustibles, las tarifas, los subsidios y el comercio exterior, entre otros.

Efectos del dólar en los precios, el comercio y las tarifas

En los despachos del Ministerio de Economía comentaban ayer que el traslado a precios (pass through) de la devaluación "podría ser mejor controlado" si logran contener la brecha cambiaria.

"Aspiramos a que el pass through sea más bajo que en otras ocasiones", describen en el quinto piso de Hacienda, y cuentan que la reducción del déficit primario fiscal por la reciente suba del impuesto PAIS contribuye a ese objetivo, a la vez de disminuir el financiamiento monetario del Banco Central (BCRA) al Tesoro.

En los pasillos del Palacio de Hacienda confían que los altos márgenes empresariales operarán para que la suba del dólar no se traslade por completo a precios, sino más bien marginalmente

Si bien en el Gobierno saben del peligro de que la inflación alcance los dos dígitos mensuales entre agosto y septiembre y la idea "no es descabellada", confían en que no va a suceder porque la situación fiscal irá equilibrándose hasta noviembre, operará la suba de las tasas de interés (al 9,8% efectiva mensual) para incentivar los depósitos en pesos y ahuyentar la toma de créditos para hacerse de dólares.

Además, creen que desaparecerán los "factores inerciales", por lo que se ilusionan con una baja consistente de la inflación después del salto inicial.

Precios Justos y combustibles

Las grandes empresas de consumo masivo esperaban para estos días la comunicación de la Secretaría de Comercio sobre la nueva pauta de aumentos mediante el programa Precios Justos. Antes de la devaluación, los precios de los alimentos corrieron en la segunda semana de agosto al 2,2%, promediaron en las últimas cuatro semanas una suba del 7,2% y acumularon 8,7% punta a punta, según los números de LCG.

El poder de negociación del Gobierno menguó, pero desde este mismo martes abrirán la discusión con las compañías para alcanzar un acuerdo; fuentes oficiales sí aseguran que los costos de las firmas no crecieron un 22%, a la par de la suba del dólar. Para los nuevos Precios Justos, el Estado nacional pondrá a disposición una postergación del anticipo de impuestos (como Ganancias) y darán financiamiento del BCRA a insumos importados con una tasa ajustable al tipo de cambio.

También se encarará una negociación con las petroleras para programar los próximos incrementos de los combustibles, cuyos precios se basan en el petróleo crudo, commodity dolarizado.

Flavia Royon tendrá que negociar con las petroleras los aumentos de combustibles y evaluar subas de tarifas para compensar el impacto de la devaluación en la cuenta de subsidios a la energía

Y la Secretaría de Energía analizará el impacto de la devaluación en los costos de la electricidad y el gas para mantener la meta de bajar los subsidios, por lo que cabe esperar aumentos adicionales en las tarifas de luz a los hogares de altos ingresos (Nivel 1 de la segmentación) y grandes industrias y comercios.

La duda es si en este contexto de derrota expectante del peronismo en la previa a octubre habrá una suba para la clase media, que el FMI propicia.

Paritarias, bonos y suma fija para trabajadores

Desde el lado de los ingresos, en Economía cuentan que garantizan las "paritarias libres" y buscarán atacar los altos márgenes brutos empresariales; allí ven que muchos empresarios con acceso al Mercado Único y Libre de Cambios (MULC) aprovecharon en estos años la brecha cambiaria para mejorar su rentabilidad.

El equipo económico de Sergio Massa avalará indexación de los sueldos en el sector privado, pues creen que este ajuste no tiene que bajar el salario real

Según un documento oficial, desde la Secretaría de Política Económica identificaron que los márgenes crecieron del 25% sobre el Índice de Precios al Consumidor (IPC) en 2017 al 46% en 2023.

"Este ajuste macroeconómico no necesita una baja de los salarios reales. Las paritarias van a seguir y queremos anticipar la discusión con sindicatos para los bonos y la suma fija. Hay una tendencia que avalamos en materia de indexación de los sueldos en el sector privado", explica el Gobierno.

En el comercio exterior, otro efecto claro, y buscado, es equilibrar la balanza comercial. En el primer semestre de 2023, el déficit del saldo entre compras y ventas acumuló u$s 4387 millones, según informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Exportaciones e importaciones

A partir de ahora, las exportaciones tendrán un tipo de cambio de mayor competitividad para compensar el impacto de la sequía; asimismo, quienes retengan divisas ahora poseen un incentivo oficial a liquidarlas. El Gobierno estima que grandes empresas, sobre todo del agro, retienen unos u$s 3100 millones.

El nuevo dólar oficial a $ 350 es incluso mayor que los $ 340 que se pagaba en el "dólar agro" que sumó al maíz en las últimas semanas, y que ya alcanzó el objetivo de liquidaciones por 2000 millones de dólares.

Las importaciones, en cambio, se desacelerarán, y habrá un incentivo para desarmar stocks en vez de acumularlos.

Con todo, este lunes el BCRA pudo comprar en el MULC u$s 220 millones.

Temas relacionados
Más noticias de dólar

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.
  • JMEE

    Jose Maria ESPINOSA ESPINOSA

    15/08/23

    SON UNAS RATAS CRONISTA PUTOCIONAL!

    0
    0
    Responder