Guzmán prometió que no habrá atraso cambiario y que el dólar seguirá el ritmo de la inflación

El ministro de Economía así lo afirmó en su visita Entre Ríos, donde discutió con el gobernador Bordet la situación de default en la que entró la provincia. Y marcó la cancha para que otros distritos posterguen vencimientos con quitas sustanciales. 

El ministro de Economía, Martín Guzmán, descartó este jueves que la Argentina pueda atravesar un atraso en el tipo de cambio oficial durante el 2021 y aseguró que la cotización del dólar seguirá el ritmo de la inflación, que el año pasado terminó trepando en diciembre por encima del 4% y coronó una suba del 36%, según privados.

Desde Paraná, la capital de Entre Ríos, adonde llegó para ver al gobernador Gustavo Bordet con el objetivo de discutir la estrategia que seguirá la provincia ante el juicio iniciado por un grupo de bonistas que no ofrecieron la oferta de reestructuración de la deuda provincial -lo cual sumió a la provincia en default- el titular del Palacio de Hacienda dio algunas pistas sobre la política cambiaria a seguir en 2021.

FMI: Argentina necesita un plan equilibrado para restaurar la confianza

Guzmán afirmó que el Gobierno "apunta a darle estabilidad al tipo de cambio real", y "que el dólar y la inflación vayan de la mano es un objetivo definido para fines del 2021",  de modo que el tipo de cambio real "sea similar a fines de 2021 del que fue a fines de 2020". 

El ministro también rechazó las proyecciones de las consultoras privadas que ubican la inflación proyectada para el año en torno al 50%, y aseguró que desde el Gobierno atacarán la escalada de precios "con una estrategia macroeconómica" que combina metas cambiarias, la política fiscal y monetaria y la política tarifaria, que definió como "uno de los precios clave de la economía".

 

Provincias al borde del default

Consultado sobre la situación financiera de la provincia de Entre Ríos, Guzmán evocó que "la crisis de 2018 volvió las deudas en dólares impagables, y el mundo así lo entendió", por lo que "la Nación logró reestructurar su deuda obteniendo un alivio sustancial de los pagos programados en dólares, y las provincias tienen que entender que hay una única caja en dólares para todo el país", en referencia al Mercado Único Libre de Cambios (MULC).

Guzmán marcó la cancha para ocho provincias que tienen vencimientos próximos y esta semana fueron convocadas al Palacio de Hacienda para adecuar las negociaciones con sus tenedores de bonos sin complicar las reservas líquidas del país, ni la negociación en curso con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Tras una queja oficial, Bolsonaro confirmó que la compra de trigo argentino está "garantizada"

El ministro dijo que "las provincias tienen que lograr una coordinación armónica y respetar los lineamientos de sosteniblidad", y destacó el caso de Entre Ríos, que a su juicio "presentó una propuesta totalmente sensata, alineada con los preceptos de sostenibilidad, y hay incluso acreedores que estuvieron comprando estos bonos hasta hace muy poco, muy por debajo de su valor nominal, y hoy exigen pagos que no están alineados con lo que se puede pagar".

Guzmán también elevó el caso de Chaco o Buenos Aires como ejemplos claros de lo que su cartera pretende. "Hay que buscar defender los intereses y buscar una reestructuración que deje la deuda en una situación sostenible para que a futuro no suceda lo mismo", agregó. No mencionó a otras provincias complicadas en sus negociaciones, como Jujuy, La Rioja, Salta y Tierra del Fuego.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios