Acceso a divisas

Importaciones: cómo avanzaron los pagos con dólar oficial y las limitaciones de la deuda no declarada

Unas 2600 mipymes accedieron al MULC en la última semana para cancelar saldos pendientes en el exterior. El efecto en las reservas del BCRA y los obstáculos para normalizar el flujo

El Banco Central de la República Argentina (BCRA) dio a conocer los primeros resultados que arrojó el mecanismo de acceso a dólares que habilitó 10 días atrás para descongestionar la deuda por importaciones y que alcanza al 80% de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (MiPyMEs) que se registraron en el Padrón que generó la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

De las 10.000 MiPyMEs que pueden acceder al Mercado Libre de Cambios (MLC) para cancelar deuda en el exterior, 2600 lo hicieron desde que entró en vigencia esta facilidad, el 13 de febrero, informó el BCRA.

En esta primera etapa, las firmas que reconocieron deuda por hasta u$s 500.000 a través de la Declaración Jurada de Deuda por Importaciones (DJDI) disponen de un máximo temporal de hasta u$s 50.000; luego, a partir del 10 de marzo próximo podrán acceder por un adicional de u$s 100.000 y desde el 10 de abril se liberarán los dólares necesarios para el saldo remanente.

Sobre la presión que comenzó a ejercer el pago escalonado de deuda comercial sobre las reservas, el Central destacó que entre las más de 2600 MiPyMEs demandaron un total de u$s 80 millones, mientras que se espera la erogación de u$s 1200 millones.

"Los primeros días fueron de consulta y de cotejar documentación", señalaron a El Cronista desde una entidad bancaria y explicaron que las últimas 72 horas las operaciones "encontraron un ritmo" lo que genera expectativa de mayor movimiento hacia adelante

Según los datos oficiales relevados por la entidad monetaria, la deuda que se generó por este concepto alcanzó los u$s 53.365 millones al cierre del tercer trimestre de 2023, lo que marcó un salto interanual de 29.7%.

Al incorporar a este stock la diferencia entre lo importado y lo pagado en el mercado de cambios hasta el 12 de diciembre, la "deuda vieja" de importadores habría alcanzado un total de u$s 57.800 millones a esa fecha, lo que equivale a un incremento del stock por u$s 16.700 millones a lo largo de 2023.

Sin embardo en la información registrada en las DJDIs los saldos pendientes sumaron u$s 42.600 millones, al inicio de la actual Administración dado que u$s 8.500 millones fueron declarados como deudas canceladas sin necesidad de acceder al mercado oficial de cambios, vía CCL.

"Considerando que la deuda comercial de importadores normalmente oscila en torno a los u$s 29.100 millones (promedio para 2017-2021), entonces resulta que el stock adeudado que excede al monto habitual ronda los u$s 13.500 millones", destacó el último informe de MAP.

Hasta ahora, a través de los dos mecanismos disponibles, el Bopreal y el acceso escalonado al MULC para mipymes, el BCRA estaría en condiciones de dar respuesta a 10.000 y 1.200 millones de deuda, respectivamente; sin embargo, aún queda un amplío stock por saldar.

Normalización y limitaciones

En ese sentido, desde el Centro de Despachantes de Aduana, señalaron que los pagos se están autorizando con normalidad y reconocieron el trabajo de las distintas entidades para entablar la paridad con el dólar sobre compromisos en distintas monedas.

Entre las dificultades, los asesores detectaron que muchas empresas cometieron "errores involuntarios" en la declaración jurada lo que se vuelve un problema a la hora de solicitar acceso al MULC ya que "se debe girar de acuerdo a lo incluido en el padrón de deuda".

"Por el momento nada se puede hacer para subsanarlo porque el padrón está cerrado y no admite rectificación", aseguran, aunque recomiendan a sus clientes hacer el reclamo a AFIP para que quede registrado.

Otro foco de consultas es el mecanismo de pago anticipado de importaciones con dólares propios -vía MULC- que quedó deshabilitado en la Comunicación 7917. "La única alternativa es pedir autorización vía SEDI y efectuar el pago desde una cuenta registrada en el exterior", aclaró Yanina Lojo, consultora en comercio internacional.

En estos casos, si las empresas acceden al mercado financiero para hacer giros al exterior, quedan alcanzadas por el parking que se aplica al operar en dos mercados en simultáneo. "Sólo han quedado exceptuadas las operaciones que se hacen en el mercado secundario con bopreales que se han adquirido en licitación primaria", indicó.

Estas tres situaciones que se suman a la calendarización de pagos en 4 cuotas para las importaciones actuales son las principales limitantes que hoy destacan los importadores, como una barrera para normalizar el flujo de operaciones. 

Temas relacionados
Más noticias de Importaciones

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.